Internacional

BRASIL – ELECCIONES RIO DE JANEIRO

Para derrotar al PMDB y los empresarios necesitamos construir una fuerza anticapitalista y revolucionaria

Para derrotar a la derecha necesitamos levantar un programa anticapitalista y revolucionario que ponga en el centro la movilización y organización para enfrentar el capitalismo.

Carolina Cacau

Fue candidata a concejal del MRT por el PSOL en Río de Janeiro. Es docente de la red pública y estudiante de la universidad provincial de Río de Janeiro (UERJ).

Martes 11 de octubre | Edición del día

Carolina Cacau es columnista de Esquerda Diário y candidata a concejal por el Movimiento Revolucionario de Trabajadores (MRT) en las listas del PSOL, participó de la huelga de los trabajadores de la educación del Estado y desde hace años lucha contra la destrucción de la Universidad Estadual de Río de Janeiro (UERJ).

Más de 500 mil votaron por una candidatura de izquierda. Miles militaron por la campaña del candidato del PSOL en la ciudad, Freixo. La derecha también se fortaleció, los empresarios se fortalecieron a pesar de que estuvieran divididos entre tantos candidatos.

Necesitamos combatir a la derecha reaccionaria que apoya y es parte de la campaña de Marcelo Crivella (PRB). Necesitamos terminar con el deterioro salarial que sufrimos los trabajadores públicos. Impedir que continúen los miles de despidos que se dan en la industria, la construcción civil, en el comercio y en los puertos y entre los tercerizados de las empresas y organismos estatales.

El PMDB fue derrotado en las elecciones pero no está muerto. Sobrevive con sus “caciques” en la Cámara en la Asamblea Legislativa del Estado y los vínculos con el resto de los partidos patronales. Empresarios, concejales, diputados articulan cuál es la mejor manera de avanzar sobre la educación, la salud, sobre nuestros derechos e incluso censurar a la izquierda y a los profesores con su reforma política y su propuesta de ley educativa llamada “escuelas sin partido”. Por eso destinamos nuestras fuerzas durante la campaña electoral a desenmascarar al candidato Crivella, Pedro Paulo y a la derecha.

Para derrotar realmente a la derecha necesitamos levantar un programa anticapitalista y revolucionario. Un programa de enfrentamiento con los empresarios que tenga como centro la movilización y organización de una fuerza que enfrente la raíz de nuestros problemas: el capitalismo. Y esta fuerza son los trabajadores.

Como parte de la campaña del segundo turno en las elecciones municipales, Freixo respondió a las acusaciones de Crivella afirmando que busca transparencia en la relación con los empresarios pero que no pretende combatirlos. No vamos a enfrentar a la derecha alentando el diálogo con los empresarios, que vienen siendo los responsables de los despidos y la pérdida salarial en Rio de Janeiro, además de ser quienes apoyan el recorte de gastos públicos sobre las necesidades básicas de la población para pagar intereses a los banqueros y destinar subsidios a sus empresas.

Es una fantasía creer que la ciudad puede ser buena para todos. Lula intentó vender esta idea: si a los empresarios les va bien a los trabajadores también les iría bien, pero los empresarios (con sus partidos, justicia y medios) siempre quieren más y para lograrlo incluso si es necesario no dudan en apelar al golpe institucional. Nuestra ciudad es desigual y está dividida, entre el morro y el asfalto, el suburbio y las zonas lujosas; sin derechos e incluso la vida, las que roban a los negros y negras. Estas divisiones son la expresión carioca de la división causada por la propiedad privada.

Entre los millones que trabajamos, hacemos enormes sacrificios para pagar las cuentas del mes, enfrentando retrasos salariales, como ocurre con los trabajadores del estado mientras que una minúscula porción de privilegiados (que incluye a los políticos) gozan de una buena vida en los barrios caros de la ciudad, como Crivella que vive un lujoso condominio mientras centenas de miles no tienen dónde vivir en mínimas condiciones dignas. No es posible gobernar para los barrios privados lujosos y para las favelas, para los trabajadores y para los millonarios. La única perspectiva realista es anticapitalista.

Para enfrentar a la derecha representada en Crivella en Río de Janeiro, es necesario rechazar la Ley de Responsabilidad Fiscal y necesitamos convocar a los trabajadores y la juventud a movilizarse para imponer impuestos progresivos a las grandes fortunas, el fin de exenciones fiscales, el no pago de la deuda pública para garantizar los recursos necesarios para la salud y la educación.

Necesitamos un programa y una fuerza anticapitalista y revolucionaria que supere la experiencia de conciliación de clases del PT. Y con esta perspectiva acompañamos el movimiento y nos dirigimos a los miles de activistas en la campaña de Freixo, para levantar en Rio de Janeiro este programa y una fuerza que puedan ser una palanca para la lucha nacional contra el gobierno golpista y sus ataques. Hago un llamado especial a las 1842 personas que me votaron a continuar esta pelea para levantar un programa y una fuerza anticapitalista y revolucionaria.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO