Política

CORRUPCIÓN

Piden embargo de los bienes de Florencia y Máximo Kirchner

Los fiscales federales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques solicitaron el embargo preventivo de los bienes del patrimonio de los hijos de la expresidenta.

Miércoles 30 de noviembre | Edición del día

Los fiscales federales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques solicitaron ayer el embargo preventivo de los bienes del patrimonio de Florencia y Máximo Kirchner. Lo hicieron en el marco de la causa Hotesur SA.

Se trata de bienes que fueron cedidos por la expresidenta Cristina Fernández y surgen de la sucesión de Néstor Kirchner. También se pidió el embargo sobre el único terreno fiscal que le queda a CFK, terreno cedido a Lázaro Báez, pero que nunca se inscribió dicha titularidad.

Por las causas judiciales, y tras el embargo trabado por el juez Claudio Bonadio en la causa del dólar futuro, la expresidenta dio a conocer que todos sus bienes habían sido cedidos a Máximo y Florencia Kirchner. Esto provocó una denuncia por parte de la diputada Margarita Stolbizer, por "insolvencia fraudulenta". La ex candidata presidencial de Progresistas viene siendo una de las principales figuras que acompaña los ataques de parte de la Justicia contra figuras del anterior Gobierno.

En ese marco, los fiscales Pollicita y Mahiques pidieron ahora el embargo preventivo del patrimonio de Máximo y Florencia de 16 inmuebles, un automóvil declarado por el contador Víctor Manzanares por $ 153.615 y de tres participaciones societarias por $ 13.723.686. Las tres empresas (Hotesur, Los Sauces SA y CoMa SA) son investigadas en diferentes causas por la Justicia.

El embargo se solicitó como medida preventiva en la investigación sobre maniobras de "lavado de activos" en la causa Hotesur y por el origen de los fondos con los que se adquirieron dichos bienes, mencionando también los vínculos comerciales con Lázaro Báez.

Ahora será el juez Julián Ercolini quien deberá resolver si quedan embargados o no esos bienes.

​Pollicita y Mahiques indican en el escrito que hay "sólidos indicadores que demuestran la intención de las personas investigadas de diluir el voluminosos patrimonio que registran en pos de que no pueda ser tutelado por la justicia". Afirman también que el embargo preventivo es la mejor medida para "resguardar los valores que eventualmente podrían ser decomisados".

Los fiscales detallaron que Cristina Kirchner no sólo cedió la parte de la herencia que le correspondía por los bienes gananciales adquiridos por Néstor Kirchner, sino que les cedió "la totalidad de los bienes gananciales inscriptos a su nombre, sobre los cuales únicamente sus hijos deberían haber heredado el 50 %". Significa que todo su patrimonio (dinero, acciones, inmuebles y automotores) es propiedad de sus hijos.

El dictamen de los fiscales indica que la Unidad de Información Financiera (UIF) había pedido la inhibición total de los bienes incluidos en la sucesión de Néstor Kirchner "ya que el patrimonio del ex mandatario se encontraba sospechado de haberse incrementado fraudulentamente". Además, señalaron que los bienes que Cristina cedió a sus hijos y que eran de la titularidad de su marido "son materia de investigación judicial respecto al origen de los fondos con que se adquirieron".

¿Quiénes son los fiscales?

El fiscal Gerardo Pollicita alcanzó notoriedad por ser un firme de defensor de las acusaciones sostenidas en su momento por el fallecido fiscal Alberto Nisman. Más tarde, por denunciar a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, a quien imputó el 13 de febrero de 2016, junto a otros funcionarios de su gobierno.

Pollicita ingresó a trabajar en los Tribunales en 1979, en dos juzgados federales. Se desempeñó como auxiliar letrado en el Juzgado Penal Nº 7 de Morón, provincia de Buenos Aires, participando en las investigaciones tras el copamiento del cuartel de La Tablada; y más tarde como secretario del tribunal en la Cámara Federal de la ciudad de San Martín. En 1993 fue nombrado fiscal federal.

En el 2007 integró la Comisión de Seguridad del Club Boca Juniors, durante la presidencia de Mauricio Macri. Más tarde integró la Comisión Electoral del club como socio designado por la Comisión Directiva. En ese cargo coincidió con otro hincha de Boca, el fiscal federal Carlos Stornelli. En los 90 fue acusado por el CELS y Memoria Activa de "cajonear" la citación de los imputados en el juicio por encubrimiento al atentado a la AMIA en 1994.

Ignacio Mahiques, con una corta carrera aún en la Justicia, “promete”. Es un joven fiscal federal de 31 años, que desembarcó en con su cargo en la localidad de Victoria, Entre Ríos, pero que sin embargo se desempeñó como fiscal de instrucción en Capital porque el cargo no estaba creado. El “gran paso” dentro del Poder Judicial lo dio en mayo de este año a pedido del titular de la Fiscalía Nº11 en lo Criminal y Correccional Federal, Gerardo Pollicita, quien solicitó a la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, que colabore en la investigación de la causa conocida como “Hotesur”, en la que se investiga a la expresidenta.

Dentro de los pasillos judiciales, el apellido Mahiques es parte de la llamada "familia judicial". Ignacio es hijo de Carlos Mahiques, exministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, quien renunció hace pocos meses al cargo en que lo designó María Eugenia Vidal.




Temas relacionados

Florencia Kirchner   /    Lázaro Báez   /    Hotesur   /    Máximo Kirchner   /    Claudio Bonadio   /    Corrupción   /    Cristina Fernández de Kirchner   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO