Sociedad

LIBERTADES DEMOCRÁTICAS

Persecución y hostigamiento a pueblos originarios de Chaco

Los representantes de los pueblos originarios viajaban a Buenos Aires en reclamo por sus tierras. Entrando a la Ciudad los esperaba Policía Federal y la Policía de la Ciudad

Viernes 28 de abril | 08:40

Las comunidades originarias pilaga, wichi, qom de Chaco, junto a trabajadores de cooperativas, organizaciones piqueteras viajaban con destino a Buenos Aires para manifestarse en el obelisco, por una orden desalojo que rige sobre estas comunidades y sus tierras. Pero al viaje de larga distancia, se le sumaria el hostigamiento de las fuerzas represivas del estado, parándolos y controlándolos 13 veces en distintos puntos desde que salieron de sus comunidades, sin darles razón de tal exigencia.

Llegando a Buenos Aires, a la localidad de Núñez, los esperaba la Policía Federal y la Policía de la Ciudad, donde las 150 personas de las comunidades fueron detenidas (entre ellas también se encontraban niños), secuestrando los micros con los cuales se trasladaban, sus pertenencias y sus DNI. Fueron trasladadas a la costanera sur a su total suerte bajo la lluvia.

Luego de que, con una abogada iniciaran acciones legales, recuperaron sus pertenencias y sus documentos y pudieron ser alojados.

El claro hostigamiento y persecución de las fuerzas represivas a los pueblos originarios se evidencia como un plan sistemático que tiene el gobierno para seguir avasallando los derechos elementales de estas comunidades, en beneficio de que terratenientes, empresas mineras, sojeras sigan levantando ganancias en pala.

A continuación, les dejamos el testimonio de Ezequiel, quién vivió el hostigamiento de las fuerzas represivas:

"Nosotros vinimos desde Chaco, salimos a las 6 de la tarde del día domingo desde Resistencia, pasando por Corrientes. Fueron 13 controles de Gendarmería, de Policía Federal, y le preguntábamos porque nos paraban tanto, nos decían que eran órdenes.
Hasta que llegamos a la cancha de River a las 9 de la mañana, nos paró la Policía y nos tuvo hasta las 13 de la tarde parados, rodeados de policías. La idea era reclamar en el Obelisco por nuestros derechos.
El Gobierno dice que es de diálogo, no debería incitar a la violencia. Si no nos juntamos, nos van a pasar por arriba, buscamos la hermandad entre los que luchan, que se sepa nuestra realidad, no nos van a doblegar."






Temas relacionados

Pueblos originarios   /    Libertades Democráticas   /    CABA   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO