Mundo Obrero

La Matanza

Olla popular en Textil Iberoamericana: "O morimos de coronavirus o morimos de hambre"

La empresa debe los salarios desde Enero y dice que no tiene para pagar. El estado nacional, provincial y municipal se lo permite. Y la conducción de los sindicatos SETIA y AOT la dejan pasar. Los trabajadores fueron empujados a salir a las calles para hacerse escuchar. Dicen que con hambre no se pueden quedar en su casa.

José Muralla

@murayeando

Viernes 24 de abril | 22:24

Olla popular en Textil Iberoamericana: "nos morimos de Coronavirus o de hambre" - YouTube

Al mediodía de este viernes 24 empezaron a caer las primeras gotas en Ramos Mejía. Pero el hambre no entiende ni de lluvia ni de cuarentena: los trabajadores de la textil Iberoamericana tuvieron que salir a la calle para reclamar qué le abonen sus salarios que le deben desde enero e hicieron una olla popular.

La patronal dice que como no vende no tiene dinero para pagar. Sin embargo uno de los trabajadores fue claro: “hace 70 años que vienen ganando, hoy que les toca perder un poco, o mejor dicho ganar un poco menos, eligen el hambre de nuestras familias”.

Pero los empresarios pueden cometer estos abusos porque cuentan con dos aliados fundamentales: las cúpulas sindicales y los gobiernos. Ninguno de ellos tienen la más remota idea de lo que es pasar hambre, ya que su heladera está siempre llena.

Podés leer: Son más de 320.000 los trabajadores afectados por despidos, suspensiones y rebajas salariales

Pero la de las familias obreras no. Y sobre ellos quieren descargar las pérdidas que pudiera generar la cuarentena. Pero al igual que los trabajadores del frigorífico Penta, los choferes de colectivos o los trabajadores de las aplicaciones, los obreros textiles de La Matanza dijeron basta y salieron a reclamar. Piden que los escuchen. Y no piden que le regalen nada, sino que se le pague lo que ya trabajaron. Y seguir recibiendo su salario durante una cuarentena que se les impuso.

Cristian, uno de los trabajadores, afirmó: “el gobierno dictó una cuarentena obligatoria en la que corresponde que nos paguen, pero la empresa lo está violando y nadie le dice nada”. Mirtha, la madre de uno de los obreros señaló el destino que marcan los empresarios y el gobierno para los de abajo: “o nos morimos por coronavirus o nos morimos de hambre”, porque con hambre y sin ingresos no pueden sostener la cuarentena en sus casas.

Te puede interesar: La bronca que no puede silenciar el chantaje de Alberto

Los sindicatos qué deberían defenderlos no se hicieron presentes. Ninguno de los dos gremios a los que están afiliados los trabajadores de Iberoamericana: ni el Sindicato de Empleados Textiles de la Industria y Afines (SETIA) ni la Asociación de Obreros Textiles (AOT). Como señaló Sebastían, uno de los trabajadores: “ellos dicen que tienen la ‘cultura del diálogo’: la patronal hace lo que quiere y ellos dialogan, los trabajadores estamos pasando hambre y ellos siguen dialogando”.

La olla popular fue convocada por un grupo de trabajadores independientes debido a que ninguno de los dos sindicatos textiles ni el Ministerio de trabajo dio respuesta a sus reclamos. Esta fue la primera de varias acciones que piensan hacer hasta ser escuchados y cobrar lo que se les debe.

Quiénes sí se hicieron presentes de manera solidaria fueron las docentes del Suteba La Matanza, trabajadores ferroviarios, de las aplicaciones, vecinos autoconvocados contra la Ceamse y organizaciones de izquierda cómo el PTS en el FIT, Partido Obrero, MST, Izquierda Socialista, Partido Obrero (tendencia), PSTU y otros. También vecinos de la fábrica, como Florencia que se acercó a traer su apoyo y aportar algunos alimentos.

Como venimos mostrando en La Izquierda Diario la situación de los trabajadores y el pueblo pobre se viene agravando cada vez más, pero el gobierno atiende sólo los reclamos de los empresarios, de los poderosos. Pero la clase trabajadora se está hartando de sentir el hambre propio y de sus familias mientras los empresarios continúan en la opulencia, y empieza a salir a las calles o a hacer sentir sus reclamos por las redes sociales.

Es urgente terminar con los despidos, suspensiones, reducciones salariales. Como también es urgente un salario de cuarentena para quienes se quedaron sin ingresos, en base a cobrar impuestos extraordinarios a las grande fortunas.

Desde La Izquierda Diario estamos a disposición de los trabajadores y todos aquellos que quieran organizarse para que esta crisis no la paguemos nosotros.

Te puede interesar: Nicolás del Caño: “No hay razones para que el Congreso no sesione"







Comentarios

DEJAR COMENTARIO