Géneros y Sexualidades

UNIVERSIDAD DE CHILE

Otro triunfo contra el acoso: profesor Leonardo León solicita su desvinculación

De acuerdo a información entregada en un correo institucional de la universidad, Leonardo León Solís, acusado de acoso sexual, habría pedido su renuncia, en el contexto de diversas manifestaciones y organización contra el abuso.

Jueves 19 de mayo de 2016 | 12:58

“La información que comento dice relación con que, a última hora de la tarde, recibí un correo de la Sra. Decana, en el que me informaba que el profesor León había solicitado su desvinculación institucional, trámite que ya se encuentra en curso ante la controlaría interna de la Universidad”, asegura un correo enviado, el 13 de mayo, por Pablo Artaza Barrios, académico del Departamento de Ciencias Históricas de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile.

Esta situación se enmarca en los casos de acoso sexual denunciados por decenas de estudiantes en dicha casa de estudios, los que se vienen manifestando desde hace meses contra el abuso de poder y la violencia de género. Cabe recordar que otro académico, Fernando Ramírez, fue destituido de la institución gracias a la organización y presión de los jóvenes y de ciertos profesores que apoyaron la lucha. Aquel fue el primer triunfo para los estudiantes.

La Coordinación de Historia de la Universidad de Chile, planteó al respecto lo siguiente:

“En mi rol de Coordinador de Historia, es mi deber informarles que, tras meses de encubrimiento y décadas de impunidad, el ex-director del Departamento, Leonardo León Solis, ha solicitado oficialmente su desvinculación de la Universidad de Chile, o en otras palabras, que ha presentado su renuncia a la institución. Esta información, entregada extraoficialmente el viernes (13), fue confirmada durante la reunión que los consejeros estudiantiles de Departamento sostuvieron este lunes 16 recién pasado. Si bien ésta debe ser primero aprobada desde las instancias superiores de la universidad, y por lo tanto, el sumario amplio en el cual está acusado sigue vigente, debemos dejar en claro que esto ha sido un logro de meses de movilización. El renunciado en ningún caso pidió su desvinculación como gesto de buena voluntad. Se vio obligado a hacerlo porque como comunidad de carrera lo pusimos contra la espada y la pared. Pidió su renuncia porque hemos ido desnaturalizando años de prácticas machistas enquistadas en este y otros espacios. El echar a un acosador sistemático, el lograr forzar a que por primera vez desde los 70 un decanato ofreciera un espacio triestamental y paritario en la facultad y, que sobre todo, se haya puesto definitivamente en la palestra la violencia patriarcal como un problema estructural, han sido triunfos logrados en la lucha”, enfatiza el comunicado.

La respuesta de la Coordinación de Historia continúa asegurando que “si se fue por la puerta trasera es, sobre todo, gracias al coraje y la valentía de decenas de compañeras que decidieron decirle basta al silencio y al miedo, que se ha logrado ir instaurando principios como el que el testimonio de las víctimas a priori no se pone en duda y que, por otro lado, años de crianza machista no son justificativo alguno para avalar la violencia de género ni menos para ampararse en los privilegios patriarcales. No olvidemos que este individuo que encubrió a Fernando Ramírez, es el mismo tipo que justificó el tener relaciones con su alumnas en la UV en 1999, señalando que ‘él era como un cacique y que debía tener muchas mujeres’”, denuncian los estudiantes.

En palabras del concejero de la Facultad de Filosofía y Humanidades, y militante de la Agrupación Combativa y Revolucionaria, Jorge Sanhueza, “este es otro paso importantísimo en la organización estudiantil, en la lucha de las mujeres por develar todo el abuso de poder y violencia de género que se vive día a día y también al interior de nuestras universidad, colegios y liceos. Que Leonardo León haya solicitado su desvinculación es netamente por la presión que ejercimos como estudiantes, por la lucha que hemos dado, una pelea encabezada por las compañeras que se atrevieron a denunciar y emprender este camino. Esto demuestra que la única manera de encontrar solución ante los problemas de acoso sexual y de violencia, es mediante la auto-organización, las asambleas entre compañeros, y también junto a profesores, y la movilización”, plantea el estudiante de Historia.

Cabe destacar que los casos de acoso vinculados a Leonardo León también fueron denunciados por los estudiantes y por la Secretaría de Género de la Universidad de Valparaíso, institución donde el académico trabajaba y había sido denunciado hace más de 15 años.






Temas relacionados

Universidad de Chile   /   Movilizaciones   /   Acoso   /   Géneros y Sexualidades   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO