Política Chile

CARABINEROS

“Operaciones” y “Administración”: Las subdirecciones de la cuestionada institución de Carabineros

El general director de Carabineros, Hermes Soto, impulsa dos subdirecciones para mejorar el funcionamiento policial de la cuestionada institución por fraude al fisco y montajes policiales.

Viernes 6 de abril | 09:43

Según consigna El Mercurio, se trata de una innovación inédita, la mayor que se ha realizado desde 1973. El cambio consiste en “reestructurar” el organigrama de la institución, creando dos subdirecciones en vez de una que concentre todas las funciones. La Subdirección de Operaciones tendrá bajo su responsabilidad la supervisión de todos los servicios policiales del país, es decir, será la encargada de reprimir y garantizar los operativos policiales. Mientras que, la Subdirección de Administración, tendrá a su cargo los servicios de apoyo a la función operativa.

Este plan forma parte de una serie de medidas anunciadas en la víspera a la Comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara de Diputados, entre las que aparecen la creación de tres macrozonas, dividiendo al país entre Arica y La Serena, La Serena a Talca y de Talca a Punta Arenas.

El general director señaló que ya se ha dispuesto a 850 carabineros para funciones operativas, los que antes estaban en el área administrativa. Por ejemplo, los suboficiales de Inteligencia de Temuco fueron traslados a comisarías de La Araucanía.

¿ A qué vienen los cambios en Carabineros?

Según Hermes Soto, el nuevo enfoque de Carabineros será avocado a la prevención del delito y a la disminución las atribuciones de la Dirección de Inteligencia, en la cual estuvo involucrada la cuestionada Operación Huracán. La razón, que la Dirección de Inteligencia no participe en procedimientos penales, otorgando esta función a la Subsecretaría de Operaciones.

Una cuestionada institución al servicio de los empresarios

La última publicación de CIPER señaló la extraña forma en que se realizó el procedimiento de la "Operación Huracán" en una casa secreta de la Unidad de Inteligencia de Carabineros Especiales, en la cual se realizaron escuchas ilegales y hackeo de cuentas de dirigentes mapuche.

Pero no solo ese equipos que contenían información sensible y clave sobre los montajes de los que hoy se acusa al equipo de Inteligencia de Carabineros lograron ser ocultados. La investigación de CIPER descubrió que la segunda sede de Inteligencia de Carabineros en Temuco, la casa de Hochstetter 220, nunca fue allanada. El recinto, al que solo ingresaba un reducido grupo de efectivos, logró permanecer fuera del radar de la atención pública y de los fiscales.

La casa de Hochstetter 220 actualmente está en arriendo, pero pertenece a un reconocido empresario de la región de La Araucanía. Su familia ha encabezado la lucha contra las aspiraciones territoriales de las comunidades mapuche desde la presidencia de la Multigremial.






Temas relacionados

carabineros   /   Política Chile

Comentarios

DEJAR COMENTARIO