Medios de comunicación

MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Paro en la TV Pública contra el ajuste y la censura

Desde primera hora del día, trabajadores agrupados en SiPreBA realizan retención de tareas que afecta el aire del noticiero de la mañana. Una medida en rechazo al ajuste y vaciamiento en la TVP.

Jueves 10 de mayo | 10:48

La comisión interna, en su comunicado, denuncian a Hector Lombardi, titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, al presidente de RTA, Miguel Pereira y al gerente de noticias y presidente de FOPEA, Néstor Sclauzero por “profundizar la proscripción de periodistas, el ajuste y la censura en la pantalla” de la TVP.

Además de la cínica propuesta del 0% de paritarias para el año en curso, aclaran que la directiva “censura porque, por ejemplo, ayer no se cubrió la media sanción que diputados dio a la ley para frenar los tarifazos ni las movilizaciones realizadas frente al Congreso de la Nación, por decisión de Sclauzero”.

Diariamente múltiples noticias son silenciadas en la TVP ya que “no realiza ninguna cobertura en otras ciudades del país ni en el exterior, sin importar su trascendencia” y que la pobrísima programación está “llena de enlatados, producciones tercerizadas y que por primera vez en décadas ni siquiera tuvo lanzamiento oficial”. Y agregan, que a la par de estas medidas la directiva promueve “el nombramiento sin concurso de periodistas amigos con sueldos por arriba de los 100 mil pesos, y familiares de funcionarios y auditores puestos a dedo por el PRO como asesores y secretarios”.

A la par, se mantiene la violación de los convenios colectivos y del estatuto del periodista “con la complicidad activa del gerente de noticias y presidente de FOPEA, Néstor Sclauzero” que “siguen manteniendo la proscripción laboral de los periodistas que hasta el 21 de marzo de este año trabajaban para la página web del canal, y que fueron corridos y congelados sin ningún pretexto, lo cual hace suponer que es una respuesta directa al conflicto gremial, es decir una persecución ideológica y sindical”.

Por último denuncian a raíz del mundial un negocio redondo entre la TVP y la empresa Torneos y Competencias, ya que “las ganancias por la comercialización de esos partidos, hasta los cinco millones de dólares, serán íntegramente para Torneos” porque “el contrato impide a la TV Pública transmitir la mitad de partidos del mundial, entre ellos algunos relevantes de cuartos y octavos de final, a diferencia de lo que sucedió hace cuatro años cuando los medios públicos transmitieron íntegramente el mundial de Brasil. Además, la cobertura estará totalmente condicionada, ya que Torneos decide con qué periodistas se realizará y el contenido de los programas”. Y agregan que “los pocos profesionales que viajan del canal estatal realizarán sus tareas de manera flexibilizada, ya que la gestión decidió deliberadamente violar los convenios laborales y, lo que no sucedió nunca en la historia de Canal Siete, sin ningún periodista del noticiero, en un claro cercenamiento y discriminación del área de Noticias”.

Es por todo esto que los trabajadores de la TVP realizan retención de tareas, una medida para defender los derechos de los trabajadores de prensa, y definirán en una próxima asamblea como continuar.


Comunicado publicado por SiPreBa

El ajuste en la TV Pública no sólo ataca a los trabajadores, que mientras somos víctimas de los tarifazos, la devaluación y una inflación que ya superó las estimaciones del 15%, tenemos que soportar el cínico "ofrecimiento" de paritaria cero para "compensar" los efectos inflacionarios de 2017, así como un recorte ilegal de nuestros salarios. El ajuste en los medios públicos debe traducirse sin eufemismos como censura porque, por ejemplo, ayer no se cubrió la media sanción que diputados dio a la ley para frenar los tarifazos ni las movilizaciones realizadas frente al Congreso de la Nación, por decisión de Sclauzero. Así sucede diariamente con múltiples hechos relevantes, en un canal nacional que reduce su alcance solo a lo que sucede en la Ciudad de Buenos Aires porque no realiza ninguna cobertura en otras ciudades del país ni en el exterior, sin importar su trascendencia. Esto contrasta, como ya denunciamos, con el nombramiento sin concurso de periodistas amigos con sueldos por arriba de los 100 mil pesos, y familiares de funcionarios y auditores puestos a dedo por el PRO como asesores y secretarios.

La gestión que encabeza Hernán Lombardi, en lugar de tratar de destrabar un conflicto que generó deliberadamente hace meses a partir del ajuste y el vaciamiento del canal estatal, solo se esfuerza en perpetuar esta grave situación, poniendo en riesgo una programación que ya de por sí es pobrísima, llena de enlatados, producciones tercerizadas y que por primera vez en décadas ni siquiera tuvo lanzamiento oficial, por no tener casi nada que ofrecer ni destacar.

Hace veinte días, el presidente de RTA, Miguel Pereira, junto al vicepresidente Emilio Lafferriere se comprometieron ante nuestra Comisión Interna a garantizar el trabajo de los periodistas de la web que días antes habían sido proscriptos y congelados por esta gestión, acuerdo que hasta ahora incumplieron sin dar explicaciones, ya que ningún funcionario o representante de la empresa se dignó a tener un mínimo diálogo con los trabajadores. En una política que cuenta con la complicidad activa del gerente de noticias y presidente de FOPEA, Néstor Sclauzero, vuelven a violarse los convenios colectivos y el Estatuto del Periodista Profesional, y siguen manteniendo la proscripción laboral de los periodistas que hasta el 21 de marzo de este año trabajaban para la página web del canal, y que fueron corridos y congelados sin ningún pretexto, lo cual hace suponer que es una respuesta directa al conflicto gremial, es decir una persecución ideológica y sindical.

Hernán Lombardi miente cada vez que aparece en las pantallas privadas financiadas con pauta oficial, como el último domingo en el programa de su amigo Luis Majul donde dio datos falsos sobre el contrato entre la TV Pública y la empresa privada Torneos para el mundial. Allí, tal como publicó Página 12 en el día de ayer, RTA no gastará "un 600% menos" que en el último mundial, algo matemáticamente imposible, sino que además de los 8 millones que difunde el ministro Lombardi, gastará otros 2 millones por costos de producción que debiera compartir con la empresa privada y no cubrir de manera exclusiva el Estado. A su vez, las ganancias por la comercialización de esos partidos, hasta los cinco millones de dólares, serán íntegramente para Torneos. Un negocio redondo... para la empresa privada cuyos dueños están presos en Estados Unidos. Como agravante, el contrato impide a la TV Pública transmitir la mitad de partidos del mundial, entre ellos algunos relevantes de cuartos y octavos de final, a diferencia de lo que sucedió hace cuatro años cuando los medios públicos transmitieron íntegramente el mundial de Brasil. Además, la cobertura estará totalmente condicionada, ya que Torneos decide con qué periodistas se realizará y el contenido de los programas. Por último, los pocos profesionales que viajan del canal estatal realizarán sus tareas de manera flexibilizada, ya que la gestión decidió deliberadamente violar los convenios laborales y, lo que no sucedió nunca en la historia de Canal Siete, sin ningún periodista del noticiero, en un claro cercenamiento y discriminación del área de Noticias.

Por todo esto, porque se sigue violando nuestro convenio colectivo e implementando una reducción salarial totalmente ilegal, porque no hay diálogo ni en la TV Pública ni en el Sistema de Medios Públicos, es que los trabajadores de prensa agrupados en el SiPreBA volvemos a realizar una retención de tareas que afecta la programación del canal.

BASTA DE MENTIRAS, CENSURA Y AJUSTE EN LA TV PÚBLICA
POR UN CANAL PÚBLICO PLURAL, DEMOCRÁTICO Y FEDERAL

Asamblea de Trabajadores de Prensa TV Pública
SiPreBA








Temas relacionados

Trabajadores estatales   /    TV Pública   /    Medios de comunicación   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO