Economía

ECONOMÍA NACIONAL // VACA MUERTA

PROvechoso negocio capitalista

En la mañana de ayer se firmó un acuerdo entre YPF y la multinacional norteamericana Dow Chemical para extender la explotación de petróleo no convencional, ampliando lo firmado en 2013. El lugar escogido para la celebración fue la Residencia de Olivos, y su anfitrión principal, un colega de los CEO, el presidente Mauricio Macri.

Victoria Sánchez

@VickytaTw

Miércoles 16 de diciembre de 2015 | Edición del día

A casi una semana de haber asumido la presidencia, Mauricio Macri viene cumpliendo puntillosamente las promesas de campaña, dirigidas, claro está, a asegurarle la rentabilidad a los grandes grupos empresarios. Tras la puesta en escena del falso diálogo nacional sólo denunciado por Nicolás del Caño del PTS-FIT en el día de ayer se acordaron nuevas condiciones de entrega a las multinacionales petroleras.

Así es cómo, luego de los DNU firmados el lunes que eximen de retenciones para la exportación a las grandes patronales agrarias e industriales, continúa la alegría para los empresarios. El acuerdo suscripto, estima inversiones por 500 millones de dólares en 2016. El mismo comprende la explotación de nuevos pozos para la extracción de shale gas del bloque "El Orejano", ubicado en el noroeste de la provincia de Neuquén, una ventana de gas de la formación Vaca Muerta.

Actualmente, la producción de gas del bloque es de 750 mil metros cúbicos diarios promedio, con 19 pozos en producción, que conllevó una primer inversión de 350 millones de dólares. Con la nueva inversión se proyecta la perforación de 30 nuevos pozos, estimando ampliar la capacidad productiva a 2 millones de metros cúbicos diarios, lo que tendería a triplicarla.

El pacto firmado por Macri es continuidad de uno realizado en 2013 por la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. El kirchnerismo, en la búsqueda de capitales imperialistas para la explotación del enorme yacimiento de gas no convencional de Vaca Muerta, realizo entregas noventistas como la firmada con Chevrón. Clausulas secretas de por medio le brindó un negocio redondo, que luego ratificó con la Ley de Hidrocarburos votada a fin del año pasado, y que significaba una entrega casi absoluta de los dividendos obtenidos.

El anuncio del día de ayer fue acompañado con la presencia del embajador norteamericano Noah Mamet, el gobernador de Neuquén Omar Gutierrez, los titulares de YPF, Miguel Galuccio, los CEO de Dow Gastón Remy (titular de la Región Sudamericana) y Alberto Laverán (Director Regional) junto con algunos de los CEOS que componen el nuevo gabinete, como el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay; de Energía, Juan José Aranguren; de Producción, Francisco Cabrera, y de Interior, Rogelio Frigerio.

¿PROmesas de cambio?

Este acuerdo era algo esperado por la multinacional norteamericana, independientemente de quien resultase ganador en las elecciones. Recordemos que en septiembre, Daniel Scioli estuvo en el complejo de Dow Argentina de Bahía Blanca, junto al embajador Mamet para comenzar a dialogar acerca de posibles acuerdos en el futuro, en caso de resultar electo.

El día de ayer Mauricio Macri presentó el acuerdo como una forma de avanzar en la independencia energética y en el autoabastecimiento nacional, casi los mismos argumentos que utilizó el Kirchnerismo años atrás. La crisis energética que afecta el país y ya ha causado apagones en diversos puntos deja al descubierto lo que verdaderamente no se hizo en todos estos años.

Cabe señalar que la ampliación de la capacidad productiva ha sido utilizada para garantizar que empresas como Dow Chemical, líderes en el mercado y en la tercerización laboral, obtengan beneficios millonarios. En el año 2013 por ejemplo, registraron ganancias por U$S 2.350 millones, sin embargo, de su plantel de 1160 trabajadores del complejo de Bahía Blanca, la mitad trabaja de forma tercerizada, y cientos lo hacen bajo el convenio de la UOCRA, con salarios por debajo de la canasta familiar.

The Dow Chemical Company es el segundo mayor fabricante de productos químicos en el mundo. También es conocido por haber provisto a Estados Unidos de armas de destrucción masiva como el Napalm y el Agente Naranja, utilizadas entre otras en la guerra de Vietnam e Irak. Días antes de firmar el acuerdo confirmó su fusión con la empresa agroquímica de capital estadounidense Dupont por un valor de U$S 130.000 millones. De esta forma se encuentra en condiciones para competir el liderazgo internacional con la alemana BASF. Según trascendió se prevé que esta asociación genere el despido del 10% de su personal durante el 2016, por lo que estima dejar a cinco mil personas sin su fuente de trabajo.







Temas relacionados

Dow Chemical   /    Mauricio Macri   /    YPF   /    Vaca Muerta   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO