Deportes

FÚTBOL

Pelotazo al apartheid: la heroica lucha del fútbol palestino

El fútbol trae esperanzas a un pueblo que lucha día a día contra la adversidad. Jóvenes que desafían las balas a puro potrero.

Alejandro Ibarra

@aletuertoibarra

Sábado 1ro de julio | Edición del día

Foto: sitio palestinalibre.org

El pueblo palestino se encuentra viviendo bajo opresión a causa del régimen sionista que estableció un sistema de apartheid en su propio territorio. El régimen israelí establece asentamientos judíos de manera ilegal, militarizando la región pese al “rechazo” de Naciones Unidas. Los asentamientos ilegales condenan al pueblo palestino a vivir entre muros, tal cual campos de concentración. Solamente los israelíes pueden circular libremente por todo el territorio, mientras los palestinos lo deben hacer mediante fuertes medidas restrictivas impuestas por el régimen militar-policial a través de puestos de vigilancia que suelen ser aberturas de ocho metros entre los muros de separación.

La Administración Civil Israelí (nombre que se atribuye este régimen militar y policial sionista)de ocupación en Cisjordania, decide cerrar a su antojo bajo excusas de “seguridad” los pasos fronterizos negando a los ciudadanos palestinos el poder circular libremente dentro de su territorio. Mientras tanto, la Franja de Gaza se encuentra asediada militarmente y bajo abusivos cortes de energía eléctrica por parte de Israel, impidiendo a los ciudadanos de la Franja tomar contacto con sus compatriotas de Cisjordania.

Ante este duro panorama, la práctica del fútbol resulta una odisea y una verdadera forma de lucha para seguir reivindicándose como pueblo que ama la paz y anhela su liberación. No es fácil, no lo es, practicar fútbol en estas condiciones: ya de por sí, existe una barrera político geográfica entre Gaza y Cisjordania (solo 60 km) que el asedio militar y los trámites burocráticos para salir y entrar de Gaza hacen casi imposible el traslado de jugadores entre las dos regiones. Estos permisos de salida o entrada opresivos pueden ser negados o en el mejor de los casos demorar varias semanas.

Esta situación provoca que el torneo de liga y copa doméstica se jueguen en dos torneos separados: la Premier League de Cisjordania y la Gaza Strip League. La liga premier de Cisjordania es un torneo profesional compuesto por doce equipos que se juega ininterrumpidamente desde 2008, que clasifica a dos equipos a la copa de la Confederación Asiática de Fútbol (AFC),destinada a los equipos que caen en categoría de “los países en desarrollo “. La Gaza Strip League es de carácter amateur, se compone de doce equipos y solamente se pudo disputar entero el torneo en diez ocasiones.

La Federación Palestina de Fútbol fue fundada en 1928, es miembro pleno de FIFA desde 1998 y ha denunciado sistemáticamente a la vecina Asociación de Fútbol Israelí por afiliar a nueve equipos provenientes de los territorios ocupados ilegalmente y por violar el derecho al libre tránsito a los deportistas palestinos. Estas denuncias han sido desestimadas en reiteradas ocasiones por la FIFA mediante presiones israelíes.

Fuerza contra la adversidad

El seleccionador nacional palestino Jamal Mahmoud indico a la agencia de noticias AFP: “A la Selección Palestina le falta entrenamiento, ya que el conflicto ha perturbado las dos ligas de Palestina: la de Gaza y la de Cisjordania (…) La guerra que tenemos es devastadora. Tengo cinco jugadores que son originarios de Gaza. Todos tienen un miembro de su familia, un pariente, o un amigo que ha muerto”, explica Mahmoud.

Según informa el portal palestinalibre.org, Israel sostiene que los activistas palestinos utilizan los terrenos de fútbol para lanzar cohetes contra su territorio e instrumentalizan el deporte para difundir propaganda anti-israeli. En julio de 2012,el volante Mahmoud Sarsak, en prisión en Israel desde hacía tres años sin juicio, consiguió salir de la cárcel en 2015 tras una huelga de hambre de noventa días y una campaña internacional a la que se sumaron nombres como el del exfutbolista francés Eric Cantona.

La Selección Palestina se entrena en el Estadio Alram, cerca de Jerusalén a la sombra del muro erigido por Tel Aviv en 2002 para reforzar su seguridad. En la Palestina ocupada, el fútbol ha sido atacado como resultado de una tendencia de combinar asuntos políticos y deportivos. Pese a este angustiante panorama el seleccionado masculino de fútbol ha clasificado por primera vez en su historia a la Copa Asiática de selecciones disputada en 2015 en Australia y se encuentra encaminado rumbo a la clasificación a la próxima cita de Emiratos Árabes 2019. Actualmente ocupa el puesto 128° del ranking mundial FIFA.

Selección palestina femenina de fútbol

Ocupa el puesto 92°en el ranking FIFA. El fútbol femenino palestino goza de menos de diez años de historia. El primer equipo se fundó en 2009 con escasos recursos, logrando quebrar el prejuicio (como sucede en todas partes donde las chicas practican balompié). Actualmente compiten cuatro equipos en cancha de once y otros doce en fútbol reducido. Alrededor de 400 chicas en toda Cisjordania disponen de una licencia de la Federación Palestina de fútbol. En la franja de Gaza el fútbol femenino es todavía incipiente.

Las jugadoras de la selección palestina provienen tanto de esta zona como de las comunidades árabes de Israel. Las futbolistas palestinas no solo se enfrentan “obstáculos culturales” erigidos por la sociedad, sino también a aquellos impuestos por la ocupación del ejercito israelí, explica Janadi Nasser Eddin, responsable de fútbol femenino de la Federación Palestina.

En las peores condiciones y pese a todo, el fútbol palestino sigue creciendo y se desarrolla como una expresión de la heroica resistencia del pueblo palestino.






Temas relacionados

Estado de Israel   /    Sionismo   /    FIFA   /    Franja de Gaza   /    Cisjordania   /    Palestina   /    Fútbol   /    Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO