Política Chile

NIÑEZ

Piñera busca aumentar cárcel para menores de edad y baja el presupuesto de ayuda a la Niñez

A propósito de la propuesta de reforma al sistema procesal de la niñez de Piñera, vale la pena preguntarse: ¿Debemos naturalizar que la juventud que deserte del sistema sea justamente la juventud más pobre de la sociedad?

Sábado 9 de junio

El Gobierno de Sebastián Piñera en el marco del plan de austeridad -decreto firmado por el Ministro de Hacienda Felipe Larraín-, ha generado que los reajustes de presupuestos en los servicios públicos se reduzcan, como Fonasa que tendrá un recorte de 115.600 millones, Salud bajó su presupuesto en 126.303 millones de pesos, el SENAME se redujo en 3.900 millones de pesos el presupuesto, además incluyendo que 5.650 millones de pesos menos tendrá la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji) y también una reducción de 5.702 millones de pesos en el presupuesto de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb).

El impacto de este plan de austeridad del Gobierno, está siendo cuestionado, ya que, para modernizar las policías, fortalecer los sistemas de inteligencia, reformar la ley antiterrorista, vale decir, para sus instituciones represivas, se maximizan los recursos, mientras carabineros vulnera a niños y niñas mapuche (a propósito de la fuerte denuncia realizada por organizaciones de la infancia y el Instituto Nacional de Derechos Humanos, donde la justicia rechazó el amparo presentado a favor de 4 niños mapuche que fueron obligados por carabineros a desnudarse)

La muerte del Cabo Oscar Galindo, (en donde ese mismo día en operativo un carro policial atropella a joven artísta callejero, que no fue considerado duelo nacional),
ha sido utilizada por parte del Gobierno de Piñera no solo para legitimar la corrupta institución de Carabineros de Chile, sino también para buscar endurecer las penas para jóvenes mediante una reforma a la ley de responsabilidad penal adolescente, la que permitirá que puedan intervenir la reincidencia, eliminar capacidad del juez de bajar en un grado la pena, aumentar la actual cantidad de 10 años como máximo de privación de libertad, entre otras medidas.

Al respecto una abogada de la defensoría de la niñez señala que el aumento de las penas a jóvenes por parte del Gobierno no estarían cumplimiento las normativas internacionales de derechos humanos. La Socióloga Lucia Dammert en medios señaló “lo que dice Piñera “es un populismo punitivo”, ya que no existen estudios que demuestren que aumentando los niveles de castigo vaya a disminuir el ingreso de jóvenes al sistema de justicia penal".

Entonces, ¿es responsabilidad de muchos jóvenes estar presos por ser pobre? ¿Por caer en los círculos de la marginalidad? ¿Por nacer en una familia que estructuralmente mantiene a sectores populares en la exclusión social? ¿No es responsable el Estado de asegurar el bien estar integral de jóvenes, velar por su protección, su salud y educación? ¿Cuidar a niños, niñas y jóvenes se resolverá con políticas que fortalezcan las instituciones represivas con sistemas carcelarios?

Las miserias que reproduce en las relaciones sociales, la sociedad capitalista, evidencia no solo las condiciones socioeconómica paupérrimas de vida de las familias trabajadoras, con la explotación laboral, opresiones como el subcontrato que afectan mayoritariamente a mujeres trabajadoras, y con una juventud endeudada por estudiar, sino también en sostener instituciones que buscan castigar y criminalizar a la juventud más precarizada.

La encarcelación de jóvenes, encerrándolos por haber nacido en la pobreza, evidencia al SENAME, como una institución castigadora con métodos criminalizadores que no garantizan el bienestar que merecen la niñez y la juventud.

Una política que apunte realmente por el desarrollo de la niñez, deberá ser radicalmente opuesta al actual SENAME, por medio de la creación de residencias y redes de hogares estatales, administrado por funcionarios y profesionales, técnicos de educación, docentes, especialistas y trabajadores de la salud, para crear un nuevo servicio público de carácter nacional, financiado totalmente por el Estado que asegure la protección, educación, alimentación y salud de la niñez , absolutamente alejado de la Policía de Investigaciones, Carabineros y Gendarmeria de Chile, y las instituciones de justicia penal que encarcelan al pobre y exculpan a políticos defensores del empresariado y los capitalistas.






Temas relacionados

Recortes   /   Sename   /   Política Chile   /   Sebastián Piñera   /   Derechos de la Niñez y la Juventud   /   Educación

Comentarios

DEJAR COMENTARIO