Política

ACTO DEL PRIMERO DE MAYO

PO y Brasil: una posición claudicante

Un debate a propósito del Día Internacional de los Trabajadores y la crisis en Brasil.

Jueves 21 de abril de 2016 | Edición del día

Cuando ya las cartas estaban echadas en la bochornosa sesión de la Cámara de Diputados en Brasil donde se habilitaba el impeachment a Dilma Rousseff, Jorge Altamira tuiteaba "Abajo el golpe en Brasil y el gobierno de los golpistas Empieza una etapa de golpes. Acelera la crisis de régimen político en América Latina". Esto sucedió el domingo pasado.

El miércoles se reunió la Mesa Nacional del FIT y allí la delegación del PTS planteó la necesidad de que el acto del Primero de Mayo tuviera también como uno de sus ejes centrales el repudio al golpe institucional y los ajustes en Brasil. Un acto cuyo lema era "Por un Primero de Mayo Obrero, Socialista e Internacionalista", no podía omitir en su convocatoria el repudio a una asonada "institucional" de la derecha en el país más importante del subcontinente.

No desconocíamos la posición de Izquierda Socialista para la cual este golpe de las patronales de la FIESP, el agro-bussines y de los partidos evangélicos está integrado a una lucha por el "que se vayan todos". Pero no podíamos aceptar que esta posición le impusiera a los partidos mayoritarios del FIT el tenor y el carácter de un acto pretendidamente internacionalista, omitiendo en la convocatoria toda referencia a lo que acaba de suceder hace pocas horas en el coloso de Sudamérica.

El PO nos terminó de responder a nuestra propuesta de cambiar el eje del acto en una nota publicada al día siguiente en Prensa Obrera, firmada por los dos compañeros miembros de la Mesa Nacional del FIT, Marcelo Ramal y Grabriel Solano. Tirando por la borda todo internacionalismo básico nos critican por llevar este planteo "cuando los términos de la convocatoria política estaban acordados desde hace varios días atrás", olvidando que el golpe que ellos también denuncian en esa misma edición como un "golpe de Estado" fue perpetrado el domingo pasado. La lógica no tiene parangón: aunque cambie drásticamente la realidad, nos tendríamos mantener en una convocatoria que ya quedó caduca.

Pero esto tiene una explicación más profunda. Escudándose tras un fetichismo de "la Plaza de Mayo" y "acto del FIT", el Partido Obrero prefiere hacer un acto con los que se niegan a denunciar un golpe que según Altamira inicia una etapa de golpes en América Latina. Con este objetivo, embellecen la posición de IS a la que califican como "neutral" (¡sic!), como si mantener la neutralidad frente a un golpe reaccionario fuera una cuestión menor...

"La unidad socialista de América Latina", como versaba en las consignas que ya habíamos acordado, para el Partido Obrero es puro palabrerío a la hora de las batallas concretas que tiene por delante la clase obrera de nuestros países. "Abortar un acto del Frente de Izquierda en Plaza de Mayo es un golpe a la independencia política de los trabajadores", aseguran Ramal y Solano. Pero como ya les contestamos en la reunión del miércoles, la "independencia política de los trabajadores" no es una abstracción para los días de fiesta, sino que se debe hacer valer en cada batalla concreta. Caso contrario, les dijimos, es puro propagandismo estéril. Si hay un golpe en Brasil, el primer deber de los que postulamos y sostenemos la independencia política de los trabajadores y el internacionalismo es hacer todo lo que esté a nuestro alcance para combatirlo desde una perspectiva independiente de clase.

Pero el PO no se queda ahí. Para intentar seguir justificando su "falsa escuadra", agregan un “argumento”, si se lo puede llamar así. Según la nueva “teorización” del PO plantear “la ’necesidad de una Asamblea Constituyente libre y soberana’, […] en los hechos significa la remoción del gobierno actual -o sea, un golpe”. Este planteo referido al MRT (el grupo hermano del PTS en Brasil) oculta, en primer lugar, que el centro de su política fue exigir "plan de lucha contra el impeachment de la derecha y los ajustes del PT", moción por la cual batallaron (y en varias ocasiones ganaron) en sindicatos y centros de estudiantes. Es en este marco, y subordinado a esta perspectiva, que el MRT también levanta el planteo de Asamblea Constituyente Libre y Soberana respondiendo a la necesidad de señalar que toda lucha contra el golpe los revolucionarios la encaramos sin defender al régimen burgués presente (en descomposición en Brasil) sino como transición en la lucha por un gobierno de trabajadores. En segundo lugar, el planteo del PO es absurdo si tenemos en cuenta que hace solo un mes el PO planteaba: “La podredumbre del régimen político brasileño plantea la consigna ’que se vayan todos’ y el debate de una asamblea constituyente que reorganice el país sobre nuevas bases sociales.” (PO 1402) En aquel entonces el PO ligaba el planteo de constituyente al “que se vayan todos”, que en Brasil levantan grupos como el PSTU y un sector del PSOL que se niegan a luchar contra el golpe institucional. Es decir, el mes pasado la constituyente era para el PO una alternativa, pero ligada al “que se vayan todos” (PSTU). De pronto la constituyente es “golpista”. Incomprensible para cualquier mortal. Y por sobre todo un eclecticismo programático que solo se puede aplicar si el programa no está pensado para la acción, sino como complemento secundario de una (abstracta) independencia de clase separada de las luchas concretas.

Justamente de lo que se trataba era de utilizar consignas democráticas como la Asamblea Constituyente -subordinada a la lucha contra el golpismo institucional y los ajustes- para desarrollar la movilización independiente contra el régimen en la perspectiva de un gobierno obrero que de una salida de fondo al capitalismo del “Lava Jato”. Como el internacionalismo del PO no pasa las fronteras nacionales, tal vez desconocen toda la lucha política que el MRT ha venido dando con la izquierda como el PSTU que ha tenido una posición totalmente claudicante a los golpistas y a acusado en sendas notas a nuestros compañeros en Brasil por estar en un bando "petista" al levantar la consigna "contra el golpismo y los ajustes del PT", consigna que fue votada por asambleas de trabajadores en la relevante Universidad de Sao Paulo (USP).

Si hoy la clave es la lucha contra el golpismo y los ajustes, las eventuales diferencias sobre la política de Asamblea Constituyente no pueden ser un obstáculo para encararla. A esta altura queda más que claro que el PO tiene que sacar de la galera argumentos para justificar su claudicación a las posiciones de Izquierda Socialista y evitar ir a un acto con el PTS contra el golpe en Brasil, en la embajada de Brasil o en la Plaza de Mayo si prefieren.

Vamos a la embajada de Brasil contra el golpismo y los ajustes, por una verdadera unidad socialista de América Latina.







Temas relacionados

Día Internacional de los Trabajadores   /    1º de Mayo   /    PO   /    Brasil   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO