Juventud

TERCIARIOS

Operativo Aprender: triunfo de los estudiantes del Nacional de Adrogué

Ayer se levantó la toma contra el Operativo Aprender 2016 en el colegio Nacional de Adrogué. La medida que iniciaron estudiantes secundarios sumó a los terciarios que comparten el edificio. Gran triunfo en defensa de la educación pública.

Lucas Capuano

En Clave Roja - ISFD N° 41

Azul Medina

En Clave Roja - Pan y Rosas - Candidata a consejera escolar por el PTS/FIT en Almirante Brown

Viernes 21 de octubre de 2016 | 16:03

Este jueves, finalmente triunfó el conflicto impulsado por los estudiantes secundarios en rechazo al Operativo Aprender 2016. La toma de la institución comenzó la noche del lunes y rápidamente logró la solidaridad de los estudiantes Instituto Superior de Formación Docente nº 41. Tras impedir que se realice la evaluación, la medida de fuerza se extendió, ante la posibilidad de que intentaran realizarla el 25 de octubre. Además algunos referentes del conflicto fueron amenazados con la expulsión del secundario cuando se levantara la toma.

Ayer por la mañana, el Inspector provincial Carlos Ferrero se acercó al establecimiento manifestando que “no se hacía responsable de la seguridad institucional de los alumnos y que no estaba a su alcance garantizar la no toma del operativo aprender 2016”. Desconocía así un intento de negociación iniciado el miércoles, donde se había comprometido a recibir un petitorio con las demandas de los estudiantes.

Por la tarde se convocó a una asamblea, en la cual asistieron 70 personas. Allí se decidió que, si los funcionarios no se comprometían a garantizar que los estudiantes no sufrirían represalias al volver a clases, la toma seguiría. Terminada la asamblea los estudiantes acercaron un nuevo pedido a Ferrero, que estaba fuera del edificio acompañado por dos directivos del establecimiento y un funcionario municipal. Ferrero leyó el pedido y amparándose en su “incompetencia para garantizar la no sanción a los estudiantes”, no firmó. El clima empezó a ponerse cada vez más tenso. Los estudiantes ya habían mostrado su intención de levantar la medida, sin embargo la actitud provocadora de los funcionarios dilataba el fin del conflicto.

Finalmente se labró una nueva acta, en su mayoría redactada por Ferrero, en la que se hacía responsable frente a una sanción sanción o castigos a los estudiantes. Una vez hecho este compromiso la toma se levantó.

Qué rol jugaron las conducciones de los centros?

Desde el principio, tanto la conducción del centro de estudiantes de secundarios, La Revuelta, como la de terciarios, Educar Es Incluir boicotearon la lucha contra el plan macrista. La Revuelta, en primera instancia se negó a acatar la decisión de tomar el edificio, votada democráticamente en asamblea. El martes por la mañana volvieron acompañados por militantes de otros colegios con la clara intención de generar división entre los alumnos, proponiendo que los terciarios que acompañaban la lucha, no pudieran participar de la asamblea.

Por su parte Educar Es Incluir se manejó de un modo similar. Primero desconocieron la toma, luego participaron y se retiraron, restándole apoyo a los secundarios que seguían la lucha. Luego impulsaron por redes sociales una campaña de desprestigio contra las agrupaciones que participaban de la toma. El miércoles por la tarde se acercaron al instituto en una actitud patoteril con la intención de crear un enfrentamiento entre estudiantes. Cuando comenzó la asamblea, y cada uno podía exponer sus posturas, decidieron retirarse. Reconocían así, que la mayoría de los presentes estaba decidida a bancar a los secundarios. Nuevamente mostraron que los métodos democráticos del movimiento estudiantil no son de su agrado.

Estos vaivenes en las posiciones adoptadas por las agrupaciones peronistas podrían marear a más de uno. Pasaban, en cuestión de horas, de desconocer una toma, a apoyarla para luego iniciar una campaña de desprestigio. Estas agrupaciones repiten el accionar su espacio político desde que Macri llegó a la presidencia. Aunque se declaran opositores al gobierno, todo el arco peronista es cómplice y en algunos casos aplicador del ajuste. Lo demostraron a principio de año con el apoyo al pago a los buitres y con la represión a docentes y estatales en las provincias que gobiernan. Cabe recordar que Educar Es Incluir, hizo campaña dentro del profesorado por el actual intendente Mariano Cascallares. El jefe comunal fue una pieza clave para que Vidal pudiera sancionar un presupuesto ajustador en la provincia. Esta agrupación prosiguió la misma orientación conciliadora con el macrismo, y durante esta semana mostraron que su prioridad es hacer campaña contra la izquierda antes que luchar hasta que se garantice que no se tomaría el Operativo Aprender, ni se sancionaría a nadie.

¿Cómo la seguimos?

Esta semana la comunidad educativa dio un gran pronunciamiento de rechazo al Plan Aprender 2016. A pesar de la tregua de las direcciones sindicales hubo paro activo en seis provincias y boicot en muchos lugares, impidiendo al gobierno hacer un uso serio de los datos obtenidos. El plan del macrismo no pasó la prueba y quedó expuesto su interés privatizador. Su fin era generar información sobre las escuelas para descargar la responsabilidad de la situación de la educación en estudiantes, docentes y familias, desligando al Estado de su rol de garante de derechos.

La toma del ex nacional se dio en este marco de extendida resistencia sumándose a las que ya habían comenzado en otros establecimientos de la zona sur del conurbano bonaerense, como en ENAM y el Instituto Lomas. Con el correr de los días lo que quedó demostrado es que hay disposición a enfrentar las medidas de ajuste del gobierno y que durante meses esta bronca no tuvo canales de expresión. En el momento más álgido del conflicto, cuando las agrupaciones peronistas convocaban a levantar la toma, desde la agrupación La Izquierda Al Frente propusimos impulsar una toma activa. De este modo, permitiendo que se tomen exámenes y se realicen clases públicas podíamos seguir generando el apoyo de más estudiantes del 41 que al enterarse la situación que atravesaban los secundarios no dudaban en solidarizarse.

En el momento más álgido del conflicto, cuando las agrupaciones peronistas convocaban a levantar la toma, desde la agrupación La Izquierda Al Frente propusimos impulsar una toma activa.

Para poder seguir organizándonos en defensa de la educación pública es necesario sacar lecciones de esta lucha y tomar todo lo mejor que nos dejó. Necesitamos un centro que sea independiente del PJ para organizarnos contra el gobierno del PRO. La JP dirige el centro de estudiantes de modo burocrático y antidemocrático. Al vaciarlo de participación lo tornaron obsoleto para enfrentar el ajuste. Necesitamos recuperar un centro con comisiones que impulsen actividades de debate y articule con otros sectores en lucha como los trabajadores del Lucio Melendez que están esperando hace meses una partida para reparar el edificio prometida por Cascallares. Además tenemos que seguir exigiéndole a las direcciones de los sindicatos docentes que rompan la tregua con el gobierno de Macri e impulsen un gran movimiento de lucha en defensa de la educación pública.







Temas relacionados

Operativo Aprender   /    Almirante Brown   /    Terciarios   /    Provincia de Buenos Aires   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO