Política

POLÍTICA

Parrilli ligó “falta de mérito” en la causa por encubrimiento a Pérez Corradi

La Cámara Federal porteña dijo que no puede confirmarse que el exjefe de los espías del kirchnerismo haya ocultado información sensible sobre el empresario que estaba prófugo y pidió seguir investigando.

Martes 28 de marzo | Edición del día

Este lunes la Cámara Federal porteña revocó el procesamiento del extitular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Oscar Parrilli, en el marco de la causa en la que se lo investiga por encubrir presuntamente al empresario farmacéutico Ibar Pérez Corradi mientras éste permaneció prófugo.

A su vez el tribunal ordenó al juez federal Ariel Lijo que profundice la investigación.

La “buena noticia” para el exfuncionario y mano derecha de Cristina Fernández se complementó con una “mala”. Es que los mismos jueces, en el mismo fallo, dijeron que las escuchas telefónicas volcadas en el expediente, y especialmente las que se hicieron públicas en el último tiempo donde aparecen Cristina y Parrilli discutiendo de varios temas, son válidas como prueba judicial.

Sobre esas escuchas Parrilli había dicho que su origen y difusión en los medios masivos eran lisa y llanamente producto de una “persecución política” de parte del actual oficialismo, usando para ello recursos de los servicios de inteligencia. Algo de lo que él sabe mucho, ya que no fue ajeno a esos usos y costumbres durante su paso por la Casa Rosada.

Los jueces de la Sala II de la Cámara Federal Eduardo Farah y Martín Irurzun le dictaron la falta de mérito a Parrilli. Pero no lo absolvieron. Eso quiere decir que la investigación deberá seguir, al menos según lo ordenado por el tribunal al juez de primera instancia, Ariel Lijo.

El extitular de la AFI fue procesado el 6 de febrero por Lijo, por presuntamente obtener y ocultar información sensible sobre el paradero de Pérez Corradi mientras ese empresario estaba prófugo, colaborando de hecho para que permaneciera lejos del alcance del Poder Judicial.

Concretamente Lijo dice que Parrilli desde el 13 noviembre de 2015 tenía un informe preciso sobre el lugar en el que estaba escondido Pérez Corradi, pero decidió no remitirlo a los fiscales de las causas en las que estaba implicado el empresario.

Parrilli se defendió entonces (con una conferencia de prensa incluida) diciendo que él había cotejado la información y había ordenado a sus empleados (a algunos de los cuales hoy acusa de perseguirlo) obtener más precisiones. Y que transmitió la información de todas las investigaciones a quienes lo sucedieron en la AFI.

El fallo de este lunes de la Cámara Federal porteña no desmiente los argumentos del juez Lijo, pero dice que son insuficientes. “La situación es, entonces, sospechosa; de ahí que haya sido razonable la convocatoria del imputado para legitimarlo pasivamente. Pero para avanzar en el grado de corroboración de esos cargos sigue faltando una demostración adicional que, hasta el momento, no se ha producido en la instrucción”, sostuvieron los camaristas.

Fuente agencias






Temas relacionados

Ibar Pérez Corradi   /    AFI   /    Ariel Lijo   /    Oscar Parrilli   /    Efedrina   /    Parlamentaria   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO