Internacional

México

MÉXICO

Paro estudiantil en solidaridad con Ayotzinapa

Entre los días 14 y 15 de octubre tuvo lugar un importante paro estudiantil en distintas universidades en repudio a la masacre de los normalistas en Iguala. Publicamos aquí algunos testimonios de sus protagonistas.

Sábado 18 de octubre de 2014 | Edición del día

Fotografía: reuters

Ciencias, gran asamblea y paro

Erika Millán

El martes 14 de octubre, cerca de 1500 estudiantes, profesores y trabajadores de la Facultad de Ciencias de la UNAM nos reunimos en la fuente del Prometeo para discutir la situación nacional, siendo principalmente dos sucesos los que nos convocaron: el ataque contra estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa, Guerrero, y la lucha del Instituto Politécnico Nacional.

Hubo una rica ronda de intervenciones donde se denunció que es el gobierno coludido con el narcotráfico el responsable de los crímenes contra los normalistas, que son atacados porque son un sector que se moviliza contra la reforma educativa, que la lucha del IPN es parte de la misma lucha en defensa de la educación pública y gratuita, y que esto es parte de un plan más amplio que con la aprobación de las reformas estructurales nos arrebata conquistas ganadas con décadas de lucha ante lo cual es necesaria la organización y la movilización.

Esta nueva generación de jóvenes que vive cotidianamente la represión sólo por el hecho de ser joven, por ser estudiante y por salir a luchar, se sumó a la jornada de lucha con un primer paro de 24 horas empezando la noche del 14 de octubre.

Esto fue un primer paso para dar a conocer que hacemos nuestra la lucha por la exigencia de la aparición con vida de los 43 normalistas desaparecidos y por juicio y castigo a los responsables, y la lucha en defensa de la educación pública y gratuita.

También nos hicimos parte del recibimiento a nuestros compañeros normalistas en Ciudad Universitaria el día 15 de octubre y asistimos a la concentración en la Procuraduría General de la República (PGR) a las 4 de la tarde. Todas ellas, actividades llevadas a cabo por numerosos y entusiastas contingentes de estudiantes y profesores.

Los que formamos parte del comité del MTS -Ciencias participamos activamente en dichas manifestaciones, promoviendo la unificación de las luchas y el llamado a que no seamos sólo los estudiantes quienes nos sumemos con paros, sino que los trabajadores del sector educativo –y sobre todo aquellos cuyos sindicatos que se reivindican democráticos- se sumen a la lucha.

Paro en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM

Flora Ramírez

La Facultad de Ciencias Políticas y Sociales votó en una asamblea, de aproximadamente 400 estudiantes, paro de 48 horas para el martes 14 y miércoles 15 en el marco de la jornada de lucha por la exigencia de aparición con vida de los 43 normalistas desaparecidos.

Los compañeros del Movimiento de Trabajadores Socialistas (MTS) hemos intervenido para convencer de la necesidad de generar espacios organizativos de carácter independiente, que en base a la discusión amplía y democrática, logren profundizar y capitalizar el proceso de politización por demandas democráticas, reflejado por miles de jóvenes que han salido a las calles en las últimas semanas, en la lucha del IPN y contra la avanzada en la represión.

El paro efectuado fue con diversas actividades: brigadas a otras facultades y a colonias, diversos espacios de discusión, foros y charlas. Desde el MTS impulsamos el cierre de la Cátedra Libre Karl Marx con la temática de las experiencias de lucha y control obrero en Argentina, además de una charla sobre lecciones del movimiento estudiantil, pudimos incorporar elementos de la necesidad de construir la unidad entre trabajadores y estudiantes y la importancia de la construcción de partidos revolucionarios que se planteen una estrategia para que las luchas triunfen.

Paro en la Facultad de Filosofía y Letras

Nancy Cázares

El lunes 13 de octubre se llevó a cabo una asamblea en las instalaciones de la FFyL con más de 500 estudiantes que se dieron cita para discutir sumarse a la Jornada Nacional de Solidaridad con Ayotzinapa.

Durante las intervenciones, se denunció el papel y la responsabilidad de los tres poderes de Gobierno en la masacre y desaparición de los normalistas, la complicidad de los partidos en el Congreso y el ambiente generalizado de represión en contra de la protesta social.

Se discutió sobre la imperiosa necesidad de forjar lazos entre la lucha que están librando los miembros de la comunidad del Instituto Politécnico Nacional y la lucha en defensa de la educación pública, que sectores combativos como la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación y el normalismo rural vienen dando desde años atrás y que se agudizó tras la aprobación de la Reforma Educativa. Se denunció la entrada del ejército y de la gendarmería a Guerrero y se planteó también el llamado a un paro nacional en demanda de la presentación con vida de los normalistas desaparecidos.

Como parte de las acciones que se acordaron, estuvieron las de sumarse al paro de 48 horas al que estaban convocando familiares y normalistas para los días 14 y 15 de octubre. De la facultad salieron brigadas el 14/10 que acudieron a facultades como psicología, derecho, economía, arquitectura, ingeniería, entre otras, para informar sobre la situación y para extender la invitación a solidarizarse activamente con la lucha de los compañeros de Ayotzinapa.

El 15/10 se realizó un acto de solidaridad con los compañeros normalistas en Ciudad Universitaria al que acudimos con una gran delegación de la FFyL a manifestar solidaridad y repudio a la desaparición de los 43 normalistas.

Paro en la Facultad de Arquitectura

Blanca Guzmán

El pasado 14 de octubre se convocó una asamblea en la Facultad de Arquitectura como parte de una jornada de movilización y organización en contra las ejecuciones extrajudiciales y la desaparición forzada de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa. Se denunció el papel del Estado que asesina a quienes protestan en contra de la reforma educativa. Cabe señalar que la comunidad tenía mucho tiempo que no salía de sus salones para participar. Esta vez votaron un paro activo en donde se acordó ir de las clases académicas a las actividades donde exigimos la aparición con vida de nuestros compañeros y en solidaridad con la lucha del IPN.

UACM de nuevo en pie de lucha

Ramón Pérez

Con paros en cuatro de sus planteles (Tezonco, Valle, Centro Histórico y Cuautepec) la Universidad Autónoma de la Ciudad de México se sumó a la jornada de actividades en solidaridad con los familiares de los 43 compañeros desaparecidos de Ayotzinapa.

Con asambleas de varios cientos de alumnos, el ánimo que primó fue el del repudio a la represión y la solidaridad de parte de la comunidad uacemita con los jóvenes normalistas.

Asambleas así de nutridas no se veían desde de la huelga de la UACM en 2012, cuando la comunidad se levantó para defender su modelo educativo, dando cuenta de una nueva generación de estudiantes profundamente sensibles ante el contexto hostil y la desigualdad estructural en la que viven, saliendo a las calles a movilizarse y encabezando jornadas de lucha épicas, como lo demostraron apenas el año pasado las movilizaciones y los paros multitudinarios en solidaridad en contra de la represión al magisterio luego de desalojo del zócalo capitalino.

La juventud del MTS participó en las asambleas de San Lorenzo Tezonco y del Valle, celebrando la solidaridad y dando la pelea porque se discutiera democráticamente entre toda la comunidad uacemita un pronunciamiento repudiando la masacre, con un llamado a la movilización a las organizaciones sindicales democráticas y en perspectiva de impulsar un Encuentro nacional en defensa de la educación pública y gratuita.

Denunciamos enérgicamente la responsabilidad de los tres niveles de gobierno, llamando a no confiar en que las instituciones del régimen como la PGR o Gobernación irían hasta el final para castigar a los verdaderos asesinos, pues son ellos mismos quienes sistemáticamente reprimen a la juventud y planteamos la necesidad de crear una comisión investigadora independiente con plenos poderes, conformada por los padres y madres de los desaparecidos, organizaciones democráticas y por personalidades de los derechos humanos, que pueda exigir el castigo a los responsables materiales y políticos.

También se dio la pelea porque la asamblea de la UACM San Lorenzo Tezonco se pronunciara por llamar a conformar una Coordinadora Nacional Contra la Represión que luche por la desmilitarización del país y por la liberación de los presos políticos.

Al mismo tiempo, como actividades paralelas al paro, un buen número de brigadas salió a los barrios vecinos del plantel Tezonco para informar a la gente el crimen cometido contra nuestros compañeros de Ayotzinapa, además de realizar boteos para apoyar económicamente esta lucha. La respuesta fue contundente. La gente recibió con mucha simpatía a las y los estudiantes y se llegó a juntar en tan solo una hora 3800 pesos, los cuales fueron entregados a los normalistas.







Temas relacionados

Masacre de Iguala   /    Ayotzinapa   /    Movimiento estudiantil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO