Política

ANÁLISIS//ELECCIONES

Pichetto vice: una apuesta a la polarización electoral y un mensaje al gran empresariado

La integración de parte del peronismo a Cambiemos intenta dar un mensaje de previsibilidad en relación al futuro gobierno para los llamados mercados. Alternativa Federal queda más que debilitado.

Eduardo Castilla

@castillaeduardo

Martes 11 de junio | 17:59

Mauricio Macri decidió apostar hasta el final por la polarización electoral. Así debe leerse en primer lugar la decisión de colocar como candidato a vicepresidente a Miguel Ángel Pichetto.

Te puede interesar: Urgente: Miguel Ángel Pichetto será candidato a vice de Macri

Al tiempo que sigue hundiendo al espacio que se llamaba Alternativa Federal, la movida política se propone como una opción “amigable” hacia el universo de los gobernadores peronistas. Lo que alguna vez fue presentado como la ancha avenida del medio se angosta cada vez más, semejando un callejón.

En estos tres años y medio de gobierno de Cambiemos, Pichetto actuó como vocero y negociador de los mandatarios provinciales. Fue el encargado de enlazar y unir voluntades para llevarlas al Congreso y convertirlas en ley. El peronismo “dador de gobernabilidad” -como fue bautizado- encontró en él su rostro y su muñeca a la hora de negociar recursos, espacios y leyes.

La decisión aparece como una movida complementaria, casi en espejo, a aquella llevada a cabo por Cristina Kirchner al designar a Alberto Fernández como su candidato presidencial.

Este martes Miguel Ángel Pichetto informó que entre los primeros en enterarse de su decisión había estado Juan Schiaretti. El gobernador cordobés, hasta ayer nomás, era el “armador” de Alternativa Federal.

Claramente la designación de Pichetto busca atraer a los gobernadores peronistas que no pretenden cerrar filas con el kirchnerismo -el mismo Schiaretti y Urtubey- al tiempo que tender un puente con quienes ya lo hicieron. Si esto no se logra, tal vez sea posible sintonizar con una parte de sus votantes que rechaza la figura de Cristina Kirchner.

Pero esta decisión es también un mensaje a futuro, más allá de las urnas. La fórmula Macri-Pichetto pretende dar una señal de estabilidad a futuro, hacia el gran capital financiero internacional y el FMI.

Durante la conferencia que ofreció en el Senado nacional, Pichetto enfatizó que su proyecto es el de un “capitalismo moderno”. En la misma sintonía, al criticar la situación de Venezuela, ratificó el alineamiento sin fisuras con la Casa Blanca y Donald Trump.

Los llamados mercados parecen haber captado el mensaje. Durante la hora siguiente el Riesgo País bajó un 9 % al tiempo que subían las acciones y el índice Merval.

El kirchnerismo eligió a un hombre de Clarín para mostrar moderación y atraer al peronismo federal, además de dar una señal a los llamados mercados. Macri responde con la misma moneda. Propone unir electoralmente lo que fue la mecánica de poder de estos casi cuatro años.

Te puede interesar: #AlbertoAlGobiernoChristineAlPoder

El anuncio de este martes vuelve a ratificar lo que parece una ley de hierro de la política argentina: en momentos de crisis social, el peronismo está llamado a ser el partido del orden. La (muy relativa) "novedad" radica en que, en este caso, irá a las urnas dividido entre dos armados, uno oficialista, otro opositor.

Comulgan, sin embargo, en lo fundamental del programa económico. En una u otra fórmula, la tutela que ejerce el FMI no estará en discusión. Eso, más allá de la vías que adopte, se traducirá en nuevos ajustes contra las condiciones de vida de las mayorías populares.







Temas relacionados

#PASO2019   /    Elecciones 2019   /    Cambiemos   /    Miguel Ángel Pichetto   /    Mauricio Macri   /    Elecciones   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO