Juventud

DEBATES

Panel en la UNA por el 8 de Marzo y sobre cómo pelear

Encabezado por la rectora de la Universidad Sandra Torlucci el panel dio sus definiciones sobre el curso del movimiento de mujeres.

Miércoles 7 de marzo | 20:03

A tan solo tres días de la fuerte batalla que dará el movimiento de mujeres, el rectorado de la Universidad Nacional de las Artes organizó un panel que buscaba aggiornarse a la pregunta que hoy recorre desde las fábricas y las universidades saltando a la pantalla chica y la portada de todos los diarios y esto es: ¿Qué lugar ocupamos las mujeres y cómo nos preparamos para este 8 de Marzo?

El mismo estuvo integrado por la rectora de la UNA Sandra Torlucci, Lucía Portos (Diputada del FPV), Selva Almada (escritora) y Amanda Alma (periodista). El panel estuvo marcado por una tónica peronista que incluyó citas de Eva Perón y reivindicando arduamente este espacio político.

Poco fue lo que se dijo sobre el debate que hoy atraviesa la realidad del movimiento de mujeres que es la habilitación del parlamento para tratar el proyecto de ley presentado ya siete veces por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto que viene haciéndolo desde el año 2005. Aquí la diputada Lucía Portos fue quien habló del asunto diciendo que “esto ha sido una maniobra del gobierno y el proyecto por el derecho al aborto, legal seguro y gratuito no es suficiente para la lucha del movimiento de mujeres” que está muy bien pero sin hacer un mea culpa de que su bloque lo haya cajoneado seis veces, saliendo con exabruptos en la última semana como el del diputado Marcos Di Palma.

Hace semanas que las estudiantes se vienen organizando en asambleas como las realizadas en las universidades de la UBA, impulsadas desde Pan y Rosas, con las estudiantes a la cabeza, ejemplo de esto es el centro de estudiantes de Filosofía y Letras, que generan espacios de intercambio abierto donde poder tratar los puntos centrales que hoy atraviesan al movimiento de mujeres sin embargo la gestión universitaria de la UNA prefirió que el micrófono se mantenga entre las expositoras.

En diálogo con La Izquierda Diario, fueron las estudiantes las que hablaron sobre las declaraciones del gobierno. Lucila de la carrera de Folklore dice que “molesta que el macrismo se apropie del debate haciendo de cuenta que surge de un día para el otro cuando en realidad es producto de la lucha del movimiento de mujeres que hace años viene dando esta pelea”.

Emilia y Talimí de la misma carrera que dicen que “buscan hacer amarillismo con este tema tan delicado que significa la muerte de cientos de mujeres por año para tapar otros temas. Por otro lado que esto haya pasado, como su mediatización, ayuda a politizar más, a que se tome una postura sobre el asunto y la lucha que hay que dar es sacarlo de la moral y que sea un tema de Salud Pública. Vivimos en una sociedad donde se cuestiona que una mujer quiera abortar pero no que un hombre se haga una vasectomía en cualquier hospital público”.

En este mismo sentido Brisa de la carrera de Movimiento dice que “se condena a una mujer que no quiere tener un hijo, que no quiere ser madre, hasta tal punto que el gobierno habló de aumentar el dinero de la AUH para que no haya abortos, como si se tratara de una mera cuestión económica (que también lo es) pero no del derecho que las mujeres queremos conseguir para decidir sobre nuestros cuerpos”.

Por lo que sí estuvo atravesado el panel es por el debate de si los varones debían de participar de la lucha por los derechos de las mujeres. En esto la rectora Torlucci fue muy clara “Vamos a declarar asueto en la UNA a las 12 para que las mujeres puedan marchar, que los varones se encuentren en la inseguridad de la decisión de si parar o no”.

Es una intención acorde a la de los dirigentes sindicales que apuestan a dividir al movimiento obrero en una separación que para ellos es crucial: Entre varones y mujeres. Tanto es así que pareciera que el derecho a un paro general es también un derecho negado a las mujeres que por sus propias reivindicaciones no pueden ausentarse en sus trabajos. Que no pueden por un solo día hacerle perder unos pesitos y golpear a la patronal y al gobierno junto a sus cómplices que son quienes estuvieron a la ofensiva con una gran represión desatada en la Plaza Congreso por aprobar el robo a los jubilados, donde la mayoría son mujeres que trabajaron en trabajos informales toda su vida o en trabajos no remunerado como las amas de casa.

Esta división apuesta además a que jamás los compañeros varones levanten nuestras reivindicaciones siendo que como ejemplo, en la enorme lucha contra los despidos que hoy encabeza el conflicto del Hospital Posadas luchan codo a codo, hombres y mujeres. Esta división apuesta a que no podamos golpear con un solo puño para derrotar el ajuste del gobierno (que pesa doblemente sobre las mujeres) e ir de una vez por todas, por todos nuestros derechos.

Frente a la causa de las mujeres Torlucci afirma que es la causa de los oprimidos como los trabajadores, que son los más débiles de esta sociedad. Este dicho contradice la realidad porque lo que fue demostrado en las últimas oportunidades que hubieron de salir a la calle y dar batallas como el #21F, el Pañuelazo y las marchas de docentes se expresó la bronca general y la predisposición a luchar que existe. Sabemos que el próximo 8 de Marzo no estará excento de ser un canal que exprese la bronca pero también la fuerza de miles. Pareciera que el panel se preocupa más en dividir como hacen las centrales sindicales, a esa fuerza que existe, que tiene tanta bronca, en vez de pensar cómo esa fuerza puede ponerse a disposición de golpear con un solo puño y salir de una vez por todas de ese lugar de opresión y explotación.

Por eso desde Pan y Rosas buscamos la alianza con los sectores en lucha, nos peleamos en las porque las mujeres que se vienen poniendo a la cabeza de las luchas encabecen la marcha.

Te puede interesar: [Video] Hospital Posadas: despedidas resuelven comenzar el 8M con medidas de lucha







Temas relacionados

#8M   /    UNA   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO