TRIBUNA ABIERTA

Opinión: los medios y la cobertura del Encuentro Nacional de Mujeres

Cómo desde los grandes medios burgueses se ocultó la multitudinaria convocatoria y luego se intentó justificar la represión.

Miércoles 12 de octubre | 13:43

El último domingo, cuando finalizaba en el XXXIº Encuentro Nacional de Mujeres, la policía de Santa Fé desató una brutal represión sobre un grupo de mujeres que formaban parte de la columna que pasaba frente a la Catedral. La vehemencia con que actuaron las fuerzas represivas queda en evidencia en las fotos y videos que muestran que hasta algunos periodistas que cubrían la marcha fueron heridos. Los palos, el gas lacrimógeno y las balas de goma no hicieron diferencias.

A penas ocurridos estos hechos, e incluso al mismo momento, algunos medios burgueses comenzaron a hacerse eco de ello, mientras que algunos sectores de la política expresaban su repudio a través de las redes sociales.

Lo curioso (o no tanto) es que hasta ese momento, la cobertura o las reflexiones sobre el encuentro, el más multitudinario de sus 31 años de historia, había sido casi nula. Salvo, por el trabajo de algunos medios alternativos o algunas expresiones personales a través de las redes sociales, esta inmensa convocatoria fue pasada por alto por la prensa.

Algunas formas en que se presentó la noticia dejaron entrever la intencionalidad de justificar la represión por parte de los medios. Infobae, por ejemplo, nos muestra cómo quedó la ciudad de Rosario luego del encuentro con un catálogo de fotos de pintadas en edificios públicos y hogares como si esto fuera lo más destacado del evento.

Por otro lado, el XXXIº Encuentro Nacional de Mujeres, se vio en un segmento del noticiero de canal 9, el lunes por la tarde, reducido a una réplica del #NiUnaMenos “que terminó con disturbios”, en una forma absolutamente sesgada y tergiversada de presentar las bases del fenómeno como así también la violenta represión sufrida por un grupo de manifestantes y trabajadores de prensa.

Nada se dijo en los medios burgueses sobre la masividad en la convocatoria por la cual más de 60.000 mujeres se acercaron a la ciudad santafesina, de la historia del encuentro, de la carta que se dio a conocer por parte de algunas de las integrantes de la comisión organizadora y que tenía destino público, tampoco se leyó ni se escuchó nada relacionado a los 69 temas que se debatieron en los más de 200 talleres.

Está claro que ni al gobierno ni a los grandes medios monopólicos les interesaba mostrar lo que ocurrió en Rosario este último fin de semana y sólo lo hicieron de forma tendenciosa y ruin para estigmatizar a las mujeres que luchan por sus derechos y así justificar la represión de la policía provincial. De hecho, ningún funcionario salió a dar explicaciones sobre la brutalidad del accionar de las fuerzas del orden.

Sólo desde algunos medios opositores y algunos referentes políticos que gastaron sus 144 caracteres repudiaron la represión del domingo, en una actitud que obviamente compartimos. Aunque hubiese sido interesante que hicieran referencia al encuentro y su alcance antes de que ocurriera ese accionar abominable. Sobre todo porque este tipo de accionar de la policía no es crédito exclusivo del actual gobierno. Lo que siembra dudas sobre la legitimidad del repudio es el claro oportunismo que esto implicó para cierto sector de la hoy resistencia y sus aliados mediáticos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO