Política

SALTA

Para el ministro de Primera Infancia salteño la desnutrición es un problema cultural

“Las pautas culturales muchas veces son barreras”, dijo Carlos Abeleira, en relación a las muertes por desnutrición en la provincia y el caso de la niña wichi violada.

Viernes 10 de junio de 2016 | Edición del día

El ministro de la Primer Infancia, Carlos Abeleira, fue al Senado provincial para ser interpelado y explicar la situación de la desnutrición en la provincia. Actualmente, en Salta hay 2000 casos de niños menores de 5 años con riesgo nutricional. En los últimos meses hubo nuevos casos de muertes por desnutrición de dos niñas wichis. En las últimas semanas se conoció el caso de la niña wichi violada en grupo que también presenta signos de desnutrición.

Frente a esto, el funcionario salteño hizo una serie de declaraciones en el propio recinto y ante los medios que muestran a las claras cómo el gobierno de Urtubey entiende la llamada “política de inclusión” de las comunidades originarias.

“Para muestra, basta un botón” o “no aclares que oscurece”

Sobre la niña wichi abusada brutalmente en el departamento de Rivadavia , Abeleira se atajó planteando ante la prensa que “este es un caso donde falló no sólo el poder ejecutivo, donde llegó tarde no sólo el poder ejecutivo, donde llegó tarde no sólo el tema la justicia y que está bueno que lo analicemos y que se estudie puntualmente cuáles son las pautas de estas cuestiones a los efectos que podamos eficientizar nuestro trabajo y no sólo llegar a sancionar en algunas cuestiones.” Esto último en alusión al fuerte cuestionamiento por parte de la población y algunos partidos de izquierda, que recibieron las carteras de DDHH y Justicia, Primera Infancia, Asuntos Indígenas y Salud, que incluyen el pedido de renuncia de la ministra Pamela Calletti.

El ministro habla de eficiencia como si la vida de estas niñas fuera una cuestión de capacidad y efectividad para enseguida cargar con que los pueblos originarios que sufren la desnutrición “no están acostumbrados a nuestras instituciones”. Y prosigue con que “uno de los temas más importantes de los cuales debemos trabajar es el tema de pobreza. Pobreza no sólo estructural, pobreza no sólo económica tal cual se trabaja si no pobreza humana, cuando nosotros hablamos de esto , hablamos de que construimos casas, construimos centros de salud, construimos escuelas, construiste hospitales, construiste salitas, construiste caminos, llevaste agua y cuando vos ves, la pobreza y la desnutrición infantil, siguen ahí.”

Hipocresía U

Recordemos al lector que a esta niña no se le garantizó ni el mínimo derecho. Mencionando sólo algunos ejemplos, nunca cobró la asignación universal; se le negó el derecho a saber que estaba embarazada producto de una violación en grupo y al aborto no punible; se la discriminó ante la posibilidad de declarar en una Cámara Gesell por no contar con un intérprete de la lengua wichi.
La hipocresía es tal que el gobierno se contradice y balbucea fallas generales del ejecutivo mientras ataca responsabilizando a las culturas originarias.

Las cifras alarmantes de pobreza y desnutrición en el Chaco Salteño que ya se cobró la vida de dos pequeñas en sólo 2 meses, la violencia hacia las mujeres que se traduce en un femicidio cada 19 días en la provincia, los índices de trabajo en negro que señalan que el 80% de los jóvenes menores de 24 años trabaja precariamente parecen ser un problema cultural para el PJ de Urtubey y su gabinete. Y así lo manifiestan cada vez que pueden para ocultar las verdaderas responsabilidades.







Temas relacionados

Desnutrición   /    Juan Manuel Urtubey   /    Wichí   /    Salta   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO