Política Chile

ABORTO

Pedro Araya junto a la Derecha pone nueva traba al proyecto del Aborto en tres causales

El día de ayer la Comisión de Constitución de la Cámara del Senado aprobó el proyecto de ley de Aborto en tres causales para que siga su tramitación legislativa, con una nueva condición para este derecho fundamental de las mujeres, la objeción de conciencia ahora se extiende a todo el equipo profesional que atiende a la mujer en esa situación.

Martes 4 de julio

El día de ayer la Comisión de Constitución de la Cámara del Senado aprobó el proyecto de ley de Aborto en tres causales para que siga su tramitación legislativa, con una nueva condición para este derecho fundamental de las mujeres: Para Pedro Araya (ex Democracia Cristiana, hoy Independiente), senador por la región de Antofagasta, la objeción de conciencia debe ser para todo el equipo profesional, debido a que, en su visión corresponde a “la comisión de un delito que no tiene sanción penal en tres causales, por lo que debe alcanzar a todo el personal que se encuentra en pabellón". En la comisión con apoyo de Larraín y Espina (RN y UDI), y el silencio de la Nueva Mayoría, logró imponer, con su visión conservadora, una nueva piedra de tope.

Quizá te pueda interesar: La interminable lucha del aborto en Chile

Esto quiere decir que para que una mujer, que se encuentre dentro de una de las tres causales, pueda abortar de manera oportuna debe atenerse a la conciencia del personal profesional (médicos, enfermeras, arsenaleras, anestesistas), una nueva incertidumbre ante su delicada situación personal, con el peso de lo legal y lo moral sobre sus hombros.

Pedro Araya (independiente), Alfonso de Urresti Longton (Partido Socialista), Alberto Espina (Renovación Nacional), Felipe Harboe (Partido por la Democracia), Hernán Larraín (UDI), son los miembros de esta comisión, todos ellos son representantes de la casta política que ha gobernado en chile desde la dictadura, para quienes su herencia neoliberal solo debe ser corregida en aspectos de forma (como una constitución hecha desde arriba para cristalizar- con otra redacción- el modelo neoliberal, las becas de gratuidad, o el maquillaje para las AFP), ellos deciden en las cocinas parlamentarias -conocidas como comisiones- el destino de las mujeres que quieran interrumpir su embarazo.

Quizá te pueda interesar: Por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito para todas las mujeres

Y aunque se eliminó la obligación para la víctima de violación de comparecer a tribunales, esta debe ser una “violación certificada” y constatada, y no se dio cabida a que una institución pueda negarse a realizar abortos en estas causales, como quería el rector de la Universidad Católica de Chile (PUC), quien en su oportunidad señaló que en la red de hospitales de la UC no se relizarían estos procedimientos, este proyecto sigue siendo -desde su nacimiento- francamente insuficiente, puesto que, abarca menos de un 5% de los casos de aborto en Chile.

En este país gobernado por los empresarios y sus partidos, los derechos de las mujeres se siguen definiendo en las cocinas del parlamento, en comisiones compuestas por parlamentarios millonarios que no conocen la realidad de ser pobre, mujer y no querer traer hijos al mundo, legislan para hacer la menor modificación posible al legado de Pinochet, Merino Benítez y toda la dictadura cívico-militar, ahora amparándose en la objeción de conciencia de una moral conservadora y anti mujeres. En la vereda opuesta se encuentran los candidatos obreros al parlamento como Galia Aguilera, profesora y dirigente de Pan y Rosas, para quien la lucha por el aborto libre, legal, seguro y gratuito es parte de su lucha cotidiana y se encuentra dentro del proyecto político que viene impulsando hace años, perfilándose como una alternativa para el movimiento de mujeres.






Temas relacionados

Política Chile   /   Reforma ley del aborto   /   Antofagasta   /   Derecho al aborto   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO