Internacional

ISRAEL-PALESTINA

Palestina le pide a Trump que no traslade la embajada norteamericana a Jerusalén

A 11 días de que asuma la presidencia Donald Trump, Mahmud Abás, presidente palestino, afirma en una carta que ese traslado significaría cruzar una “línea roja” inaceptable. También lo invitó a visitar su país el año próximo.

Lunes 9 de enero | 11:04

Israelíes sosteniendo una bandera en apoyo a Trump

El presidente palestino, Mahmud Abás, ha escrito una carta al presidente electo de EEUU, Donald Trump, en la que le pide que no cumpla su promesa de trasladar la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén.

Esta decisión, advierte en el texto, tendría consecuencias desastrosas para el proceso de paz con Israel, la viabilidad de la solución de dos Estados y la estabilidad y seguridad de toda la región, informó hoy la agencia oficial palestina Wafa.

Durante su campaña electoral, Trump anunció que trasladaría la embajada del país a Jerusalén, legitimando (una vez más) la ocupación israelí de la parte palestina de la ciudad.

Además de a Trump, Abás envió textos similares a los presidentes de Rusia, China y Francia, a la canciller alemana, al primer ministro del Reino Unido, al presidente de la Unión Europea, al Movimiento de los No Alineados, al secretario general de la Liga Árabe, a la Unión Africana y a la Organización de Cooperación Islámica. A todos ellos les pide que no escatimen esfuerzos para impedir el traslado.

La semana pasada, Abás aseguró que instalar la embajada estadounidense en Jerusalén supondría una "agresión" y cruzar una "línea roja" inaceptable.

"Hemos escuchado muchas declaraciones sobre el traslado de la embajada de EEUU. Esperamos que no sea verdad ni se implemente. Pero, de llevarse a cabo, entonces el proceso de paz en Oriente Medio e incluso la paz en el mundo estarían en una crisis de la que no seríamos capaces de salir", alertó, e invitó al dirigente estadounidense a visitar Palestina el próximo año.

Uno de sus asesores, Mahmud al Habash, se expresó en términos más duros y calificó el posible traslado de la legación diplomática como una "declaración de guerra a los musulmanes", advirtiendo de que "todo puede hundirse" si se produce.

Los palestinos han lanzado una campaña para impedir este paso tras la llegada de Trump a la Casa Blanca el 20 de enero, y varios representantes han insistido en que este asunto no solo tendrá repercusiones a nivel local, sino en todo el mundo árabe.

El secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina y jefe negociador, Saeb Erekat, también condenó este fin de semana la promesa y advirtió: "Si hace lo que ha dicho, tendremos que dar por muerto el proceso de paz".

Al día de hoy, ningún país tiene su embajada en Jerusalén, todas se ubican en Tel Aviv o localidades cercanas, ya que, si bien Israel considera Jerusalén su capital, la comunidad internacional no lo acepta porque rechaza la ocupación y posterior anexión de la parte este de la ciudad.

El pedido de Palestina ocurre a pocas semanas de la resolución de la ONU que, con la histórica abstención de Estados Unidos, votó condenar las colonias israelíes en territorio palestino. En ese momento, Trump había afirmado que las cosas “iban a cambiar” luego del 20 de enero. Y a través de su cuenta de twitter había dicho que "habría que vetar la resolución sobre Israel que está siendo estudiada el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas". Trump añadió que "tal y como ha mantenido Estados Unidos desde hace tiempo, la paz entre israelíes y palestinos sólo llegará a través de negociaciones directas entre las partes, y no a través de la imposición de términos en Naciones Unidas". Y finalizaba diciendo que "Esto deja a Israel en una posición negociadora muy débil y es extremadamente injusto para todos los israelíes". Una clara posición prosionista y legitimadora de la masacre y ocupación israelí sobre el pueblo palestino. Nada que sorprenda.








Temas relacionados

Donald Trump   /    Estado de Israel   /    Palestina   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO