Internacional

BRASIL - PRIVATIZACIONES

Petrobras: Temer entrega ilegalmente áreas del Pré-sal

Temer anuncia la venta del megacampo de Carcará, de Petrobras, por fuera del marco legal vigente. Un nuevo gesto de entrega de los recursos nacionales del gobierno golpista.

Leandro Lanfredi

Trabajador petrolero | Rio de Janeiro

Sábado 30 de julio | Edición del día

La venta del megacampo de Carcará a precio regalado es ilegal. Petrobras no puede deshacerse de este campo de Pré-sal mientras el Proyecto de Ley 122 de Serra (PSDB), acordado con Dilma y Renan Calheiros (PMDB) en el Senado, no haya sido sancionado definitivamente. Un entreguismo golpista que no respeta la ley.

Cumpliendo las promesas entreguistas, entre otras realizadas antes del golpe, Temer inició la entrega de los campos de Pre-sal. Una entrega doblemente criminal: por el precio casi de remate con el que se vende el campo de Carcará a la compañía noruega de petróleo Statoil y porque la ley vigente no permite que Petrobras se deshaga plenamente del Pré-sal.

Petrobras se deshace de su participación del 65% del campo de Carcará en el área de Pré-Sal por el irrisorio valor de US$ 2,5 mil millones. Este megacampo, con reservas estimadas entre 700 millones a 1,2 mil millones de barriles, tiene un valor, como mínimo, de 28,6 mil millones de dólares si consideramos el menor valor estimado de reservas y los deprimidos precios actuales (US$ 41,24 el barril de Brent en Nueva York). Es decir, teniendo en cuenta la participación de Petrobras, el bajo precio (con tendencia al alta en el mediano plazo), el valor de los activos debería calcularse entre 18,7 mil millones a 32,2 mil millones de dólares. El valor pagado es 9 a 11 veces menor que el estimado a precio corriente. Un entreguismo desvergonzado.

La venta en partes de Petrobras, planeada durante el gobierno de Dilma como parte del plan de desinversión bajo la dirección de Foster y luego Bendine, es también ilegal. Según la ley vigente (12.352 de 22/12/2010), foco de crítica de todos golpistas, Petrobras es la operadora exclusiva de la región y está obligada a tener al menos el 30% de participación en cualquier campo.

Serra logró sancionar, con el acuerdo de Dilma y Renan Calheiros, una ley que "exime" a Petrobras de contar con el 30%. El Proyecto de Ley 122 de Serra revoca la participación obligatoria de la estatal Petrobras (en el modelo de exploración de asociación público-privada) en la explotación del petróleo en el área marítima conocida como el Pré-sal. Pero esta ley aún no se ha promulgado. Fue aprobada en comisión de la Cámara de Diputados pero no en el plenario ni sancionada por Temer.

El entreguismo del gobierno actual no reconoce los límites que le impone la ley.
La entrega ilegal de esta área del Pré-Sal se da días después del anuncio de la venta del 51% del control de BR Distribuidora, que cuenta con la mayor red de puestos de distribución del país, y la enorme presión de los medios y sectores golpistas para acelerar las medidas anunciadas de ajuste, mientras el gobierno de Temer conserve relativa estabilidad.

Para enfrentar la privatización de Petrobras, la entrega del Pré-sal y la amenaza de entrega de los fondos sociales (FGTS) a bancos como Bradesco o Santander, los ataques a las leyes laborales y las restricciones a la izquierda en la llamada reforma política en curso, es necesario pasar de las palabras a los hechos.

Las centrales sindicales y sindicatos anunciaron jornadas de movilización que deben ser construidas a partir de asambleas de base y paros activos. Hasta el momento esta no es la orientación adoptada por los sindicatos del país, dirigidos especialmente por la CUT. Sin poner en movimiento las fuerzas de la clase trabajadora junto a la juventud y los estudiantes que ocuparon las escuelas en defensa de la educación, el movimiento de mujeres que salió a las calles durante los últimos años para hacer escuchar su voz y los movimientos sociales, no enfrentaremos a los golpistas ni derrotaremos los planes de entrega y ataque a los derechos laborales y sociales que Dilma inició bajo su gobierno y Temer intenta profundizar.




Temas relacionados

Michel Temer   /    José Serra   /    Dilma Rousseff   /    Petrobras   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO