Mundo Obrero

Paro Nacional: el relato de dos maestras que fueron reprimidas en Panamericana

Son Zulma Maldonado, maestra de escuela, referente de la lucha contra el gatillo fácil, y Manuela Carricondo, hija de desaparecidos y miembro del CeProDH, ambas referentes del FIT en la localidad de Berisso.

Viernes 7 de abril | 13:24

La represión fue llevada a cabo por Gendarmería Nacional, y decenas de trabajadores resultaron heridos; entre ellos las referentes del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT) de la localidad bonaerense de Berisso.

El piquete comenzó muy temprano, todo transcurría con tranquilidad entre pancartas, banderas y carteles donde los manifestantes cantaban sus consigas contra los despidos y las suspensiones, en contra de los tarifazos, por el triunfo de la lucha docente y la apertura de la paritaria nacional.

Allí se encontraba Zulma Maldonado quien relató como fue el desarrollo de la jornada: "Cortamos la autopista para dar cobertura a muchos trabajadores que no pueden hacer paro, amenazados por sus patrones con posibles despidos y descuentos. Yo comprendo ese miedo porque los docentes que luchamos por un sueldo digno también vivimos bajo ese miedo, con la constante amenaza del gobierno provincial de Maria Eugenia Vidal".

Por su parte Manuela Carricondo expresó que "el clima parecía tranquilo pese a la presencia de un gran operativo de Gendarmería. Trabajadores, jóvenes y mujeres, manifestábamos nuestro repudio a la política neoliberal del actual gobierno, como los ajustes, despidos y tarifazos. De un momento a otro, nos vimos cara a cara con los gendarmes, que se nos acercaron en una clara actitud desafiante".

Su moral y la nuestra

Momentos antes de la represión, se hizo presente en el lugar, el subsecretario de Seguridad, Eugenio Burzaco (asesor en 2007 del gobernador neuquino Jorge Sobisch durante la represión que terminó en el asesinato del docente Carlos Fuentealba), hecho que no pasó desapercibido para los docentes presentes en el lugar. "Pasadas las 9 de la mañana dejamos un carril libre para que pasen los autos, y la Gendarmería vino y se nos puso cara a cara. Según su propio protocolo, no había razón para reprimir porque habíamos dejado ese carril, sin embargo, en un instante empezaron a empujarnos y tirarnos gas pimienta. A pesar de que nos íbamos, se lanzaron con saña, y a mi me rociaron con gas toda la cara y me pegaron en la cabeza y cara. Felizmente no fue nada de gravedad, pero sí muchos trabajadores quedaron muy lastimados. El accionar de Gendarmería solo buscó meternos miedo, pero no lo lograron, seguimos cantando; y como sabemos que la lucha de los trabajadores se da en las calles -como fue siempre- por más que nos repriman, vamos a seguir luchando", expresó Zulma.

Emocionada por los sucesos Manuela rememora: "Aún tengo en la mente esas imágenes, como una película de ciencia ficción, en la que sin poder ver casi nada por los gases que recibí en la cara, en medio del humo, palos y agua de los camiones hidrantes, circulaban alrededor mío compañeros muy mal heridos, y otros, que al no estarlo tanto, ayudaban a rescatarlos. Fue impresionante. Fue ridículo. Fue injusto. Y sobre todas las cosas, fue reconfortante sentir que resistimos todos juntos esas atrocidades. Reconforta sentir que la lucha, si es con todos en la calle, se escucha, se ve. Reconforta sentir que esto nos hace más fuertes cada día. Que los golpes pueden llegar al cuerpo, pero nunca impactan sobre nuestro corazón caliente. Y nos convencemos cada vez más, que esta es la forma de vencer, continuando con los históricos métodos de la clase obrera para reclamar nuestros derechos, con los que hemos conseguido tantas reivindicaciones. Desde el CeProDH en el PTS, repudiamos todo hecho de violencia, ataque y represión al pueblo trabajador, llevado a cabo por los Gobiernos Nacional y Provincial, reflejados esa mañana en el corte de Panamericana inaugurando el nefasto protocolo anti-piquetes".

El referente del FIT de la localidad de Berisso Federico Surila declaró: "Está más que claro en el relato de las compañeras cuál era el objetivo del gobierno, palos y ningún diálogo con los laburantes además de enviar un mensaje a su cita con empresarios y banqueros reunidos en ese momento en el Mini Davos, que el ajuste en curso va a pasar así sea con una represión brutal. Pero los trabajadores, las mujeres y los jóvenes, también tenemos un mensaje para el gobierno y se ha expresado con este paro contundente. Le decimos al gobierno que nuestras vidas valen más que sus ganancias, que no van a amedrentarnos con represión, seguiremos organizados en las calles, proponiendo una salida de los trabajadores para no dejar más la vida en nuestros trabajos , por la reducción de la jornada laboral a 6 horas y el reparto de las horas para que todos podamos trabajar, y que la crisis la paguen los capitalistas".






Temas relacionados

Paro general #6A   /    Berisso   /    Frente de Izquierda   /    Represión policial   /    Docentes   /    Libertades Democráticas   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Educación   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO