Géneros y Sexualidades

DÍA CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

Este 25 de noviembre, ¡marchemos junto a Pan y Rosas!

Como cada año, este viernes 25 de Noviembre se celebra el Día Internacional contra la Violencia a la Mujer, y desde Pan y Rosas Teresa Flores hacemos el llamado a la organización en todos los lugares de trabajo, universidades y colegios, y poblaciones.

Jueves 24 de noviembre

El 25 de Noviembre, Día Internacional contra la Violencia hacia la Mujer, es quizás una de las fechas más importantes para el feminismo a nivel internacional. Desde 1993, año en que la ONU aprobó la declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer, se conmemora el día en que bajo la lluvia y las manos de la Dictadura, murieron en República Dominicana, las hermanas Mirabal: mujeres líderes de la revolución.

En la década del 60, el país caribeño se mantenía bajo una Dictadura cruel y avasalladora, conocida como “la era de Trujillo”. Fue en ese periodo, donde desde una familia campesina acomodada, dedicada a las plantaciones y la devoción a la iglesia, nacen las hermanas Patria, María Teresa y Minerva Mirabal: mujeres, madres y esposas, líderes de la revolución anti dictatorial dominicana, quienes se convirtieron en una de las amenazas más grandes para el gobierno militar que manejaba al país.

Durante su lucha fueron perseguidas, vigiladas y amenazadas de forma constante por el gobierno y la policía secreta, pero “las mariposas”, como eran llamadas por sus compañeros y posteriormente por todo su país, llegaron hasta las últimas instancias. Dos de ellas fueron apresadas mientras que a las tres se les desmantelaban, incendiaban y requisaban sus casas y terrenos como medida “preventiva”.

Minerva, quien fue la más activa políticamente, rechazó públicamente el acoso producido por el entonces "presidente" Rafael Trujillo, además de ser parte de la creación y dirigencia del “Movimiento 14 de Junio”, el cual luchaba clandestinamente contra el régimen. Luego de permanecer tres meses en la cárcel (donde fueron testigo y víctima de crudas torturas), fueron liberadas, y en una de las visitas que realizaban a la cárcel para encontrarse con sus esposos que seguían en prisión, fueron apresadas nuevamente, golpeadas y ahorcadas por el servicio de inteligencia militar (SIM).

En un principio se dio por hecho que las hermanas Mirabal habían muerto en un accidente, y sus cuerpos junto al de su amigo chofer fueron encontrados dentro de un auto a los pies de un barranco, pero confirmando el montaje, las investigaciones concluyeron que habían sido asesinadas por funcionarios del SIM. Desde el principio sus compañeros de lucha, vecinos y familiares lo habían entendido: El día 25 de noviembre la dictadura de Trujillo le sacó las alas a las Mariposas.

Luego de su muerte, la oposición al gobierno continuó con la pelea en contra del régimen y Rafael Trujillo fue sacado del poder y asesinado seis meses después. Desde allí que las hermanas Mirabal son tomadas como emblema de la lucha contra la violencia a la mujer y contra el machismo.

En Chile y el mundo, las mujeres somos víctimas de la violencia por el simple hecho de ser mujeres. Somos acosadas, menospreciadas y pasadas a llevar por el patriarcado y su legado. Somos víctimas de una herencia machista, la cual se manifiesta con mucha más fuerza en la clase trabajadora, donde las mujeres cuentan con doble jornada laboral, haciéndose cargo del hogar y cumpliendo con el trabajo, sin contar con la disposición de salas cuna o jardines infantiles para sus hijos y recibiendo un sueldo menor que el de sus compañeros hombres realizando la misma tarea.

Es por eso que somos nosotras quienes levantamos la bandera por liberación de la mujer estudiante, trabajadora, militante y pobladora, para así erradicar la violencia machista, construyendo un feminismo clasista e internacional dirigido por las mujeres de clase trabajadora, acabando con el capitalismo desde su base, y así, construir una sociedad socialista, libre de machismo y explotación.

Este 25 de noviembre alzamos la voz y nos organizamos junto a Pan y Rosas Teresa Flores, bajo la consigna #Niunamenos, para que no hayan más mujeres víctimas de femicidios y violaciones, para que no contemos con más muertes por violencia machista y abortos clandestinos, nos organizamos mujeres obreros y estudiantes, para acabar con este régimen dictatorial impulsado por la clase burguesa, que lo único que buscan es llenarse los bolsillos a costa de la explotación de sus obreros y la doble explotación de la mujer.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO