Sociedad

INUNDACIONES EN SALTA

Otra vez las aguas bajan turbias

Continúan siendo miles los evacuados en la provincia norteña. El Pilcomayo no baja y los que habitaban a su vera, perdieron lo poco que tienen. Mientras tanto comienzan a escucharse voces de quejas de miembros de las comunidades por la falta de atención y de ayuda por parte de municipios y de la gobernación.

Martes 6 de febrero | Edición del día

Santa Victoria Este, en el departamento de Rivadavia -el llamado Chaco salteño-, es una de las zonas más afectadas, sus habitantes ya desde la semana pasada tuvieron que abandonar sus pocas pertenencias, los que todavía tenían sus casas (en su gran mayoría de adobe) en pie, fue necesario para no poner en riesgo sus vidas, que también las dejaran. Otros, todavía los menos afortunados vieron cómo sus precarias viviendas construidas al borde del río, se derrumbaban y eran arrastradas por el agua.

Los centros de evacuados no dan abasto y tienen excedidas sus capacidades para albergar a tantas familias. Esto obedece más a la falta de previsión y planificación que a la crecida del río, que también por estos días está afectando comunidades de Bolivia, donde también hay miles de evacuados.

Te puede interesar: Fuertes inundaciones con miles de evacuados que pierden todo lo que tienen

Como siempre sucede en estos casos, donde los fenómenos climáticos aparecen con toda su fuerza, los gobiernos que no pueden evitar esos fenómenos, si podrían construir centros de albergue acordes a la cantidad de pobladores de esas regiones, hacer acopio de todo lo necesario para asistirlos, etc. Pero cuando estas “tragedias” sociales suceden golpeando al pueblo pobre sobre todo, es cuando más queda de manifiesto que a los políticos tradicionales nada de esto les importa, por más declaraciones para la prensa que hagan y fotitos para las redes sociales que se saquen.

Patricia Bullrich, la ministra de Seguridad fuertemente cuestionada por su actuación de defensa cerrada de la Gendarmería en el caso de la desaparición, seguida de muerte de Santiago Maldonado, viajó con el Secretario de Seguridad Interior, Gerardo Milman, a la provincia de Salta para “coordinar la asistencia a los damnificados por las inundaciones”, como reza un comunicado del Ministerio. Pero la asistencia a las comunidades originarias de los departamentos más afectados, según quejas que comienzan a trascender de los propios pobladores, llega poca y mal.

Veamos:

En la comunidad La Puntana, departamento de Rivadavia, algunos habitantes denuncian:

“Me salí del regimiento porque era todo una asquerosidad y no había ni agua para tomar, teníamos que comprar afuera, pero era bien lejos. Yo estoy con los tres chicos, por eso me fui a la casa de un amigo, pero también es bien pobre y necesitamos colchones, no sé cómo vamos a dormir esta noche. Nos tienen como bola sin manija. Los otros (NR: se refiere a los demás evacuados) se han quedado pero no sabían a qué hora les iban a dar el agua. Nadie nos daba ni pelota ahí, teníamos que acarrear todas las cosas solos, por eso me fui”

“Como a las seis de la tarde comenzó a entrar el agua en las casas que están en la orilla de donde pasa el agua, acá en la comunidad (NR: La Puntana). Hasta ahora acarrean gente con sus camionetas los mismos chicos de acá, o sea es la gente con sus propios medios, La gente de la Municipalidad no, no pasa nada con ellos. Los chicos (NR: se refiere a los jóvenes de la comunidad) están haciendo un esfuerzo total. Nosotros necesitamos que nos ayuden con camionetas para el traslado, o tractores, lo que sea. También necesitamos medicamentos porque no tenemos nada. Les pedimos que nos ayuden porque Puntana ya está tapada de agua”

Estos testimonios no estarían dando cuenta de la “asistencia a los damnificados” que quiere mostrar el gobierno de Cambiemos, junto con el gobernador Urtubey, que se sacó una foto paleando barro y en las redes sociales comenzaron las burlas y los insultos por el cinismo de esa acción. Pareciera que el gobernador, a tono con todas las corrientes del PJ, estará pensando en las elecciones del 2019, en vez de ocuparse de las carencias de los salteños.

La gobernación de Salta tiene un ministerio de Asuntos Indígenas y Desarrollo Social, a cargo de Edith Azucena Cruz. Habría que recordarle a esta ministra que en La Puntana, que queda en el Departamento de Rivadavia, al igual que Santa Victoria Este, casi la totalidad de sus habitantes pertenecen a pueblos originarios, wichis más específicamente.

“Ayer, la ministra de Asuntos Indígenas nos dijo cuando llegamos que nos iban a traer colchones, plásticos para armar las carpas y colchones y se hizo de noche y nada” Esto denunciaba el cacique de La Curvita, otra comunidad.

Es evidente que aún con reuniones de gabinete de emergencia, con los centros de evacuados no alcanza. Una vez más se puede ver la desidia de los gobernantes y otra vez los que menos tienen son los que pagan los costos.








Temas relacionados

Salta   /    Patricia Bullrich   /    Juan Manuel Urtubey   /    Inundaciones   /    Ministerio de Seguridad   /    Salta   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO