ECONOMIA

Para Prat Gay los precios de la carne son “excesivos”

El ministro de Hacienda reconoció el salto de la inflación de enero y los altos precios de la carne.

Victoria Sánchez

@VickytaTw

Miércoles 3 de febrero de 2016 | Edición del día

Créditos: PEP

El sábado pasado, desde la Izquierda Diario, dábamos cuenta del lujo en el que se ha convertido para una familia trabajadora comer un asado los domingos. Al parecer, el Ministro de la cartera de Hacienda y Finanzas, Prat Gay, se dio un recorrido por el supermercado y reconoció que los precios de la carne eran “excesivos”. Agrego que “vi lo que sucede; el precio de kilo de asado estaba en 140 pesos, y ese valor es excesivo, pese a que algunos cortes han bajado”. Según el ministro la puesta en marcha de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia la semana próxima se constituirá en “el instrumento a través del cual vamos a ordenar algunos excesos”.

Las declaraciones de Prat Gay no representan nada nuevo para miles de trabajadores que han visto como, a partir de la mega devaluación realizada en diciembre, junto con la inflación su salario alcanza cada vez para menos. Esto se suma a su vez, al intento de parte de Mauricio Macri de, al igual que hizo el kirchnerismo, ponerle un techo a las paritarias. A través de distintos funcionarios, como Triaca y Bullrich han deslizado que lo máximo que podrán alcanzar los trabajadores será un 20-26% de aumento.

La inflación, un secreto bien conocido por todos

Para el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay en una conferencia de prensa realizada ayer, la inflación tuvo "un primer salto" (en relación a diciembre NdR), pero aclaró que ahora "la cosa se ha normalizado, más allá de algunas situaciones puntuales, como la cadena de la carne y algunos medicamentos". A su vez, agregó que "casi todas las consultoras privadas calculan que en enero la inflación fue más baja que en diciembre". Agregando que en la materia "hubo zona liberada durante el gobierno anterior, pero eso ya está contenido. Falta avanzar un poco más para que las expectativas se ordenen en torno del 25%".

Lo dicho por Prat Gay en relación a la inflación estimada es engañoso y esconde algunos problemas. Por un lado, dado que el macrismo esconde los índices oficiales (al igual que el kirchnerismo) se debe requerir de estimaciones realizadas por privados. Según estas, la inflación en enero se ubicó entre el 3,5-4% mensual. De esta forma, las diversas estimaciones anualizadas arrojan que el 2016 cerrará con un incremento generalizado de precios de entre el 30-35%.

Sin embargo, todas las consultoras acuerdan en que los incrementos anunciados para la luz podrían disparar aún más la suba de precios y repercutir en un salto en el índice del mes de febrero. A su vez, la estimación realizada no pondera los incrementos que habrá a futuro del gas (que se espera que sea similar a la luz), transporte ni la suba que podría haber nuevamente para la luz a mitad de año.

El reconocimiento de parte de Prat Gay de la alta inflación de enero es una muestra de la impotencia del discurso oficialista acerca del control de precios. La quita de las retenciones a los productores agropecuarios, aparte de brindarle abultadas ganancias al campo ha impulsado el crecimiento de los precios.







Temas relacionados

Mauricio Macri   /    Inflación   /    Despidos

Comentarios

DEJAR COMENTARIO