Política Estado Español

DIADA 2018

Otra Diada multitudinaria da el pistoletazo de salida a un “otoño caliente”

Este 11S ha dado el pistoletazo de salida a un “otoño caliente” marcado por el aniversario de jornadas históricas, teniendo las del 1 y 3 de octubre como puntos álgidos. La libertad de los presos políticos y hacer efectivo el mandato popular del 1 de octubre, consignas centrales.

Martes 11 de septiembre | 14:20

Fotos: Antonio Litov

Este 11 de septiembre ha vuelto a ser una jornada multitudinaria. Más allá del seguro baile de números, lo cierto es que las calles del centro de la capital catalana han vuelto a llenarse de cientos de miles de personas, al igual que en los últimos años, durante todo el día.

Pero a diferencia que en años anteriores, a este 11S se llegaba con un pasado reciente de mayor calado y trascendencia política. El otoño del 2017, con el referéndum del 1 de octubre y la histórica huelga general del 3 de octubre (más otras jornadas relevantes como la propia huelga del 8 de noviembre) ha definido como demandas principales de esta Diada la libertad de los presos políticos y el cumplimiento del 1 de octubre.

El acto central se ha realizado nuevamente en la Avenida Diagonal de Barcelona, donde según datos de la Guardia Urbana, la asistencia ha sido de 1 millón de personas. El acto ha contado con la intervención de varias personalidades, como Elisenda Paluzie presidenta de la ANC, Marcel Mauri vicepresidente de Òmnium o Nuria Tarrés, madre de Adrià Carrasco activista del CDR que se encuentra exiliado en Bélgica.

Si bien lo acontecido en Diagonal ha sido el acto central de la Diada, muchos otros se han repartido a lo largo del día por las calles de la ciudad condal. Entre ellos el acto organizado por parte de la izquierda sindical y política (Procés Constituent, Som Alternativa y Les Marxes de la Dignitat). En este acto, donde han participado un centenar de personas, se ha abogado por enfrentar el Régimen del 78, romper toda vía de negociación con el gobierno de Sánchez, y hacer efectivo con la movilización en las calles el mandato del 1 de octubre.

Ha sido en este acto donde los compañeros y compañeras de la Corriente Revolucionaria de Trabajadores y Trabajadoras (CRT) hemos estado presentes, defendiendo la necesidad de una huelga general como único mecanismo para hacer imponer los resultados del referéndum y conseguir la libertad de los presos políticos.

Frente a la “normalidad institucional” que defienden desde la Generalitat, es necesario levantar una alternativa de la clase trabajadora y los sectores populares, que vincule el legítimo derecho democrático del pueblo catalán a definir su futuro político con un programa social que dé respuesta a las necesidades de la clase trabajadora y los sectores populares.

La precariedad, el paro, los desahucios, la degradación de los servicios públicos, sanidad, educación, etc, son tareas que no se pueden llevar a cabo de la mano de la burguesía. De hecho, ni estas demandas sociales ni la propia de hacer efectiva y defender la república, como ya demostraron el otoño pasado.

Las lecciones de organización y lucha del 1 y 3 de octubre han de definir el espíritu de estos próximos meses si queremos que sea realmente un “otoño caliente”. Y entre esas lecciones recoger una clara, la república catalana será de los trabajadores y trabajadoras, o no será.






Temas relacionados

Independencia de Catalunya   /   Autodeterminación de Catalunya   /   Política Estado Español   /   Referendum en Catalunya   /   Diada   /   Catalunya

Comentarios

DEJAR COMENTARIO