Juventud

LA VOZ DE LOS BRIGADISTAS

Panteras negras de la UAM: donde hay organización, hay esperanza

Tomando descanso apenas para dormir y asearse, miles de jóvenes continúan recorriendo las zonas de desastre, llevando acopio y apoyando en las tareas de remoción de escombros, demostrando que en donde hay organización y lucha, hay esperanza.

Sábado 23 de septiembre | 17:42

Jueves 21 de septiembre de 2017
18:00 horas

44 brigadistas partimos en un autobús desde la UAM Azcapotzalco. Nos informaron que en Atlixco, Puebla, necesitan ayuda y nos dirigimos hacia allá. Al llegar, quienes estaban organizando nos agradecieron nuestra presencia y nos preguntaron si podíamos trasladarnos aun poblado cercano. Para eso venimos. Nos lanzamos.

Viernes 22 de septiembre
01:30 horas

Llegamos a San Francisco Huilango. Sin grandes destrozos, nos informaron que necesitan ingenieros civiles para revisar las casas. Una compañera brigadista tiene familia ahí y decidió quedarse para apoyar. El resto continuamos nuestro camino a Tochimilco.

Leer: Tecuanipa, Puebla: sin agua y entre escombros

03:00 horas

Una vez ya en Tochimilco, conocimos a Arturo Reyes, rescatista y nos disponemos a pasar lo que queda de la noche en un centro de acopio mientras nos informan que, a la par de las tareas de remoción de escombros, hacen falta especialistas que den certeza de seguridad a las familias que temen un derrumbe. Tres de nuestros compañeros tuvieron que regresar de urgencia la Ciudad de México.

06:38 horas

Tras descansar unas horas nos disponemos a salir rumbo a San Antonio Alpanocan, una comunidad de Puebla reportada como muy afectada por el sismo.

08:00 horas

Tuvimos que parar en Santiago Tochimizolco pues el autobús ya no pudo continuar porque las calles estrechas ya no le permitían dar vuelta. Avanzamos hacia el siguiente pueblo, caminando y con ayuda de una camioneta que vimos en el camino. Este poblado es muy pequeño y no alcanzamos a ver afectaciones muy graves.

09:00 horas

Encontramos otra brigada Universidad Autónoma Metropolitana, eran 6 personas. 30 compañeros de nuestra brigada trabajaron en conjunto con ellos apoyando en San Miguel Tecuanipa, donde había varias afectaciones en las casas, se repartieron víveres, y se brindó ayuda para quitar escombros. Empezaron a llegar víveres de otras partes del país desde donde también se solidarizaron. En este poblado, al igual que en los anteriores, nos informaron que hacen falta ingenieros civiles.

11:00 horas

Un grupo de diez personas decidió sumarse a nuestra brigada. Marcelino, uno de los miles de personas solidarias, nos apoyó con su camioneta para llegar a San Antonio Alpanocan a donde llevamos algunos víveres y herramientas.

11:30 horas

Vamos pasando por Santa Cruz y observamos que afortunadamente esta llegando mucha ayuda, con víveres y mano de obra.

11:52 horas

Pasamos el Pueblo de Hueyapan, también hay personas repartiendo víveres y que están llegando camiones con más ayuda y víveres.

12:25 horas

Llegamos a San Antonio Alpanocan. Encontramos varias casas derrumbadas, empezamos a repartir nuestros viveres, al terminar se apoyo con en una casa donde hubo un derrumbe de tierra. También había más personas apoyando y repartiendo víveres. Más tarde llegó mas ayuda de diferentes lados.

15:30 horas

Partimos para reunirnos con nuestros demás compañeros en San Miguel Tecuanipa, pero en la carretera saliendo de Hueyapan se presentó un derrumbe por lo que ya no pudimos pasar, así que nos dirigimos hacia San Juan Amecac para poder llegar con el resto de la brigada.

18:00 horas

Llegamos a San Miguel Tecuanipa y nos reunimos con el resto del grupo para trasladarlos al autobús que nos esperaba en Santiago Tochimizolco.

19:45 horas

Ya todos reunidos en el autobús autobús, partimos de vuelta a la Ciudad de México.

23:45 horas

De vuelta en la UAM. Cansados pero satisfechos. Aún falta mucho por hacer.

Corresponsal UAM Azcapotzalco

Te puede interesar:






Temas relacionados

UAM Azcapotzalco   /   Universidad Autónoma Metropolitana   /   Solidaridad   /   Puebla   /   Solidaridad obrera   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO