Política

JUJUY

Para el presidente del PJ jujeño, el Estado es una fuente inagotable de negocios

La cuestionada política de privatización de los servicios de salud pública por parte del gobierno de Morales y del ministro Bouhid ha encontrado en el diputado del Frente de Todos Rubén Rivarola a su mejor oferente para garantizarle nuevos negocios con el Estado provincial. Como contrapartida la colaboración del presidente del PJ a favor de las leyes que garantizan otros negociados o las de ajuste a pedido del oficialismo.

Natalia Morales

Diputada del PTS-FIT en Jujuy | @NatuchaMorales

Miércoles 8 de enero | 09:20

Recientemente se tomado público conocimiento la Resolución N° 9855 del Ministerio de Salud del 04/12/09, donde el Ministerio de salud resuelve pre adjudicar a la empresa MATERNOA S.R.L. del diputado Rubén Rivarola, los servicios de Hemodiálisis, Cardiología clínica, Diagnóstica y terapéutica, de Oncología clínica y Terapéutica con acelerador lineal, Oftalmología, Digitalización por imágenes e informes diagnósticos, y de Gestión Hospitalaria con recupero de gastos.

Esta situación se da en el marco de las Leyes que dan aval a las iniciativas privadas en el Estado provincial (Ley 5972 del año 2016), y específicamente en el sistema de salud público (Ley 7648 aprobada en el 2018), cuestionadas desde las bancas del Frente de Izquierda, como también por parte de trabajadoras y trabajadores del sistema público de salud y sindicatos, ya que profundiza la privatización de los servicios del sistema público.
 

Te puede interesar: El Decreto 7648 de Morales abre paso al negocio privado en la salud pública

Rivarola, el mejor proveedor del Estado gobierne quien gobierne
 

El cuestionamiento se hizo notar tras conocerse la noticia que la empresa beneficiaria por el gobierno de Morales para generar negocios con la salud pública es nada más y nada menos que el presidente del PJ y diputado del Frente de Todos, Rubén Rivarola.
 

MATERNOA S.R.L. existe desde el año 2012 y tiene sede en Palpalá, donde está ubicada la Clínica Materno Infantil Fátima, inaugurada en el año 2013, propiedad de la familia Rivarola. Los dueños y actuales socios de la empresa, además de Rubén Rivarola, es su hijo, Ernesto Cristian Rivarola, como da constancia el Acta N° 21 del Boletín Oficial N° 61, del 29/05/19, donde se registra una venta de cuotas sociales de Rivarola hijo a Rivarola padre, quedando el mismo como administrador de la empresa.
 

Es esta empresa, favorecida del negocio privado de la salud en la ciudad de Palpalá, quien se beneficiará también con la licitación de servicios en la salud pública, alimentando los negocios con el Estado provincial, aunque este caso no es el único. La empresa de barrido y limpieza, LimSA, también de Rubén Rivarola, tiene la concesión del servicio de limpieza en el Hospital Pablo Soria. Si se acude a la guardia de un hospital público, puede observarse propagandas sobre los servicios de la Clínica Fátima, un negocio redondo.

 
Por fuera del sistema de salud estatal, los negocios de Rivarola continúan, a través del estado municipal en la ciudad capital y la intendencia del “Chuli” Jorge, a través de la licitación desde el año 2009 del servicio de barrido, limpieza, y traslado de residuos y patógenos, y la limpieza de la vieja terminal por parte de LimSA.
 
Pero la fuente inagotable de negocios con el Estado por parte de Rivarola continúa:

A través de la empresa constructora ECCI S.A. Tomó estado público, obras al estado en la ciudad de Libertador Gral. San Martín, por 13 millones de pesos durante el gobierno de Fellner (año 2013), que posteriormente fueron pagadas durante el gobierno de Morales en el 2015.

Por parte de la empresa de transporte TRAME S.A., de la que es propietario el actual intendente de Palpalá, Rubén Rivarola hijo, y su hermano Ernesto, se conoce que fueron quienes transportaron los paneles solares al parque solar Cauchari en la puna jujeña.
 
Negocios del poder político con el Estado
 
Los negocios de Rubén Rivarola y su familia con el Estado es la expresión de la forma más descarada del uso del Estado para agrandar sus riquezas, aunque no es el único. Son los mismos empresarios y terratenientes en la provincia, quienes además de ocupar cargos como funcionarios, y ubicar a allegados y familiares en los mismos, elaboran o acuerdan leyes a medida de sus intereses personales y negocios.

Pero no sólo eso, el presidente del PJ, como también los diputados de su bloque, jugaron un rol colaboracionista en las principales leyes que necesitó el oficialismo, como las de endeudamiento, de ajuste presupuestario cada uno de los años del gobierno de Morales, como también otros negociados, la reforma impositiva a favor de los grandes empresarios y multinacionales, la venta del ingenio La Esperanza, la habilitación y aval del trabajo infantil, además de mantener privilegios y dietas como diputados.

Los personeros del bipartidismo del PJ y UCR en la provincia, puede arrojar un sinfín de ejemplos de negociados con el Estado que va más allá del gobierno de turno, como el negocio con la compra de tierras por parte de funcionarios y diputados de estos partidos, para después vendérselos al Estado en una millonaria suma en el marco del programa Un lote Para Todos, los beneficios para el sector empresarial tabacalero, negocios con el turismo para empresas familiares, con la energía solar, con los medios de comunicación, con la zona franca, etc.

Son ejemplos que dan muestra del círculo de negocios y del entramado del poder político y económico que en Jujuy hacen uso y desuso del estado, que aunque a algunos de ellos lo cuestionen públicamente, suele ser arbitrario y según intereses del momento.







Temas relacionados

Jujuy   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO