BIOGRAFÍA

Paixão Pagu

Una autobiografía temprana.

Sábado 4 de marzo | Edición del día

En 1940, después de su detención por la policía política de Getulio Vargas, Patricia Galvão (1910-1962), escritora modernista y militante comunista, escribe una larga carta a su compañero Geraldo Ferraz (1905-1979), periodista y escritor.

Publicada unos sesenta años después de la muerte del escritor y activista bajo el título “Paixão Pagu” esa carta es un balance crítico, sincero y visceral de su vida, la política y la cultura en Brasil de las primeras décadas del siglo XX. En esos escritos la autora intenta quemar el velo con que la burguesía trata de camuflar la realidad y disipar mitos y estereotipos creados y apoyados por sus enemigos de clase y detractores que, a través de libros, tesis, comentarios y telenovelas reafirman opresiones y mentiras contra la escritora comunista.

Anatomía de una vida y una época

Nacida en San Juan de la Buena Vista, en el interior de San Pablo, vivió hasta los 16 años en Brás, en el centro de la ciudad, en una casa lindante con los talleres de la empresa textil Tecelagem Ítalo-Brasileira, en un ámbito exclusivamente proletario.

En su infancia se encontró con todo tipo de privaciones y necesidades. Pero, debido a la mentalidad pequeño burguesa de su familia, incluso viviendo en condiciones precarias, nunca dejaron de ser los "Señores de la Villa de los Trabajadores".

Patrícia Galvão "era una muchacha imposible" para las normas castas y represivas de una familia tradicional. Siendo muy joven fue testigo de manifestaciones y huelgas obreras. Un día, al llegar a su casa, fue recibida por su madre con una ráfaga de zapatillas por haber perdido la noción del tiempo en una manifestación” de trabajadores. La joven ansiaba y trataba de escapar del ambiente conservador y sofocante/asfixiante de su familia.

Antropofagia

En 1928 se acerca al Movimiento Antropofágico encabezado por el escritor Oswald de Andrade (1890-1954) y la pintora Tarsila do Amaral (1886-1973). Colabora en la “Revista Antropofagia”. Llamada la “vedete del modernismo”, musa o mujer de Oswald de Andrade, Pagu hace fuertes críticas al ambiente modernista. Algunos ilustres poetas y escritores modernistas son presentados en sus palabras como elitistas, pedantes, misóginos y machistas.

Con la ayuda de Oswald y Tarsila, Patrícia Galvão consigue un falso matrimonio con el pintor Waldemar Belisario, para así poder dejar la casa de los padres sin mayores complicaciones.

La clase obrera organizada

En un viaje a Santos, la joven modernista asiste a una reunión del Sindicato de la Construcción Civil y la sorprenden los debates y el entusiasmo de los trabajadores por la lucha de clases. "He encontrado un ambiente de preparación de la huelga y con una mayor conciencia y fuerza de lo que he esperado". Es detenida por la policía política de Getulio Vargas, este será la primera de una serie de 23 detenciones.
Patrícia Galvão y Oswald de Andrade se casan en 1930 y de esa unión nace su hijo Rudá de Andrade.

El proyecto familiar se derrumba. “La necesidad de luchar surgió dando curso a la revuelta latente de mi vida insatisfecha”.

En 1931 se unió al Partido Comunista Brasileño (PCB), partido dirigido por la burocracia estalinista que en esos momentos ahogaba en sangre la revolución socialista de 1917 en Rusia y organizaba la derrota del proletariado mundial.
Pero, dentro de este partido burocratizado, había miles de trabajadores y trabajadores sinceros que luchaban por el derrocamiento violento del capitalismo. “Me asombró María, la cocinera, discutir con total seguridad sobre los puntos más áridos de economía política”.

1931. Santos (SP)

Manifestación en honor de los militantes anarquistas Sacco y Vanzetti, condenados a muerte en los EE.UU. "La plaza ya estaba llena de trabajadores y policías". La policía dispara contra la multitud. Algunos agentes de policiales estaban disfrazados de trabajadores, infiltrados. Herculano, trabajador negro, estibador y militante es alcanzado por un disparo en la espalda y muere en los brazos de Pagu.

Patrícia Galvão es llevada de vuelta a la prisión.

Pero, la dirección del partido la consideraba una intelectual pequeñoburgués con desviaciones degeneradas y por eso ella siempre necesita demostrar a los burócratas estalinistas su sinceridad para con la lucha de los trabajadores. Fue humillada y acosada sexualmente por los líderes del PCB.

1932. Villa de trabajadores. Rio de Janeiro

"Caminé a través de todas las fábricas de Río de Janeiro. Eran horas de espera, de promesas ... todas las mañanas, dejando mi nombre. Viví días en el patio de la empresa Souza Cruz". Hasta que finalmente consigue un puesto de trabajo vacante en la Beer Company, en la industria embotelladora. "Pero alli, para no perder los brazos, era necesario contar con una práctica intensa, era necesario un entrenamiento que no tenía. Al menor descuido, eran fragmentos de vidrio por todas partes. Un día me quedé observando quince minutos el trabajo. Fue suficiente para ser testigo y presenciar uno de esos desastres". El mismo trabajador que administraba trabajo para los aprendices sufrió un grave accidente. "Dejé. Es decir, aun así, insistí, pero una antigua obrera, me hizo renunciar."

Por medio de un compañero consigue trabajo en una metalúrgica. "El ambiente de la metalúrgica era espléndido para trabajar. Se hacía abiertamente propaganda comunista y el comedor donde almorzábamos los trabajadores era nuestra amplia sala de asambleas". En poco tiempo, la joven militante comunista y otro camarada habían conseguido organizar algunos obreros de la fábrica.

En una manifestación organizada por el PCB en Largo da Lapa (RJ) paralizan la fábrica metalúrgica donde trabajaban y los obreros se incorporan a participar en la manifestación. Ese día, una niña fue pisada por un caballo. La lesión no fue tan grave, pero la niña en brazos de su madre había perdido mucha sangre. La madre, trabajadora y militante, había sido obligada por los líderes del partido a caminar con una bandera ensangrentada y hacer un discurso antes depoder cuidar a su hija.

Patrícia Galvão no tiene suficiente dinero para comprar alimentos. Débil, sufre un accidente de trabajo al transportar a un camión en una bandeja de piezas de metal. "Necesitaba operarme con urgencia y un tratamiento prolongado ¿Cómo lo pagaba? El partido me envió con Oswald." Abandonada por la dirección del PCB, débil y enferma, es rescatada por Oswald de Andrade. Después del accidente de trabajo en la fábrica, Pagu es alejada injustamente del partido. Los lacayos de Stalin decidieron que la joven militante debía trabajar al margen, intelectualmente.

Parque Industrial: modernista, feminista, comunista

En 1933, a los 22 años, Patrícia Galvão publica “Parque Industrial”. Considerada una experiencia de lenguaje, es la primera novela proletaria brasileña. Fue financiada por Oswald de Andrade y firmada por Mara Lobo, seudónimo exigido por la dirección del Partido Comunista Brasilero .

Pagu cuenta en esta obra las pésimas condiciones de trabajo en San Pablo y relata cómo la clase trabajadora es explotada en el corazón del capitalismo. Pagu denuncia particularmente el sufrimiento de las mujeres trabajadoras y los abusos sexuales que sufren de parte de sus jefes y patrones, la explotación económica y la explotación sexual. Esta obra escandalizó a los moralistas conservadores estalinistas.
Patrícia Galvão regresa al PCB y pasa a cumplir tareas clandestinas. Para los estalinistas los fines justifican los medios. Pagu cumple algunas órdenes abyectas, pero la casta burocrática y traidora necesitaba mantener sus privilegios. No puede soportar tanta suciedad y de nuevo es apartada del partido.

Viajar a Rusia

1933. Viaja como corresponsal extranjera de “Diário da Noite”, del “Diário de Noticias de San Pablo” y del “Correio da Manhã” de Río de Janeiro. A lo largo del viaje pasa por EE.UU., Japón y China.

1934. Viaja de China a Rusia. Al llegar a Moscú ve que todavía quedan cosas por hacer. Pagu estaba entusiasmada por los éxitos y reconoce algunos errores. "Yo trabajaría, estudiaría, haría cualquier cosa", por dar su participación a la revolución proletaria.

Patrícia Galvão llevaba una carta de recomendación del PCB y se la entregó en una cena en el Metropol a Boris, un oficial del Ejército Rojo. Allí Pagu se sorprendió por la preparación de la comida de lujo, tenía la impresión de estar en un palacio capitalista con sus camareros y propinas.

Boris sale a comprar uno dulces mientras Pagu lo esperaba en una esquina de la Plaza Roja del Kremlin. Mientras admiraba el servicio de tránsito dirigido por mujeres, siente que le tocan el bolsillo de su abrigo. Era una niña de unos ocho o nueve años, andrajosa, que estaba pidiendo limosna.

Para la joven comunista brasilera los logros de la revolución rusa se fueron al suelo con el pedido de aquella niña. Y Pagu se dio cuenta que la revolución victoriosa de 1917, ahora estaba ahogada en sangre con el ascenso de Stalin y la casta burocrática en 1928. Y se pregunta: "¿Entonces la Revolución se hizo para esto? ¿Para que se mantengala humillación y la miseria de los niños?".

Boris, el oficial del el Ejército Rojo, quién vivía en un castillo lujoso trató de justificar el hecho diciendo que se trataba de vagabundos que pretendían sabotear la construcción del socialismo. "Pero, ¡¿cómo?! ¿Niños vagabundos en el país de los soviets?" Patrícia Galvão deja Moscú durante un desfile deportivo; en el cielo aviones y por allá en el podio, sobre la juventud que participaba del desfile, el jefe supremo de la burocracia, Stalin, el organizador de las derrotas proletarias.








Temas relacionados

Pagú   /    trabajadoras   /    Historias de mujeres   /    Brasil

Comentarios

DEJAR COMENTARIO