Cultura

ANIVERSARIO

Peter Green y su legado del blues británico

Hoy cumple 69 años, Peter Green, quien es sin duda uno de los mejores representantes del Blues británico. Definido por el propio B.B. King como “Él tiene el tono más dulce que jamás he oído, él era el único que me dio los sudores fríos”.

Fanny Moreno

Docente - Suteba La Matanza @fannymatanza

Jueves 29 de octubre de 2015 | 18:37

Peter Greenbaum, uno de los mejores músicos del blues rock, nació el 29 de octubre de 1946 en un barrio obrero del este de Londres. Bethnal Green, al Este de Londres, al norte del río Támesis.

Guitarrista, compositor de canciones de éxito, fundador del famoso grupo musical Fleetwood Mac, alcanzó y definió la cima en 1969, el año en que la banda, vendió más discos que los Beatles y los Rolling juntos.

Sus inicios profesionales en la música datan de 1964, tras tocar con varios grupos semiprofesionales como The Muskrats y The Tridents, aunque su primera gran oportunidad se dio en 1965, cuando fue llamado por John Mayall (precursor del Blues británico), para reemplazar a su guitarrista en los Bluesbreakers,. Éste se había alejado por un par de fechas, era ni más ni menos que Eric Clapton. Con la partida final de Clapton de los Bluesbreakers, el puesto le quedó finalmente al jóven Green, en el que incluyó dos de sus propias composiciones, "De la Misma Manera" y "The Supernatural", este último fue su primer instrumental.

https://youtu.be/YoasUjXBkm8

En 1967 Green abandonó Bluesbrakers para crear Fleetwood Mac, uno de los grupos más relevantes de su época.

En un plazo increíblemente corto, de algo más de dos años, el grupo -bajo el firme liderazgo de Green- produjo uno de los legados más perdurables e influyentes de toda la historia del rock, con las composiciones del guitarrista alejándose más y más del blues tipo Chicago de sus comienzos y adentrándose -tanto lírica como musicalmente- en un terreno más exótico y "progresivo", con una alineación que incluía tres guitarristas (Green, Jeremy Spencer y Danny Kirwan), Peter compuso una serie de clásicos inolvidables, como el instrumental “Albatros” , el sensacional “Oh well” o este “Black Magic Woman” , que luego lo desarrolló Santana.

https://youtu.be/0yq-Fw7C26Y

El comportamiento de Green sufrió un cambio dramático; él, que "solía ser impetuoso y arrogante, se convirtió de pronto en pasivo y retraído". Durante una gira por Europa y tras un concierto en Munich, Alemania, tuvo un empacho de LSD. En sus propias palabras “tuvo un viaje y nunca regreso”, El abuso de LSD y la sobreexposición de la fama pudo contribuir al diagnóstico de su enfermedad: esquizofrenia. Empezó a odiar la fama, y declaró al dinero como “maldito” y dándose a la caridad. Abandonó Fleetwood Mac en 1970. Pasó un tiempo en hospitales psiquiátricos y estuvo preso por amenazar con un arma a su contador por traerle un cheque de sus trabajos anteriores, según algunas fuentes.

Grabó un extremadamente experimental álbum The End ok the Game (El fin del Juego, 1970), su primer álbum en solitario, su estilo es un cambio radical de su trabajo anterior.

Urgido por sus amigos para continuar tocando, resurgió a finales de la década de 1970 y principios de la de 1980 con una serie de álbumes que incluyen In the Skies, Little Dreamer y White Sky. Aunque de calidad irregular, éstos discos contenían guiños del inigualable estilo del blues de Green.

En 1990 vio el retorno de Green en la forma de Peter Green Splinter Group con la asistencia de colegas. Esta formación publicó nueve discos entre 1997 y 2003.
Precisamente en 2004 Green fue incluido en el número 38 de la lista de los 100 guitarristas más grandes de todos los tiempos, publicada por la revista Rolling Stone.







Temas relacionados

Blues   /    Música   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO