Sociedad

ACTUALIDAD

Once millones para remodelación de San Lázaro y regatean dinero de reconstrucción

Remodelan oficinas y estacionamientos que no fueron afectados por el sismo. Así se consienten los diputados, mientras los apoyos gubernamentales para las familias damnificadas por el sismo son insuficientes y en muchos casos ni siquiera han llegado.

Martes 2 de enero | 13:55

Indignante el gasto de más de 11 millones 143 mil pesos en la remodelación de oficinas y estacionamientos de los diputados, mientras muchas familias damnificadas por el sismo siguen sin hogar y hay escuelas cuya reconstrucción incluso se ha descartado, como en algunos pueblos de Xochimilco y Oaxaca.

Fueron dos las licitaciones para la remodelación de los estacionamientos, ambas adjudicada a la empresa JG Construcción, Supervisión y Mantenimiento S.A. de C.V. Dicha empresa ganó el concurso para la remodelación y mantenimiento de oficinas y áreas comunes por 2,583,359 pesos sumado a una primera licitación por 8, 560, 550 pesos.

Esto se suma a 19 millones de pesos para la restauración, reforzamiento y limpieza del escudo nacional de bronce y el mural Pluralismo Político –de 1981- que decoran la fachada de San Lázaro. Según el informe de diputados, el desgaste por los sismos ocurridos durante más de tres décadas debilitaron la estructura y el desprendimiento potencial de alguna pieza constituye un riesgo para los trabajadores y los visitantes de la cámara de diputados.

Mientras tanto, altos funcionarios de los tres niveles de gobierno han dejado de lado los riesgos que existen en edificios con fallas de construcción y materiales de baja calidad, como los edificios colapsados en la demarcación Benito Juárez en la Ciudad de México, el Colegio Enrique Rébsamen y el edificio de Chimalpopoca, en la colonia Obrera.

Tampoco aquellos, ya con daños estructurales posteriores al sismo de 1985, que aun están en pie luego de los sismos de septiembre de 2017, y constituyen un grave riesgo para trabajadores, transeúntes y conductores de transporte.

A su vez, mientras dilapidan millones en remodelaciones que no son indispensables, han hecho del sismo un gran negocio para las constructoras y las instituciones financieras.

Los apoyos para quienes acreditaron pérdida completa de sus viviendas es de sólo $120,000, una cifra que no alcanza para construir y amueblar una casa. Para completar, ofrecen créditos a 9% de interés como si fuera una gran oferta, cuando en realidad están especulando con la necesidad de los damnificados.

Otra evidencia de que los altos funcionarios de gobierno sólo defienden sus privilegios y los intereses de los empresarios.






Temas relacionados

Sismos 2017   /   Cámara de Diputados   /   Sismo   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO