Política Uruguay

Declaraciones Centro militar

Otra vez la impunidad

A pocos días de la marcha del silencio las amenazantes declaraciones del presidente del Centro Militar Carlos Silva Valiente, vuelven a poner sobre la mesa la impunidad con que se manejan los que defienden las violaciones de los derechos humanos de la dictadura y el silencio cómplice del sistema político

Viernes 24 de mayo | 20:33

El aniversario de la fundación del Centro Militar fue la oportunidad para una nueva manifestación de impunidad y amenazas hacia el sistema democrático.

El discurso de su presidente, Coronel Carlos Silva Valiente muestra la reivindicación hacia la dictadura y su accionar que está presente en los referentes de las Fuerzas Armadas.

En un discurso con connotaciones amenazantes, Silva planteó que las decisiones que se tomen este año “tengan como dirección absoluta el irrestricto respeto a las nociones que presiden y orientan nuestro ordenamiento nacional”.

Desde esta posición, un militar, se erige en juez acerca de lo que “es bueno para el país”. Este razonamiento, propio de la doctrina de seguridad nacional de los años 70, pretende colocar a las Fuerzas Armadas por sobre el sistema democrático como “custodios” del orden institucional y con la posibilidad de intervenir si este se ve amenazado. Con frases similares los militares justificaron los golpes de estado en la década del 70, cuando con el argumento del riesgo del avance del comunismo cometieron todo tipo de crímenes de lesa humanidad.

¿Que insinúa Silva Valiente?, ¿que para él los militares deberían dar otro golpe de estado si el “ordenamiento nacional” que defiende se ve amenazado?

La gravedad de estas declaraciones, de parte de un militar que ocupa un cargo en una institución que representa a militares deja ver el pensamiento que impera en las Fuerzas Armadas.

“Que quede bien claro ahora y siempre: no dejaremos pasar sin respuesta ninguna de las infamias que cada tanto los enemigos de la paz lanzan contra las Fuerzas Armadas y el honor y derecho de sus integrantes”.

Como lo han expresado infinidad de veces estos militares, la búsqueda de verdad y justicia para los crímenes de la dictadura no son para ellos más que señales de persecución a las Fuerzas Armadas, por lo cual estas declaraciones son una amenaza directa contra todos aquellos que buscan avanzar en el camino de la justicia y un intento de amedrentar y generar miedo y temor.

Por otra parte, a lo largo de todo el discurso Silva realiza sugerencias acerca de lo que deberían votar los militares, no señalando un partido en particular sino el tipo de propuestas que deberían tener presente a la hora de votar.

En una institución tan vertical, ¿no constituye una presión sobre la tropa y los efectivos cuando llama a tener “coherencia y lucidez” a la hora de votar?

De paso, en el contexto de este discurso amenazante, realiza una defensa directa de los privilegios que tienen los militares y reclamos sobre la situación salarial y presupuestal.

El silencio y el “dejar hacer desde el sistema político no hacen más que fortalecer a estos nostálgicos de la dictadura y aumentar su sentimiento de impunidad y de poder decir cualquier cosa sin que haya consecuencias.







Temas relacionados

Derechos Humanos   /    Política Uruguay   /    Dictadura uruguaya   /    Impunidad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO