Economía

GUARIDAS FISCALES

Panamá Papers: las pruebas aportadas por Franco Macri podrían complicar a Mauricio

Los documentos presentados por Franco Macri para probar que el presidente no tenía relación con la primer empresa off shore que se conoció, podrían generar el efecto contrario.

Victoria Sánchez

@VickytaTw

Jueves 6 de octubre | Edición del día

Fotografía: pixabay

El pasado domingo 3 de abril fue el día en que salió a la luz la investigación impulsada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en inglés) y por el diario alemán Süddeutsche Zeitung conocida como Panamá Papers. La misma, cuenta con una base con más de 11 millones de documentos, y se estima que es casi 50 veces más grande que la filtración de Wikileaks.

Entre los cientos de personalidades reconocidas que formaban parte de la lista, se conoció la participación de Mauricio Macri en distintas sociedades radicadas en jurisdicciones conocidas como paraísos fiscales ocupando diversos puestos (vicepresidente, director, etc).

Con el pasar de los días, a medida que ICIJ iba brindando más información a través de su plataforma online la situación del primer mandatario, así como de otros funcionarios oficialistas se fue complicando.

Actualmente el presidente Mauricio Macri se encuentra relacionado con 12 firmas offshore. Con 5 tiene relación directa, ya que aparece ocupando algún puesto. Estas son: Fleg Trading Ltd, Kagemusha SA, Opalsen, Macri Group y la recientemente conocida ViajeYa.com conocida con los #BahamaLeaks.

Junto a estas firmas, según una investigación de El Destape, hay otras offshore que el mandatario tiene a nombre de empleados uruguayos y se mantienen en funcionamiento. Las mismas son: Metro Consulting PTY (ex Macri Group), Cap Loren Panamá SA, Orion Alliance Corporation, Atoll Services Group Inc, Pymore Ventures Holding SA, Danae Alliance Company SA, Aspent Portfolio SA y Rockford Holding Group SA..

Actualmente, Mauricio Macri es investigado por una denuncia realizada por el diputado kirchnerista Darío Martínez sobre las operaciones de Fleg Trading en el exterior. La causa está a cargo del juez federal Sebastián Casanello y el fiscal Federico Delgado por presunta "omisión maliciosa" en la declaración jurada.

Ante la aparición de Fleg Trading, voceros del gobierno salieron a aclarar que la operación era completamente legal y que no era necesario realizar ningún tipo de aclaración. Más tarde, el mismo Mauricio Macri señaló que, dado que la sociedad no reportaba ningún tipo de beneficio económico, ya que ocupaba un cargo ad-honorem, no era necesario declararlo ante el fisco. A medida que las acusaciones contra el presidente por esta causa se fueron complejizando cargó la responsabilidad sobre su padre, Franco Macri indicando que esa sociedad le pertenecía a él.

Cabe recordar que es la segunda vez que Franco Macri se hace cargo de acusaciones judiciales contra su hijo. En 2010, había enviado una carta a la Legislatura porteña en que se informaba que había sido él y no el entonces intendente porteño quien había contratado a la empresa norteamericana Ackerman para espiar a Daniel Leonardo, marido de su hija fallecida en 2014. A partir de ese testimonio, el juez Sebastián Casanello sobreseyó en diciembre pasado al actual presidente en la causa por escuchas ilegales. En junio pasado, la Cámara Federal confirmó el sobreseimiento. El éxito que tuvo en aquella oportunidad la jugada del empresario polirubro podría no repetirse esta vez.

Franco, no aclares que oscurece

Durante la tarde de ayer, el diputado Martinez brindó nueva información para que se tenga en cuenta en base a los documentos presentados por Franco Macri. Argumentó que los documentos dejan dudas acerca de quiénes fueron los verdaderos dueños y beneficiarios de las acciones de la sociedad radicada en Bahamas.

En los documentos de Fleg Trading que fueron conocidos a través del diario La Nación se podía observar que la firma Fleg Trading fue creada en Bahamas en marzo de 1998 con acciones al portador y un capital inicial de U$S 5.000 (en aquel momento equivalente a $ 5.000). Sus primeros directores, según el estatuto constitutivo, fueron Mauricio Macri, su padre Francisco (Franco) Macri y su hermano, Mariano.

Martínez apuntó contra las pruebas que presentó Elisa Carrió que fueron enviadas según ella por Marcos Peña en el programa Telenoche, horas después de la revelación de los Panamá Papers. Según la referente de la Coalición Cívica "Fleg Trading es de Franco Macri. (.) El capital es de 1950 a lo largo del tiempo hasta el 2005 (...) No hay cuenta bancaria, no hay dinero y está en la declaración jurada de Francisco Macri como bienes en el exterior del impuesto a las ganancias". Carrió mostró también un conjunto de papeles, y una planilla de Excel titulada "Franco Macri - bienes en el exterior", con el nombre Fleg Trading y la cifra "1950" repetida en las columnas que iban desde el año 1998 hasta 2005.

Considerando el acta constitutiva de U$S 5.000, la información brindada por Carrió es un indicio de que Franco Macri no fue el único beneficiario de las acciones de Fleg Trading. "Según el estatuto constitutivo de la firma, su capital inicial era de 5 mil dólares, divididos en cinco mil acciones de un dólar cada una. La cifra de 1.950 (que se repite) que es el monto de capital accionario del cual era propietario Francisco Macri. Pero 1.950 acciones, representan el 39% del capital accionario de U$S 5.000. Por lo tanto la pregunta pertinente es: ¿si Francisco Macri tiene el 39% de las acciones, quién tiene el restante 61%?" señaló Martinez.

El diputado kirchnerista también solicitó que se tengan en cuenta los documentos que Franco Macri presentó ante un juzgado del fuero civil. Entre ellos una "copia certificada de un documento firmado el 15 de octubre de 1998 en el que consta que los directores Francisco Macri, Mauricio Macri y Mariano Macri designan a otras personas en su reemplazo como directores de la compañía".

Esto podría servir de prueba de que Mauricio Macri fue director de Fleg Trading desde su constitución en marzo de 1998 hasta, al menos, octubre de ese año. En septiembre de ese año, según los registros públicos de San Pablo, Fleg Trading compró el 99,9% de la firma Owners do Brasil Ltda, a través de un pago de U$S 9,3 millones a Socma Americana. Nueve días después, Fleg y el otro accionista de Owners, otra empresa llamada Socma SA, redujeron el capital de la firma en común a 1,4 millón y retiraron 8,5 millones.Por esto, para Martínez, "Mauricio Macri tuvo directa responsabilidad en los hechos aportados a la causa, en los cuales se presume pudo existir una maniobra de lavado de dinero por 9,3 millones de dólares".

Tras seis meses de haberse conocido los Panamá Papers la situación de Mauricio Macri es cada vez más compleja. La aparición de información desconocida a través de este tipo de filtraciones pone de relieve como el sistema financiero cuenta con mecanismos legales e ilegales para operar, en los que los empresarios y la casta política fugan millones, esconden ganancias y lavan dinero.

Te puede interesar: Macri, paraísos fiscales y blanqueo: investigación exclusiva de La Izquierda Diario




Temas relacionados

#BahamasLeaks   /    Paraíso fiscal   /    Panama Papers   /    Franco Macri   /    Lavado de dinero   /    Evasión   /    Mauricio Macri   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO