Mundo Obrero

SOLIDARIDAD DE CLASE

Once cooperativistas de una marroquinería de Salta cosen barbijos ad honorem

Ante el primer caso positivo del Covid-19 en Salta, integrantes de una cooperativa del departamento de La Caldera, casi todas mujeres, confeccionan barbijos y camisolines. El control de la producción al servicio de la comunidad.

Viernes 20 de marzo | 14:07

“Somos una cooperativa de Marroquinería de (la localidad de) Vaqueros, departamento de La Caldera (Salta) que ante la demanda y necesidad que hay de barbijos, cofias y camisolines, que necesita un área operativa de la zona, nos pusimos a coser ad honorem”. Así comienza el mensaje solidario que se viralizó ayer en las redes sociales mostrando dos aspectos que los gobiernos y las grandes empresas periodísticas prefieren ocultar. Pone en el centro la crisis nacional por el coronavirus en el sistema de salud nacional y, además, la solidaridad de la clase trabajadora.

Frente a los anuncios de Alberto Fernández, trabajadoras y trabajadores de la salud, del comercio, docentes y de otras áreas económicas ponen en acción sus protocolos solidarios para garantizar que las salitas y hospitales estén abiertos, ninguna familia se quede sin poder abastecerse de insumos básicos para sobrellevar la cuarentena y para que el derecho a la educación sea un hecho.

Todo eso pese a lo que implica el constante vaciamiento en salud, la falta de conectividad y de derechos tan básicos como el acceso al agua, o la inestabilidad laboral que implica no saber cómo hacer para llegar a fin de mes en el marco de suspensiones, despidos y jubilaciones que no alcanzan.

“Somos 11 personas unidas con un solo propósito, nadie nos obliga a hacer esto, lo hacemos por compromiso social, por amor a la humanidad de esas almas que van a estar al frente de todo esto, enfermer@s y doctores, ellos son los verdaderos héroes en estos momentos”, continúa el mensaje, dejando en evidencia que no reciben ayuda del Estado provincial y nacional frente a esta emergencia.

Y así, las trabajadoras y los trabajadores de este taller, en una localidad lindante a la capital salteña, muestran en pequeño el potencial de su fuerza. Como las textiles de Neuquén y los trabajadores del Astillero Río Santiago, que ponen a la clase trabajadora, su creatividad y su solidaridad, en el centro para salir de esta crisis.







Temas relacionados

Pandemia   /    Coronavirus   /    Cooperativistas   /    Cooperativas   /    Solidaridad   /    Salta   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO