TRIBUNA ABIERTA

París (Guillermo Almeyra)

El Papa declaró que los atentados en París eran “una etapa” de la Tercera Guerra Mundial. Como jesuita, culto y conocedor de la Historia y como exmilitante político del peronismo acostumbrado a analizar con cuáles fuerzas mundiales podría aliarse la debilísima burguesía argentina, va al nudo de la cuestión.

Guillermo Almeyra

Historiador, investigador y periodista

Martes 17 de noviembre de 2015 | Edición del día

Benjamín Netanyahu, por su parte, declaró en enero de este año que Francia podría conocer el terrorismo en su territorio. La mano de obra de los atentados sin duda seguía instrucciones del Daesh (el Califato islámico) pero los creadores de éste y los inspiradores de los atentados en París son los mismos que se benefician con el envío de tropas francesas a Siria para una represalia, con una escalada en la guerra en Medio Oriente y con la expansión del Daesh (prestigiado ante los extremistas desesperados de organizaciones sunnitas) en toda la región, Palestina incluida.
Ellos deben sabotear la posibilidad de un arreglo estadounidense-ruso para encontrar un gobierno de transición en Siria y para unir contra el Califato a los kurdos y al gobierno turco (que se dedica sobre todo a bombardear a éstos) y a las diversas guerrillas, dejando de lado sólo a los partidarios de Al Qaeda, Al-Nusra, apoyados por Qatar y Arabia Saudita.

Si Daesh, el Califato sunnita, hace atentados en Beirut contra Hezbollah, que es chiíta y aliado de Al Bashir, y recluta incluso en los márgenes extremistas de Hamas, en Palestina e incluso entre los palestinos laicos, se debilitan los enemigos de Israel. Si saltan los acuerdos con Irán y hay una guerra generalizada en la región que permita a Israel bombardear Teherán, tanto mejor para Tel Aviv.

Si Turquía es aceptada en la Unión Europea, olvidando los crímenes de Erdogan y la ocupación de Chipre, Estados Unidos refuerza su preparación bélica contra Rusia. Si en Francia y en toda Europa crece la ultraderecha como está creciendo y crecerá más aún con las medidas del gobierno “socialista” francés y una inmunda ola chovinista y xenófoba y el racismo antiárabe inundan al Vieno Mundo, tanto mejor para preparar una guerra antirusa y antichina, o sea, contra los aliados de Bashir al Assad y de Irán.

La economía capitalista desfalleciente y el peligro de nuevas explosiones de las burbujas financieras, así como la necesidad de imponer a toda costa gobiernos sometidos y ultraderechistas en Africa y América Latina y de rebajar ulteriormente los ingresos de los trabajadores y oprimidos de todo el mundo para elevar la tasa de ganancia, es el motor de la preparación de la Tercera guerra mundial que podría poner en peligro a la civilización y la vida humana en el planeta. Como dice el Papa y hemos advertido reiteradamente unos pocos, ese es el fondo de los atentados parisinos.







Temas relacionados

Atentado en Francia   /    Atentado en París   /    Benjamin Netanyahu   /    Francia   /    Opinión

Comentarios

DEJAR COMENTARIO