ECUADOR

Organizaciones sindicales y populares ecuatorianas marcharon en todo el país a favor de la consulta popular

El Frente Unitario de Trabajadores encabezó una gran columna que demandó una “cirugía mayor” a la corrupción y el restablecimiento de derechos. En Quito, la manifestación llegó hasta la Plaza Grande. Lenín Moreno cada vez más aislado de su partido. Durante la movilización pobladores de Río Blanco y el Movimiento de Izquierda Universitaria se solidarizaron por la aparición con vida de Santiago Maldonado.

Jueves 21 de septiembre | 23:28

Con pancartas contra la corrupción, el autoritarismo, y el reclamo por avances en la consulta popular que impulsa el Ejecutivo, miles se movilizaron en las principales ciudades del país, en el marco de una protesta convocada por colectivos de trabajadores. “Desmontar el aparato institucional correista” es la frase sobre la que confluyen todas las exigencias por la restitución de los derechos perdidos en la década pasada.

La manifestación fue un llamado a nivel nacional de parte del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), y contó con la adhesión y participación de organizaciones de trabajadores, indígenas, campesinos, civiles y ambientales. El Frente Popular, la CONAIE, Yasunidos, y la Comisión Nacional Anticorrupción, son sólo algunos de los variados colectivos que se dieron cita.

La liquidación del Consejo de Participación Ciudadana y el cese de todos los funcionarios que este órgano designó son los dos puntos para la consulta en los que estos actores coinciden con el Gobierno y la oposición de derecha. Desde el Frente Unitario piden además que se incluya la cárcel inmediata, muerte civil y expropiación de bienes para los sentenciados por casos de corrupción; junto a la eliminación de las enmiendas constitucionales que el correísmo aprobó vía Asamblea Nacional dos años atrás.

Representantes de esta agrupación de centrales sindicales vinculadas al PCMLE indican que desactivar las enmiendas de 2015 supone el fin de normativas legales, como la Ley Orgánica de Comunicación, el Decreto 16 -que afecta la libertad de organización-, y la reelección indefinida para cargos de elección popular.

En la región costa hubo movilizaciones en importantes ciudades como Guayaquil, Santo Domingo y Esmeraldas. En Quito se estima que más de 3000 personas participaron de una de las pocas marchas que llegó hasta la Plaza Grande en los últimos años.

Allí enfrente, en el Palacio de Carondelet, algunos dirigentes se reunieron con autoridades del Gobierno para presentar sus propuestas. El ex asambleísta de Pachakutik, Cléver Jiménez, pidió que se nombren “órganos de control independientes y se respete la voluntad del pueblo”.


Avenida 10 de Agosto en Quito, ayer miércoles por la tarde.
Foto: Ecuador Libre Red

En la ciudad de Cuenca, cerca de mil manifestantes transitaron por la calle Simón Bolívar hasta el Parque Abdón Calderón, frente al edificio de la Gobernación del Azuay. "La consulta puede servir para descorreizar las instituciones del Estado y mandar a la cárcel a los corruptos. Llamamos a los trabajadores y sectores populares a continuar vigilantes de que se cumpla la promesa del señor Presidente de la República, queremos que la cirugía mayor a la corrupción se haga realidad", expresó Édison Deleg, presidente del núcleo provincial del FUT.

Caída la noche, el gobernador Xavier Enderica improvisó una suerte de conferencia de prensa, ante el pedido de las organizaciones presentes, quienes le hicieron llegar sus exigencias para la consulta. Este documento incluyó también una pregunta de carácter local, para rechazar la minería en páramos, humedales y fuentes de agua. Esto en relación a la lucha que los habitantes de Río Blanco desarrollan hace meses contra una empresa china en pleno Parque Nacional Cajas.


Pobladores de Río Blanco se solidarizaron por la aparición con vida de Santiago Maldonado. Su protesta frente al campamento de la minera Junefield/Ecuagoldmining se extendió durante 25 días.
Foto: La Izquierda Diario


Desde el Movimiento de Izquierda Universitaria también se sumaron a la campaña internacional por la aparición con vida de Santiago Maldonado.
Foto: La Izquierda Diario

Lenín Moreno avanza con su consulta pese a los obstáculos del partido

Como señalamos en un artículo anterior, el presidente Moreno busca legitimar en las urnas su política de acuerdos con la oposición. Desde que asumió, llevó adelante una agenda con mesas de diálogo que fueron puente hacia sectores históricamente detractores de la “Revolución Ciudadana”.

Los acercamientos provocaron una crisis dentro del oficialismo, entre el Gobierno y el ex presidente Rafael Correa, quien por ahora encolumna al bloque de asambleístas y a la Dirección Nacional de Alianza PAÍS (AP). Esta última ya se había pronunciado a través de un comunicado, advirtiendo que no apoyarán “procesos que respondan a la agenda de la derecha y de los poderes económicos”.

La ruptura entre el partido y el Poder Ejecutivo quedó expuesta en las últimas sesiones de la Asamblea Nacional. Fueron los bloques opositores los que intentaron debatir una declaración a favor de la consulta popular, trabada con los votos negativos de la mayoría parlamentaria del oficialismo.

Hace pocos días Moreno lanzó una grave denuncia contra Correa, tras el supuesto hallazgo de una cámara oculta en el despacho presidencial instalada por el exmandatario, y que no fue notificada tras el traspaso de mando. El bloque de AP votó contra el pedido opositor de llamar a comparecencia al Secretario de Inteligencia y emitir una condena al espionaje.


Con 69 se trabó la discusión en el pleno. Hubo una abstención en el oficialismo: la del empresario mediático Jorge Yunda, quien señaló que “el Presidente es el presidente de Alianza PAÍS”
Foto: El Universo

Las empresas encuestadoras locales aseguran que Lenín Moreno posee una imagen positiva cercana al 80%, aunque su base política se debilita. Para la secretaria ejecutiva de AP, Gabriela Rivadeneira, “la militancia está indignada y renuente a aceptar propuestas que se encuentran alejadas del plan” por el que triunfó en la segunda vuelta de abril.

“El riesgo es que una base política de oposición pueda sumarse coyunturalmente al ejercicio del actual Gobierno. Nuestra base fuerte está proponiendo una serie de acciones que permita al movimiento mantener una independencia del ejercicio del Gobierno”, señaló la también asambleísta nacional. En otras palabras, no existe ninguna propuesta o búsqueda de reconstruir la relación con el Primer Mandatario. Mientras éste llama a combatir la corrupción, los dirigentes de AP lo dejan aislado y dependiente de una consulta popular favorable.






Temas relacionados

Consulta popular   /   Alianza PAÍS   /   Lenín Moreno   /   Rafael Correa   /   Ecuador

Comentarios

DEJAR COMENTARIO