Política

CON DEFENSORES ASÍ...

Para Durán Barba, quien no tenga “una empleada en negro” que tire la primera piedra

El asesor de Macri quiso defender al ministro Triaca pero terminó discutiendo con varios macristas pudorosos. Fue en un intercambio de mails del Club Político Argentino.

Martes 30 de enero | 11:57

El asesor del Presidente Jaime Durán Barba discutió en un foro de correos electrónicos con varios miembros del Club Político Argentino (un rejunte de “intelectuales” y dirigentes apologistas del Gobierno, algunos más de derecha que otros). Allí realizó una encendida defensa del ministro de Trabajo Jorge Triaca, utilizando ironías y definiciones de claro corte clasista.

Durán Barba protagonizó lo que el diario La Nación (uno de los que más cuestiona al ministro y hasta sugirió que debería renunciar a su cargo) definió como “una dura discusión” con el periodista Aleardo Laría, el expresidente de la Auditoría General de la Nación Enrique Paixao, Carlos Abeledo, el exsenador nacional Pedro del Piero, Graciela Fernández Meijide y hasta con Marcos Novaro.

Leé también Hipocresía macrista: renunciaron Mariana y Lorena, hermanas del ministro Triaca

La primera respuesta del politólogo y consultor ecuatoriano fue ante un mail de Laría, quien manifestó que “en Europa un ministro de Trabajo que despide a su empleada privada insultándola gravemente, la tiene varios años en negro, dispone que parte del sueldo corra a cargo de la intervención de un sindicato cuya intervención dispuso el propio ministro, renuncia de inmediato a su puesto”.

“Es alarmante. Nuestro país es como Suecia. Nadie tiene una empleada en negro. Siguiendo la Biblia, todos estamos libres de pecado, podemos lanzar una lluvia de piedras. Hay que lapidar a Triaca de inmediato”, fue el primer mail irónico de Durán Barba en el intercambio.

“Jaime, francamente no es una buena defensa”, escribió en el foro el expresidente de la AGN Paixao. A lo que el asesor presidencial retrucó: “No es una defensa. Es una exhortación. Las piedras las fabricaron las avanzadas revolucionarias con la casa de Juan B. Justo”.

Lanzado a defender al cuestionado ministro a como dé lugar, Durán Barba insistió. “A unos les puede parecer que lo más trascendente que puede hacer un ministro es blanquear a su empleada. A todos nos puede parecer cómica esa visión de la política”. Y agregó, seguramente sonriendo mientras tecleaba: “Sería como pedir la renuncia de Mauricio porque no pide a sus invitados que se disfracen cuando concede una audiencia”.

“Yrigoyen no reconoció a ninguno de sus hijos. No por eso debería ser borrado de la historia”, dice en otro mail Durán Barba y generó la reacción de algunos más. “Impresentables el ministro y su defensor en este intercambio”, dijo Del Piero. Y el ecuatoriano no dio tregua: “Sería una pena que el club se expresara con un nivel de profundidad de señoras que toman té y mascan bizcochitos. Triaca ha cumplido y cumple un papel muy importante en la reforma laboral y en la lucha contra las mafias”.

Leé también Macri con Lanata: “Triaca reconoció el error y pidió disculpas”

Al borde del insulto, Durán Barba siguió mandando mensajes. “Si pedimos su renuncia, podemos sugerir que el nuevo ministro sea Marcelo Balcedo, que tenía a los empleados de su zoológico en blanco. Su esposa alegraría al ministerio con su brillante sonrisa. Podríamos terminar el comunicado con un grito de solidaridad con aquellos a los que estaríamos defendiendo con la salida de Triaca: ’¡Libertad a los presos políticos! ¡Viva el Pata Medina! ¡Viva Balcedo! ¡Viva Montoneros!’”, sentenció.

Según la reconstrucción de La Nación, entonces los que se enojaron fueron Graciela Fernández Meijide y Marcos Novaro. “Jaime, está bien un poco de joda, pero esto está de más”, dijo la exreferente de la Alianza de De la Rúa. “Ridiculizar a los demás creía que era algo mal visto en estos pagos”, agregó el sociólogo que adhiere con fervor al macrismo.

Intentando dar un cierre a la pelea, Durán Barba sentenció: “No creo en demonios ni en ángeles. Todos somos al mismo tiempo un criminal y un santo, como lo dijo Saint Genet en Comediante y mártir, que debería ser de lectura obligatoria para todos los fanáticos”.

Finalmente, quizás considerando la posibilidad de que el intercambio semiprivado de mails trascendiera y en lugar de un favor a Triaca en verdad lo estuviera complicando más, el asesor de Macri dio por terminado el asunto pidiendo disculpas por su “humor negro”.








Temas relacionados

Jorge Triaca   /    Cambiemos   /    Jaime Durán Barba   /    Macrismo   /    Mauricio Macri   /    Ministerio de Trabajo   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO