Sociedad

UN MILLONARIO QUE TOMA TIERRAS

Piden la anulación de la compra fraudulenta del Lago Escondido por parte de Joe Lewis

El historiador Olmos Gaona presentó un escrito a la Procuración del Tesoro, en el que detalla la historia de estafas con las que el magnate se quedó con un espejo de agua nacional.

Lunes 16 de noviembre | 13:19

El historiador Alejandro Olmos Gaona, presentó un escrito a la Procuración del Tesoro para solicitar que se declare nula la compra fraudulenta del Lago Escondido, por parte del magnate británico, amigo de Macri, Joe Lewis.

“Vengo a solicitar que la Procuración adopte las medidas legales respecto a la compra fraudulenta de dos estancias en zonas de frontera de la provincia de Río Negro, por parte de la Sociedad Hidden Lake, controlada por capitales británicos, y que desde 1996 usurpa una propiedad pública como es el Lago Escondido”, sostiene el documento, según publicó Tiempo Argentino.

Te puede interesar: "Los extranjeros que toman tierra"

El escrito de Olmos Gaona presenta los siguientes argumentos para fundamentar su petición: “Tenemos que la adquisición de las tierras por parte de personas extranjeras que se hizo en infracción a normas específicas que tutelan la Defensa Nacional de nuestro país; que los terrenos adquiridos en esas condiciones comprenden toda la circunferencia de un bien de dominio público; que las personas extranjeras propietarias de las tierras, ya sea por acción o por omisión, impidieron a lo largo de estos años que los ciudadanos argentinos ingresaran y, por consiguiente, disfrutaran del bien de dominio público nacional sometido al control subrepticio -aunque con la anuencia de autoridades nacionales- de ciudadanos extranjeros”.

Compra fraudulenta

“El 19 de junio del año 1996, el Dr. Lisandro Allende, solicitó en su carácter de Presidente de H.R. Properties Buenos Aires S.A. la autorización para la adquisición de tierras a la Comisión Nacional de Zonas de Seguridad”.

Según el historiador, “tal solicitud obtuvo dictamen favorable de la Subdirectora y el Director de la Unidad de Proyectos de Radicación” en tiempo récord. El fundamento para el visto bueno fue que “la peticionante era una persona jurídica argentina, con un Presidente argentino, siendo autorizada finalmente por el Presidente de la Comisión Nacional de Zonas de Seguridad”.

Sin embargo, si bien el pedido de tierras fue encabezado por una empresa “argentina”, el 5 de mayo, Properties Buenos Aires S.A. se había convertido en Hidden Lake S.A. “cuyas 11.999 acciones estaban en poder de una sociedad británica denominada Lago Corp. Representada por Alfredo Rovira y Charles Barrington Lewis con 1 acción, quien es ciudadano inglés”, el hijo de Joe Lewis.

“Esta sociedad con nombre distinto realizó la escritura de la propiedad a su favor, inscribiéndola en el Registro de la Propiedad de Río Negro, y donde se consigna que la misma se encuentra en zona de seguridad de fronteras. Es decir se autorizó a una sociedad y se inscribió a nombre de otra”, resume Olmos Gaona.

Así, “se celebró una escritura en clara infracción a las disposiciones del Decreto Ley 15.385/44, ratificado por la Ley 12.913, ya que la norma citada creó en todo el territorio argentino zonas de seguridad destinadas a reforzar las previsiones territoriales de la Defensa Nacional, que corresponden a espacios geográficos que presentan un valor estratégico para la defensa de la integridad territorial de la Nación”.

Se apropiaron del lago

Por otra parte, Olmos Gaona indicó que “a la maniobra de la empresa británica, cabe sumar todo lo ocurrido respecto al lago Escondido, que es un bien de dominio público nacional, pero para cuyo acceso, es indispensable transitar por la propiedad privada adquirida en fraude al Estado”.

Leé también: Amenazas y golpes en Río Negro para defender a Joe Lewis

Uno de los jueces de la Cámara Federal dijo que “conforme se desprende de las recientes intervenciones del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Río Negro en la materia, el propietario de las tierras pesquisadas habría omitido proveer una servidumbre de paso que asegurara el acceso público al lago patagónico, lo que motivó una sentencia del STJ rionegrino ‘orientado a revertir la imposibilidad práctica de los ciudadanos argentinos de acceder a ese bien de dominio público’”.

La Procuración del Tesoro actualmente está a cargo de Carlos Zanini. Su antecesor durante el anterior Gobierno, el procurador del Tesoro Carlos Balbín, intentó impulsar la invalidación de la venta del lago a Lewis, pero fue apartado de su cargo y volvió a ser camarista en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Capital Federal. En la Procuración quedó entonces otro amigo del expresidente, Bernardo Saravia Frías, quien –según Olmos Gaona– “paralizó cualquier decisión en ese sentido”.

Hay tomas y tomas...

Los distintos gobiernos han sido cómplices de las tomas de tierras por parte de millonarios, que se quedan con las hectáreas que quieren mediante todo tipo de maniobra fraudulenta, como ejemplifica el caso de Lewis. La población de la región se ha movilizado más de una vez en contra de la apropiación del Lago Escondido. En la última protesta, las fuerzas policiales reprimieron para defender al magnate y amenazaron a un manifestante detenido con que iba a “morir por hipotermia”.

Las topadoras, las represiones y las campañas de demonización es la forma en que el Estado responde a la lucha por tierra de los sectores más empobrecidos, como hizo en el caso de Guernica. Pero … hay tomas y tomas. Lewis es apenas un ejemplo de cómo el Estado despoja y reprime a los que casi nada tienen, mientras avala la entrega de recursos y el saqueo en favor de unos pocos usurpadores.







Temas relacionados

Lago Escondido   /    Toma de tierras   /    Joe Lewis   /    Alejandro Olmos   /    Fraude   /    Empresarios   /    Corrupción   /    Río Negro   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO