Mundo Obrero

EDUCACIÓN

Conocé la polémica sobre las preguntas del Operativo Aprender

Docentes y estudiantes denunciaron preguntas en el cuestionario que buscan estigmatizar a la juventud, estereotipan los roles de las tareas domésticas y de no respetar la Ley de Identidad de Género.

Martes 7 de noviembre | Edición del día

Nuevamente el gobierno intentó aplicar en la Ciudad de Buenos Aires y en todo el país, el operativo “Aprender” que consta de evaluaciones estandarizadas y externas en formato de múltiple choise, para los alumnos de sexto grado de la escuela primaria y en quinto año de la escuela secundaria.

Nathalia González Seligra, diputada nacional del Frente de Izquierda del PTS y referente docente del Suteba-Matanza, criticó los cambios educativos que propone el Ministerio de Educación de la Nación a cargo de Alejandro Finocchiaro. En relación al "Operativo Aprender 2017", señaló que “este tipo de evaluaciones no son nuevas, sino que son las mismas que el Banco Mundial impulsó en los ’90 para intentar avanzar en modelos privatistas y excluyentes como los que vienen enfrentando los estudiantes y docentes chilenos, y son el préambulo de las contrarreformas contra el pueblo trabajador que anunció el presidente Macri, como la llamada reforma laboral"
Cabe recordar que el mismo operativo denominado “Enseñar” para los estudiantes de nivel terciario, no se pudo aplicar en la Ciudad por resistencia de los estudiantes y profesores.

Te puede interesar: A semanas de terminar el año lectivo, estudiantes le dicen no al operativo aprender

Las preguntas estigmatizantes a la juventud

Muchos docentes denunciaron por las redes sociales, las polémicas preguntas que se realizaban a los estudiantes. La evaluación pregunta por ejemplo con qué frecuencia los alumnos “roban” y se podía contestar “Siempre, muchas veces, pocas veces o nunca”. En un claro intento de estigmatización y de eludir como estado las diferentes problemáticas sociales que en el aula se expresan. La culpa es del estudiante de al lado.

También hacen referencia a los casos de violencia y acoso entre pares o hacia el docente. Pregunta con cuánta frecuencia los alumnos “molestan a los que sacan buenas notas”, “molestan a los que les va mal o repitieron”, “discriminan por alguna característica personal o familiar”, “insultan, amenazan o agreden a otros compañeros”, o a docentes y “dañan las cosas de la escuela”. No importan las causas.

La cuestión de género, a Marzo

Un estudiante completó: transexual, ya que el ítem que pregunta por la identidad de género con del estudiante dando únicamente dos posibilidades: varón o mujer.

También se critico y calificó como pregunta engañosa sobre la división de las tareas domésticas. En la evaluación se pregunta “Hay tareas que tradicionalmente se consideran para hombres y otras para mujeres ¿cuál de estos dibujos representa esta idea?” Al afirmarlo, naturaliza los roles y contribuye a la continuidad de la estereotipación.

El rechazo se hizo sentir en las escuelas de la Ciudad. La Coordinadora de Estudiantes de Base que agrupa a los estudiantes secundarios, llamó a responder el cuestionario con preguntas sobre Santiago Maldonado y a entregar la evaluación sin el código de barras, para que no pueda ser procesada. En algunos distritos de la zona Sur como el Distrito Escolar 5to el ausentismo fue más del 75%. Familias decidieron no llevar a sus hijos a la escuela o concurrieron con una nota expresa de los padres para que no le tomen esta evaluación. Este rechazo se dio a pesar de la pasividad de la conducción celeste de UTE-CTERA, que se negó a organizar el rechazo de esta evaluación aunque se opuso formalmente.








Temas relacionados

Operativo Aprender   /    Docentes   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO