Cultura

MURALISMO

Piero Ojeda: "Me siento muy cómodo en el surrealismo"

Entrevistamos a Piero David Ojeda, quien pintó el pasado sábado en vivo en la casa cultural Mayo Francés en Morón. Volverá con una exposición propia en septiembre.

Nicolás Gerola

estudiante del ISFD nº 45

Firu Barraza

Estudiante de Trabajo Social | Juventud PTS

Miércoles 10 de agosto de 2016 | Edición del día

¿Qué te llevó a pintar murales?

Pinto murales desde el año 2000 masomenos. Al principio, siempre fueron trabajos, no fueron propios murales; hasta que pinte la pared de Pappo, Luca y Spinetta en el mural del rock en homenaje del rock nacional que está en Morón sur. Fue también por el vasco de los Chevy Rocket, una banda que me acerco mucho al ambiente. Le habían tapado el mural a Pappo y se me prendió una campanita. Sobraba pared y pinté a Luca y a Spinetta que para mí son referentes del rock nacional. Después se sumó Cerati y la gente me pide al bocha Sokol.

¿Qué materiales usas?

Uso acrílico cuando pinto en vivo porque se seca rápido, no queda fresco. Otra clase de pintura demora un poco más.

¿Qué influencias tenés?

No soy muy consumidor de arte, pero sí amigos como Marcelo Mosquera, quien vi pintar en un festival de blues de Sandra Vásquez y León Gieco, o Liniers Siri, Diego Parpaglione...

¿Hoy en día te bancás como artista?

Sí. Laburo de artista, pintando murales y encargos de retratos, tapas para cds, etc. Costó mucho no depender de otro laburo, fue una lucha constante.

¿Qué te inspira?

Trato de pintar sensaciones humanas, pero sin que sea tan explícito, que se sienta, eso lo que quiero lograr con los murales, los cuadros. Me siento muy cómodo en el surrealismo. Cosas que uno ve las noticias, injusticias, bronca, eso que te genera de alguna manera lo tenés que escupir. Me baso mucho en fotografías aunque últimamente recurro a la imaginación, cuando me falta algún elemento busco, investigo.

Lo que me gusta del arte es que me termino sorprendiendo a mí mismo; la idea va cambiando todo el tiempo, se va mezclando , transformando, y termina siendo algo que quedó mejor que lo que tenías en la cabeza.

Respecto al mural de los buitres, ¿lo hiciste cuando fue la votación en el Senado?

Los buitres los pinté una semana antes que hagan el acuerdo con los fondos, metido en esa serie; jugando un poco a lo que puede pasar, o lo que quiero que pase.

Además de murales, ¿pintaste calles o aledaños?

Sí. De hecho después del mural del rock, pinté la mano que es una anamorfosis, donde también está pintado el piso; da la sensación desde una perspectiva que estás dentro del dibujo y no aislado. En el 2013 la mano me llevó 20 días, es un laburo muy complejo esto de la anamorfosis.

¿Qué vínculo creés que hay entre el arte y la política?

Todo; en realidad, el arte es una expresión donde entra todo, es muy general, asique la política es algo fundamental en el arte porque justamente el arte es el medio de expresión donde uno puede decir lo que quiere y mayormente las broncas y todo lo que uno puede llegar a escupir seguramente va a ser político.

¿Se puede decir que el arte es una herramienta de lucha?

Totalmente.

¿Hay un código en la calle para pintar?

Sí, de hecho el mural del rock está hace 3 años rodeado de paredes, los murales están intactos, lleno de graffitis por todos lados menos ahí.

En el momento de expresarte, ¿te pones límites?

Hay trabajos propios y públicos; con los murales me pongo límites, los voy procesando, no voy al choque al pintar algo, veo si está bien lo que estoy haciendo, si puede molestar. De hecho El Tigre me costó mucho tiempo decidirme a pintarlo, porque pasa una chica sexy y tenía miedo de recibir alguna clase de crítica por eso lado, pero asumí el riesgo pensando que a la gente le va a gustar.

¿Y tu relación con el humor?

Yo antes hacía humor gráfico, salían publicados en varios diarios. Las pinturas tienen un poco la ironía del humor, es una manera de mezclar, pero es algo que me gustaba hacer; tratar de tirar humor en una viñeta, tratar de hacer algo sin usar letras, sin palabras, las que no dicen nada. No tenés que leer pero dejan mensaje.

La pintura de los 12 apóstoles...

Está basado en una fotografía de la última cena donde estaban comiendo asado. Recuerdo cuando no se podía comprar carne y están las vacas gigantes atrás de Mc Donald´s mientras que ellos comían pollo, que era lo más barato. Se llama "El último pollo", fue un poco esa idea mezclada, la idea del asado estaba.

Piero Ojeda expuso este sábado pasado en el local del PTS, "Casa cultural Mayo Francés" y en septiembre hará un exposición propia junto a bandas acústicas.







Temas relacionados

Arte Gráfico   /    surrealismo   /    Mural   /    Morón   /    Provincia de Buenos Aires   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO