Mundo Obrero

TUCUMÁN

Paro por tiempo indeterminado en el transporte y chantaje patronal

Las patronales del transporte público de pasajeros adeudan los salarios de junio y el aguinaldo. Reclaman más subsidios.

Lunes 8 de julio | Edición del día

El fin de semana largo comenzó con un paro del transporte público de pasajeros que podría extenderse a lo largo de toda la semana. Los choferes de colectivos reclaman por el atraso en el pago de los salarios de junio y el aguinaldo. Es que las patronales del transporte, nucleadas en la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (AETAT), se pusieron de acuerdo para interrumpir el pago de los salarios de manera simultánea a fin de abrir una negociación con el gobierno provincial.

“Estamos en una situación terminal. No vemos luz al final del túnel porque los costos suben en ascensor y las ganancias bajan en escalera”, afirmaba el empresario Jorge Berreta, vicepresidente de AETAT.

A pesar de haber firmado con la UTA las paritarias casi más bajas del país –un 20% en cuotas-; de percibir más de 130 millones de pesos mensuales en subsidios y con dos revisiones tarifarias anuales que acumulan un aumento del 315% en cuatro años (por encima de la inflación acumulada en ese período), las patronales del transporte sugieren que no pueden garantizar siquiera el pago de los salarios y piden un nuevo esquema.

Te puede interesar: Subsidios y tarifazos: el millonario negocio del transporte de pasajeros

La salida que proponen los empresarios es aplicar otro sistema de subsidios (el sistema "Barcelona" que, dicen, se aplica en Salta y Mendoza), y que consiste en que los Estados les pagan a los empresarios por kilómetro recorrido y fijan la tarifa, haciéndose cargo del déficit de las empresas. Un disparate.

Si ellos tienen el monopolio de la recaudación y son una aspiradora creciente de subsidios de los cuales dependen hasta para pagar los salarios; si a cambio otorgan un servicio pésimo por la falta de inversión y carísimo por los recurrentes aumentos, que el transporte de pasajeros siga en manos privadas no tiene ningún sentido, más que sostener el negocio y fraude de un puñado de empresarios.

Te puede interesar: ¿Quiénes son los dueños del transporte en Tucumán?

En las redes sociales empieza a circular un comunicado de trabajadores que denuncian la maniobra empresarial y la complicidad encubierta de la UTA, que acepta el chantaje patronal de condicionar el pago de los salarios al aumento en los subsidios y la habilitación de nuevos tarifazos.

Desde el PTS en el Frente de Izquierda, la pre candidata a diputada Alejandra Arreguez, manifestó que: “Apoyamos el paro de los choferes y su justo reclamo por el pago de sus salarios, pero al mismo exigimos la apertura de los libros contables de estas empresas que reciben subsidios millonarios y tarifazos dos veces al año sin rendir cuentas a nadie. Este servicio público esencial no puede seguir en manos de este puñado de estafadores, que empujan a los trabajadores al paro para conseguir subsidios y tarifazos a costa del bolsillo popular. No hay ninguna razón para que el transporte siga en manos privadas. El sistema de transporte público debe ser estatizado bajo control de un comité de trabajadores y usuarios”.







Temas relacionados

Juan Manzur   /    Tarifazo   /    UTA   /    Tucumán   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO