Sociedad

OPINIÓN

Otra vez utilizan niños para legitimar a la mafia policial

Sábado 8 de julio | 15:27

No es la primera vez que pasa. El año pasado ya había sucedido que niños aparecieran disfrazados de Policías Locales en desfiles oficiales. Esta vez, bajo el auspicio de la Secretaria de Seguridad del intendente Martiniano Molina, vuelven a manipular la imagen de niños para legitimar una fuerza represiva y corrupta a los ojos de la sociedad.

El año pasado ya habíamos denunciado una situación similar donde, con el auspicio de la intendencia PRO de Martiniano Molina, se habían difundido fotos de niños disfrazados de “pitufos”. Esta vez, la campaña está directamente difundida desde la pagina de la Secretaria de Seguridad y su utilización nada tiene de "simpático" ni de inocente.

El fortalecimiento del aparato represivo tanto bajo el gobierno anterior del FPV, con la creación de las Policías Locales, como del actual gobierno de Macri y Vidal dio como resultado el aumento constante de los casos de abuso policial. En el último tiempo el escándalo creció cuando por orden de María Eugenia Vidal la policía comenzó a realizar razzias en los colectivos en todo el conurbano bonaerense y aumentaron en un 700 % las detenciones arbitrarias y los abusos policiales hacia la juventud

La ultima semana, en una situación escandalosa y que evidencia la prepotencia y la impunidad que sienten los agentes, esta misma fuerza intento impedir la histórica ronda de las Madres de Plaza de Mayo de Quilmes

Ante esta situación, organismos de derechos humanos se han pronunciado repudiando estas practicas y también han presentado Habeas Corpus para detener las razzias que recuerdan a las peores épocas de la historia argentina.

En este marco, el gobierno junto a los medios masivos de comunicación han redoblado la campaña ideológica y psicológica sobre millones para legitimar el accionar y la presencia en las calles de las mafias policiales. La campaña de la "inseguridad" esta a la orden del día para generar pánico en la población y poder legitimar la militarización de los barrios de la provincia y la criminalización de la juventud.

El nivel de perversidad es supremo cuando se sabe que la misma institución que intentan fortalecer es la que regentea y dirige el delito organizado y las zonas liberadas, donde obligan a pibes que se encuentran en situaciones sociales terribles a robar para ellos como pudo evidenciar el caso de Luciano Arruga. La Policía es una verdadera "asociación ilícita" que retroalimenta su poder y su impunidad dirigiendo el delito.

A pesar de que el macrismo esta hace meses insistiendo en la baja de la edad de imputabilidad, parece que no tiene tapujos en la utilización macabra de la inocencia de los niños. Esta campaña para nada simpática no tiene otro fin que el de "humanizar" y legitimar socialmente una fuerza que esta podrida hasta la medula.

La política orquestada desde la Secretaria de Seguridad de Molina es parte de esa operación que día a día llevan adelante desde los medio y el gobierno porque necesitan a esta mafia impune para disciplinar a la juventud arrojada a la desocupación y a la pobreza. Quieren a la institución policial con las manos libres para actuar contra la juventud y reprimir las luchas obreras y sociales que ya se pueden ver en el horizonte del ajuste macrista como hoy es la lucha de las obraras y obreros de PepsiCo.






Temas relacionados

Martiniano Molina   /    Policía Local   /    Quilmes   /    Opinión   /    Provincia de Buenos Aires   /    Libertades Democráticas   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Sociedad   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO