Sociedad

Otra provocación macrista: Garavano envía pésame a familia de represor fallecido

El general Chasseing fue gobernador de Córdoba desde abril de 1976 hasta 1979.

Guillermo Torrent

Asesor legislativo FIT - Córdoba @Guillotadas

Martes 17 de abril | 23:04

Este lunes 16 de abril, aparentemente, falleció a los 91 años el General (Retirado) Carlos Chasseing. Se trata del militar a cargo de la provincia durante la represión más dura del genocidio militar.

Decimos aparentemente ya que ninguno de los principales medios de la provincia dio la noticia, por lo menos hasta la noche del martes. Quien sí lo recordó, en una verdadera provocación, fue el ministro de Derechos Humanos Germán Garavano, quien publicó en los avisos fúnebres de La Nación un texto en donde “participa del fallecimiento y acompaña con afecto a su hijo Pablo y familia en este momento de dolor”.

Las únicas referencias a su muerte se encuentran justamente en los avisos fúnebres de La Nación y La Voz del Interior. Allí fue también recordado por algunos de los grandes amigos y beneficiados que tuvo la dictadura militar. Las familias Pagani y Urquía, propietarias respectivamente de ARCOR y Aceitera General Deheza, también enviaron sus condolencias a los deudos resaltando el doloroso momento y el profundo pesar que causó la muerte del genocida.

Lejos de ser un funcionario menor, el General Chasseing fue un hombre de extrema confianza del también recientemente fallecido General Luciano Benjamín Menéndez.

Durante su gobernación se dio la desaparición de miles de activistas obreros y estudiantiles. Su nombre figura en la lista de represores elaborada por los organismos de Derechos Humanos, pero se vio beneficiado por la ley de Punto Final y no fue juzgado.

También tuvo a su cargo la realización de grandes obras de infraestructura, sobre todo aquellas relacionadas con el Mundial 78, conocidas por los suculentos sobreprecios que beneficiaron a la llamada “Patria Contratista”. En las mismas ganó sobre todo la familia Roggio, otra de las grandes dueñas de la provincia.

Durante la democracia se lo pudo ver compartiendo palcos con el entonces gobernador Angeloz, en lo que parece haber sido una verdadera costumbre de los gobernantes radicales, por ejemplo, en la inauguración de la estatua a Belgrano instalada en el Parque Sarmiento.

Sobre ello, la legisladora Laura Vilches del PTS-Frente de Izquierda señaló: “La actitud de Garavano es nefasta y debe ser repudiada por todos, una verdadera provocación contra la Córdoba que se moviliza por decenas de miles cada 24 de marzo o rechazando la idea de liberar a los genocidas como quiere su gobierno”.







Temas relacionados

Germán Garavano   /    Genocidas   /    24 de Marzo   /    Libertades Democráticas   /    Córdoba   /    Sociedad   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO