PARO CONTRA EL AJUSTE

#ParoNacional: un acto que no llamó a continuar la lucha, pero sí a votar al peronismo

Este 30 de abril se realizó un paro nacional convocados por el Frente Sindical y las CTA que tuvo una importante repercusión. Por los sectores afectados, por el ausentismo laboral en otro gremios y por la simpatía que generó en muchos trabajadores. Sin embargo, en los discursos pronunciados en Plaza de Mayo, ni Pablo Moyano ni el resto de los oradores anunciaron como sigue la pelea contra el ajuste. En cambio, sí hubo pedido de “unidad” para las elecciones. El sindicalismo combativo y la izquierda marcharon con una posición independiente, exigiendo paro nacional de 36 horas y plan de lucha.

Martes 30 de abril | 16:30

#ParoNacional: un acto que no llamó a continuar la lucha, pero sí a votar al peronismo - YouTube

Este martes 30 de abril se realizó la medida de fuerza convocada por el Frente Sindical por un Modelo Nacional y las CTA. Pararon subtes, decenas de líneas de colectivos, docentes, bancarios, metalmecánicos y distintos sectores del transporte, entre otros gremios.

A pesar de las presiones ejercidas por el gobierno nacional y de la complicidad de la cúpula de la CGT, la medida de fuerza se hizo sentir sobre todo en la zona metropolitana. En el sector estratégico del transporte estuvieron paralizados los subtes, decenas de líneas de colectivos y vuelos de avión. Aunque los trenes funcionaron con normalidad, fue notoria la merma de pasajeros en relación a lo habitual.

En ciudades como Buenos Aires y Rosario, el paro se sintió con más fuerza. En las calles se ve mucha menos gente que habitualmente. En Mendoza y Córdoba, con acatamiento dispar, también la medida de fuerza se hizo notar. En varias ciudades hubo movilizaciones convocadas por los sindicatos opositores.

Pasadas las 13 h de este martes, tuvo lugar en Plaza de Mayo el acto convocado por el Frente Sindical por el Modelo Nacional y por la CTA. Sin embargo, no se llamó a dar continuidad a esta medida de lucha.

El sindicalismo combativo y la izquierda impulsó el paro y marchó con una columna independiente, tras dos consignas: “Derrotar al FMI, Macri y los gobernadores en las calles. Paro activo de 36 horas y plan de lucha".

Así, Sergio Palazzo -el primero en tomar la palabra- denunció la complicidad del gobierno con los grandes especuladores internacionales. Al mismo tiempo, llamó a los dirigentes de la CGT que no adhirieron al paro a “recapacitar”.

En el mismo registró habló Pablo Micheli (CTA). “No sé si son boludos o traidores”, criticó en relación a los dirigentes de la CGT. En el mismo sentido que Palazzo afirmó que “tienen la posibilidad de repensar lo que están haciendo”.

Micheli fue explícito a la hora de darle una impronta electoral a su discurso. “Queremos que vuelva el peronismo, que vuelva un gobierno nacional y popular”, indicó.

Posteriormente fue Hugo Yasky (CTA de los Trabajadores) quien denunció la crisis social que se vive. “Le decimos al gobierno que cuando los chicos tienen que ir a buscar comida a un comedor, cuando los jubilados compran el pan de a gramos, cuando las pymes no pueden producir, nos sentimos agraviados”, afirmó.

Yasky cerró su discurso señalando que “la unidad va a abrir un nuevo país para todos nosotros. Tenemos que ir hacia octubre y llegar a octubre peleando en la calle con dignidad".

El cierre del acto estuvo a cargo de Pablo Moyano, secretario adjunto del gremio de Camioneros, una de las organizaciones más fuertes entre los convocantes.

De entrada, el dirigente sindical se metió en la interna de la UTA, avalando abiertamente a Miguel Bustinduy, el dirigente disidente que impulsó el paro de decenas de líneas de colectivos.

Moyano afirmó que “el paro fue contundente en todo el país" y agregó que “cada que vez que el gobierno ratifica el modelo, ratificacamos la lucha”.

Sin embargo, a pesar de la fuerza que mostró el paro, no planteó ninguna continuidad en las medidas de lucha. Solo se limitó a anunciar que “si en veinte días no hay respuesta, en un nuevo congreso vamos a discutir como seguir”.

Es decir, más allá de la fuerza que demostró el paro de este martes, el acto en Plaza de Mayo terminó actuando como parte de la campaña electoral peronista. La presencia en el palco de referentes políticos como la intendenta Veronica Magario y Fernando Espinoza, también aportaron a la tónica electoralista.

El sindicalismo combativo y la izquierda marcharon con críticas

Tal como se había anunciado previamente, el sindicalismo combativo y la izquierda marcharon de manera diferenciada. La posición crítica de este sector tiene que ver con la falta de continuidad de las medidas de lucha.

Precisamente la exigencia de la izquierda es la convocatoria a un paro nacional de 36 horas, con movilizaciones en todo el país, como primer paso necesario para derrotar el plan de ajuste del FMI, Macri y los gobernadores peronistas.

Te puede interesar: ¿Cuál es la posición de la izquierda y el sindicalismo combativo frente al paro?

A las 17.30 h el Frente de Izquierda realizará un acto en Plaza de Mayo, donde volverá a denunciar la tregua de las CGT y exigirá continuidad de las medidas de lucha contra el ajuste. En esa tribuna sus principales referentes plantearán además un programa que plantee atacar las ganancias del gran empresariado y proponiendo la ruptura con el FMI, impidan que la crisis nuevamente recaiga sobre el pueblo trabajador.







Temas relacionados

Frente Sindical por un Modelo Nacional   /    Plaza de Mayo   /    Pablo Micheli   /    Hugo Yasky   /    Sergio Palazzo   /    Hugo Moyano

Comentarios

DEJAR COMENTARIO