Cultura

97º ANIVERSARIO

Pesadilla: una novela sobre los pogromos en la Semana Trágica

Es considerado uno de los grandes relatos sobre la Semana Trágica. El autor fue Pinie Wald, un obrero y periodista judío nacido en Polonia. Fue militante de "Avangar”, organización socialdemócrata judía. Acusado de presidir un soviet en Argentina. Padeció la tortura y fue testigo de pogromos en el barrio de Once.

Martin Espinoza

@martinespi05

Lunes 11 de enero de 2016 | Edición del día

«Aparecieron dos policías montados; al caballo de uno de ellos, estaba atado con una larga cuerda un judío, que se arrastraba por el empedrado dejando tras de sí un ancho y rojo rastro sobre las piedras. Se podían escuchar sus últimos quejidos moribundo…»

Así describe Pinie Wald en su libro Pesadilla, en forma cruda, una de las tantas escenas llenas de crueldad de los acontecimientos que conmovieron Buenos Aires en la denominada Semana Trágica de 1919, bajo el gobierno radical de Hipólito Yrigoyen. Sí, ocurrió en Buenos Aires. Cuando las clases dominantes se ensañaron con los explotados y demostraron que están dispuestas a llevar adelante los crímenes más aberrantes en pos de defender su poder. Una historia criminal que la burguesía repetirá a lo largo del Siglo XX, como pasó en los bombardeos a la Plaza de Mayo en el ’55 o en el golpe genocida del ‘76.

El contundente relato de Pinie Wald se refiere a un momento particular de aquella semana que fue del 7 al 14 de enero de 1919, y que comenzará con la huelga y la represión en los talleres metalúrgicos Vasena en el barrio porteño de Pompeya, y desembocará en una huelga general que sacude el país y transforma a las calles de la capital en un campo de batalla con cientos de muertos. Wald fue testigo y víctima de lo que comienza desarrollarse a partir del 10 de enero, cuando las direcciones del movimiento obrero negocian con el gobierno el levantamiento de la huelga. Una historia poco contada y descrita por documentos y libros de y sobre la época. Son los pogromos o “cazas” de judíos proletarios que se desatan en las calles porteñas, principalmente en el barrio de Once. El blanco son esos obreros judíos que integran la joven clase trabajadora en nuestro país, de origen inmigrante y que hicieron propias las ideas anarquistas y socialistas, impactados por la Revolución Rusa de 1917 dirigida por el Partido Bolchevique de Lenin y Trotsky que abre un ascenso de la lucha de clases a nivel internacional. La represión se ensañará especialmente con ellos y tendrá un fuerte carácter antisemita. Son los días en que las bandas de ultraderecha que tendrán su máxima expresión en el nacimiento de la Liga Patriótica, actuarán custodiadas por la policía para saquear casas y locales partidarios de los judíos proletarios. Son los “niños bien” que salieron a la caza del "ruso comunista" o de los maximalistas (denominación que recibían los simpatizantes con la Revolución Rusa). Pinie Wald es detenido y acusado de encabezar una insurrección que pretende instaurar supuestamente una República Soviética en Argentina y América del Sur. El oligárquico diario La Nación publica una foto del presunto “conspirador”. Pero lo cierto es que, más allá de lo absurdo de las acusaciones, las clases dominantes temerosas buscan crear un clima social que justifique tamaña represión contra la lucha de la clase obrera en ascenso. Cuenta Wald que bajo “los gritos de ‘¡Muerte a los judíos!’ ‘¡Muerte a los extranjeros maximalistas!’, celebraban orgías y actuaban de una manera refinada, sádica, torturando de una manera refinada, sádica, torturando a los transeúntes. He aquí que detienen a un judío y, después de los primeros golpes, de su boca mana sangre en abundancia. En esta situación, le ordenan cantar el Himno Nacional. No puede hacerlo y lo matan en el mismo lugar”.

¿Quién era Pinie Wald?

Pinie Wald

Pinie Wald había nacido en Tomaschov, Polonia, en 1886 y falleció en Buenos Aires en 1966. Se casó con Rosa Wainstein y tuvieron dos hijas (Eva y Flora Margarita) y cuatro nietos. Llegó a la Argentina en 1906, como parte de la primera corriente inmigratoria obrera judía, trabajó en fábricas y luego como periodista. Organizó centros culturales y escuelas laicas en su comunidad. Era militante del Bund (movimiento socialista judío) desde muy joven en Europa, y en Argentina se organizó en “Avangard”, vinculado al Partido Socialista Argentino.

En una entrevista realizada para el periódico del PTS, La Verdad Obrera, el director del documental Un pogrom en Buenos Aires, Herman Szwarcbart, cuenta que en la cárcel a Pinie Wald “le preguntan cuál es su religión y contesta: ‘Socialismo’. Esa era su ‘religión’. El hablaba idish y creía en una identidad judía a través de la lengua y de ciertas tradiciones, pero no a través de la cuestión religiosa. Entonces él no quería ir a hablar con Yrigoyen, cuando sí fue el rabino del Templo de la calle Libertad que tenía ideas más conservadoras, con lo cual las reacciones fueron distintas. Y cuando Wald sale de la cárcel emite un comunicado, después de haber sido torturado, de haber sido perseguido, después de haber sido el local de su partido incendiado. Aún así, los tipos emiten un comunicado que dice que la persecución dirigida por el gobierno radical es peor que la política pogromista zarista y que ellos van a seguir en la lucha socialista”.

Al momento de la detención que dio origen a su libro, Pinie Wald era redactor de Di Presse, un diario escrito en idish. Fue el 10 de enero de 1919, cuando se dirigió a la sede de su partido y lo encontró completamente saqueado. Así lo describe:

“Nos dirigimos al Avangard, en la calle Ecuador. En la calle, cerca de las ventanas, todavía estaba el montón de ceniza negra, restos de los objetos y enseres quemados. No quedaba allí otra cosa que las paredes desnudas. (…) Al salir, no advertimos ninguna presencia sospechosa. Íbamos por Corrientes, puesto que nuestra intención era dirigirnos a Bermejo para enterarnos de lo que había pasado allí, pero de pronto oímos la orden:

  •  ¡Caminen derecho!

    Era un oficial del ejército, que avanzaba desde atrás y estaba a dos pasos de nosotros.

  •  Están arrestados –informó”

    Días después de su detención toma su defensa el abogado y dirigente del Partido Socialista, Federico Pinedo, y tras sufrir torturas y vejámenes, es liberado en medio de la presión social y lo insostenible de los cargos que se le imputaban.

    Pesadilla: una novela de la Semana Trágica

    La novela fue publicada en idish en 1929 bajo el nombre de Koschmar (Pesadilla). Fue un texto sobre los hechos de la Semana trágica absolutamente oculto durante décadas. Recién en 1987 fue traducido al castellano por el escritor polaco Simja Sneh en “Crónicas judeoargentinas (1890-1944)”, en una colección dirigida por Ricardo Feierstein. Luego, en 1998, el escritor Pedro Orgambide la reeditó en la editorial Ameghino. En la “Nota Preliminar” Orgambide asegura que esta novela "parece anticipar la técnica de la real-fiction (Truman Capote) y, entre nosotros, los memorables trabajos de Rodolfo Walsh. Y agrega que la “alternancia entre la novela y la crónica, entre lo folletinesco y lo periodístico (eso que Ángel Rama definió alguna vez como ‘novela para pobres’), es, seguramente, uno de los atractivos de este libro”.

    Sin dudas, un libro para ser leído por las nuevas generaciones de trabajadores, jóvenes, luchadores y luchadoras. Porque como señaló el escritor y periodista Rodolfo Walsh: “Nuestras clases dominantes han procurado siempre que los trabajadores no tengan historia, no tengan doctrina, no tengan héroes y mártires. Cada lucha debe empezar de nuevo, separada de las luchas anteriores: la experiencia colectiva se pierde, las lecciones se olvidan. La historia parece así como propiedad privada cuyos dueños son los dueños de todas las otras cosas."

    En la reivindicación de nuestro héroe Pinie Wall, vaya la reivindicación de todos los héroes y mártires de la clase trabajadora en la lucha por su emancipación.

    Documental recomendado:

    Un pogrom en Buenos Aires (2007)

  •  Sinopsis: A partir del siglo XX, muchos judíos llegaron a Buenos Aires escapando de la miseria y las persecuciones que sufrían en Europa. En 1919, durante la Semana Trágica, en el barrio de Once se produjo un pogrom (persecución de judíos). Este documental parte de las preguntas que el propio director se hace sobre el suceso y sus implicancias.
  •  Una película de Herman Szwarcbart
  •  Producida por Gabriel Kameniecky y Herman Szwarcbart.
  •  Montaje: Cactus Cine / Sebastián Carreras
  •  Selección Oficial en el BAFICI 2007





    Temas relacionados

    Pinie Wald   /    Historia argentina   /    Semana Trágica   /    Movimiento obrero   /    Historia   /    Cultura

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO