Géneros y Sexualidades

ACTUALIDAD

Para Monseñor Aguer, la pedofilia y los femicidios "son culpa del divorcio"

El arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Aguer, volvió a formular polémicas declaraciones, esta vez en entrevista con Franco Torchia.

Sol Bajar

@Sol_Bajar

Martes 3 de enero | 18:01

En un reportaje con el periodista Franco Torchia, quien conduce un programa radial dedicado a la diversidad sexual por La Once Diez, monseñor Héctor Aguer sostuvo que en su calidad de Arzobispo de La Plata prohíbe el ingreso de seminaristas que confiesen su homosexualidad. "No ordeno a un candidato que no me diga que le gustan las chicas. Un sacerdote homosexual nunca debe ordenarse", afirmó.

En el mismo sentido, el prelado afirmó que no puede considerarse que el papa Bergoglio sea "gay friendly" por haber sostenido que las personas homosexuales no deben ser marginadas de la Iglesia. Por el contrario, Aguer afirmó que ésa fue "una tergiversación" realizada por los medios de comunicación a raíz de las declaraciones del Pontífice durante el año pasado. “Hay una doctrina de la Iglesia sobre eso, que la respeta tanto (Jorge) Bergoglio como yo. Y esa doctrina no se cambió, está y estará”, afirmó, y añadió que “si el penitente confiesa su homosexualidad, cree que es un pecado y se arrepiente, es absuelto [por la Iglesia, NdeR], pero si no se arrepiente no puede recibir la absolución”.

Te puede interesar: Monseñor Aguer: oscurantismo y homofobia

Para ratificar sus palabras, Aguer, uno de los principales referentes de la Iglesia Católica argentina, también leyó párrafos enteros del catecismo de la institución y destacó que “los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados, son contrarios a la ley natural, cierran el acto sexual al don de la vida, no procedan de una verdadera complementariedad afectiva y sexual, no pueden recibir aprobación en ningún caso (...) las personas homosexuales están llamadas a la castidad mediante virtudes de dominio de sí mismo, que eduquen la libertad interior”.

Con la hipocresía que lo caracteriza, el Arzobispo de la capital bonaerense tampoco evitó referirse a las denuncias de abusos sexuales a menores por parte de diversos miembros de esta institución, y afirmó sin titubear que la mayor parte de estos casos se dan en el ámbito familiar y no en la Iglesia. "Principalmente son los padrastros, las parejas de las mujeres, aunque a veces también son los propios padres", sostuvo, y añadió que "todo eso tiene que ver con la disolución del vínculo familiar que estaba fundado en el matrimonio indisoluble", hecho al que también atribuyó los casos de femicidios ocurridos en los últimos tiempos.

Te puede interesar: Los horrores de Provolo y el mentiroso monseñor Aguer

Respecto a la violencia machista, que han denunciado miles de personas en todo el país bajo el lema "Ni Una Menos", el prelado también realizó polémicas afirmaciones: "la racha de los nuevos femicidios tiene que ver con la desaparición del matrimonio. El matrimonio dignificaba a la mujer, la ponía en un lugar de igualdad con el hombre. Le daba una estabilidad a la familia y a la mujer un respaldo", afirmó Aguer, quien también se refirió al derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos. “Hay jurisprudencias que se van multiplicando, en las cuales no se respeta la vida del niño por nacer. Ahora bien, en cuanto al matrimonio y la familia, el Código Civil actual ha convertido al matrimonio en un rejunte provisorio”, afirmó.

Al respecto, el obispo de La Plata reconoció asimismo que la Iglesia logró incidir en la decisión de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal para adherir al protocolo de aborto no punible.

Te puede interesar: Monseñor Aguer, ráfagas de reacción de la Santa inquisición




Temas relacionados

violencia contra las mujeres   /    Pedofilia   /    LGTBI   /    Femicidios   /    Homofobia   /    Violencia hacia las mujeres   /    Iglesia Católica   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO