Internacional

CRISIS MIGRATORIA

Otra valla fronteriza se levanta en Europa, ahora en Austria

El Gobierno austríaco ha decidido recurrir también a una valla, en su frontera con Eslovenia, para controlar la llegada de refugiados, aunque insiste en que esta medida no supone bloquear el paso.

Jueves 29 de octubre de 2015 | Edición del día

El refugiado sirio Oman espera junto a su hija de tres meses Shima en la frontera entre Austria y Alemania, 28 de octubre de 2015. EFE/Sebastian kahnert

Aunque la ministra del Interior, Johanna Mikl-Leitner, recurrió el martes a un eufemístico "medidas de edificación" al describir esa futura valla, tanto ella como el resto del Gobierno llamaron finalmente el miércoles por su nombre a lo que Austria va a construir en la frontera.

"No es una valla alrededor de Austria. Es una medida de seguridad técnica que no encapsula a Austria", aseguró el canciller federal, Werner Faymann.

Mikl-Leitner insistió en declaraciones a la emisora pública ORF, en que no se trata de impermeabilizar la frontera, sino de instalar esas "medidas técnicas" para asegurar una entrada "controlada y ordenada" de los refugiados.

Agregó que hay que tomar "precauciones" si la llegada de refugiados se agrava en las próximas semanas. La responsable de Interior incluso opinó que en las últimas semanas algunos refugiados se han mostrado "más impacientes, agresivos y emocionales".

El portavoz del ministerio del Interior, Karl-Heinz Grundböck, explicó que la idea es evitar el cruce "descontrolado" de refugiados y "redirigir" el flujo hacia un punto concreto.

Los refugiados de países en conflicto de Oriente Medio que llegan a Austria pasan antes por países de mero tránsito: Eslovenia, Croacia, Serbia, Macedonia, Grecia y Turquía, en una larga marcha por la llamada ruta de los Balcanes.

Aunque Austria también es país de destino para un estimado 5 % de los refugiados, la mayoría de estas personas desea seguir su camino hacia Alemania para pedir allí asilo.

Con todo, en lo que va de año unas 63.000 personas han pedido ya asilo en Austria y se espera que hasta diciembre suba a 85.000, el triple que en 2014.

Se trata de cifras proporcionales a la vecina Alemania, que con sus más de 80 millones de habitantes espera recibir este año 800.000 solicitudes de asilo.

En los últimos días, las autoridades alemanas, sobre todo las del estado federado de Baviera, han ido elevando el tono de las críticas a Austria, a la que acusan de enviarles sin control ni aviso previo a miles de refugiados cada día.

"El comportamiento de Austria no ha sido correcto en los últimos días", manifestó hoy el ministro del Interior alemán, Thomas de Maizière, repitiendo las quejas que ha formulado hasta ahora la región de Baviera, por donde entran a Alemania los refugiados.

El primer ministro del estado de Baviera, Horst Seehofer, dio el martes un ultimátum a la canciller alemana, Angela Merkel, para que hable con el Gobierno austríaco y tome medidas antes del domingo para frenar las nuevas oleadas de refugiados.

Antes esas críticas, Mikl-Leitner recordó que Alemania fue el país que, en solitario, aseguró en agosto que recibiría a los refugiados de la guerra Siria sin devolverlos luego a otros países europeos por los que habían pasado primero.

"Las señales provocan consecuencias y esas consecuencias las sentimos ahora", destacó la ministra. Mikl-Leitner denunció que el ritmo de entrada de refugiados a Austria es mayor que el de salidas hacia Alemania, lo que ha provocado que los centros de acogida temporales estén cada vez más llenos.

Ante esa situación, afirmó que Austria se ocupa de las personas lo mejor que puede pero que no puede "detenerlas".

"Queramos o no, marchan hacia Alemania", resumió.

A lo largo de toda la ruta de los Balcanes se suceden estas críticas entre países vecinos que se acusan de enviar refugiados de forma descontrolada y que denuncian recibir más de los que salen.

La falta de colaboración entre Serbia y Croacia, y este país con Eslovenia, provocó cuellos de botella en los cruces fronterizos, en los que los refugiados tenían que esperar a la intemperie hasta cruzar al siguiente país de la ruta.







Temas relacionados

Austria   /    Refugiados   /    Xenofobia   /    Europa   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO