Internacional

IGLESIA

Piñera y Bergoglio se reunieron con el trasfondo de las denuncias por abusos en la Iglesia

El presidente chileno, Sebastian Piñera, se reunió el sábado con el papa con el trasfondo de las denuncias y escándalos por abusos sexuales de la Iglesia.

Lunes 15 de octubre de 2018 | 10:45

Con los escándalos de abuso sexual por parte de miembros de la Iglesia católica de fondo, el presidente chileno Piñera se reunió el sábado con el el papa Francisco en el Vaticano. Para graficar el nivel de la crisis en la institución eclesiástica, el encuentro tuvo lugar el mismo día en que dos obispos chilenos fueron expulsados por las denuncias de abuso. Piñera, dispuesto a tenderle una mano a Bergoglio, llamó a un "renacimiento espiritual".

Mientras miles de personas a nivel mundial comienzan a cuestionar profundamente las prácticas autoritarias y de encubrimiento de abusos sexuales por parte de la Iglesia en el último periodo, distintos gobiernos y la “Santa Sede” del Vaticano, intentan limpiar su imagen a como dé lugar.

El apoyo decidido demostrado por del Presidente de Chile a Bergoglio da cuenta de esto. Además Piñera necesita a la iglesia de su lado, y como una mediación fuerte, no cada vez debilitada, como se encuentra en este momento.

Además de las denuncias por abusos, la Iglesia chilena ha venido siendo la avanzada, junto a la derecha política, de la reacción frente a las luchas de los movimientos sociales que se han desarrollado en el último periodo: el derecho al aborto legal de las mujeres o el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Te puede interesar: En medio de una de las mayores crisis de la Iglesia

Por otra parte, Piñera no se queda atrás. A pesar de que en un momentos de álgida movilización -como lo fue el movimiento de mujeres en mayo de este año- intentó responder con una “agenda de género” o teniendo un discurso de “velar por los derechos de la comunidad”, ha sido él y su Gobierno de la mano de la Iglesia, quienes han sido fervientes opositores a leyes como la despenalización del aborto o la ley de identidad de género, entre otras.

De la reunión que llevaron a cabo, los medios de prensa destacaron que Piñera puso al centro la docena de casos de abuso que atraviesan Chile y que han llevado a expulsiones por parte del mismo Bergoglio, como lo sucedido hace casi un mes con el exvicario de la solidaridad Cristián Precht, declarando: “Compartimos la esperanza de que la Iglesia pueda vivir un verdadero renacimiento y recuperar el cariño, cercanía del pueblo de Dios y pueda seguir jugando el importante rol que juega la Iglesia en nuestro país”.

Sin embargo, estos discursos pacifistas del Gobierno y la Iglesia no son más que demagogia, en donde se observa la desesperación del Gobierno por “consolidar” su imagen política, luego de subir en la aprobación tras el conflicto de La Haya.

Si bien Chile se define como un país donde la Iglesia está separada del Estado, sobran los ejemplos que dan cuenta de lo contrario. La moral conservadora de la Iglesia en las instituciones educativas, no ha permitido el desarrollo de una educación sexual integral, entre otras cosas.

Te puede interesar: ¿Qué significa la separación de la Iglesia y el Estado?







Temas relacionados

Iglesia   /    Karadima   /    Chile   /    Sebastián Piñera   /    Abusos sexuales   /    Jorge Bergoglio   /    Papa Francisco   /    Iglesia Católica   /    Aborto   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO