Sociedad

CRISIS SOCIAL

Ocupación de tierras: Berni y Massa criminalizan a quienes sufren el déficit de viviendas

Las ocupaciones de terrenos - y viviendas en menor medida - vienen en aumento. Millones de personas no tienen cómo ni dónde vivir y recurren a medidas desesperadas. Conocé cómo responde cada fuerza política a esta problemática.

José Muralla

@murayeando

Martes 1ro de septiembre | 23:48

Fotos | Enfoque Rojo

La ocupación de terrenos y viviendas es uno de los emergentes de la profunda crisis económica y social que está atravesando la Argentina. Algo que, con la cuarentena que privó de sustento a la gran mayoría de trabajadores informales, empeora día a día.

Qué hacer ante esta situación es uno de los debates de la semana en la política argentina. La derecha política y mediática exige responder con el Código Penal en la mano. Los referentes de la coalición gobernante dan declaraciones exponiendo sus matices entre un ala punitivista -que tiene a su disposición todos los micrófonos- y un ala progresista. El Frente de Izquierda -como lo planteó en la noche de este martes Nicolás del Caño- propone un impuesto a las grandes fortunas destinado, entre otras cosas, a dar salida a esta grave crisis.

Antes del comienzo de la cuarentena ya había en Argentina más de 4 millones de personas con serios problemas habitacionales. Mientras, la especulación inmobiliaria mantiene desocupadas aproximadamente dos millones y medio de viviendas. Otro problema que afecta al derecho constitucional a la vivienda es la concentración cada vez mayor en menos manos, a la vez que aumentan la cantidad de inquilinos. En el año 2001, el 11% de la población alquilaba. Para el 2010 aumentó al 16% mientras para el 2020 más del 20% de la población no cuenta con vivienda propia.

En lo que sigue mostraremos un panorama de las diferentes propuestas y posturas ante esta situación. Miles de personas ocupan terrenos vacíos improvisando viviendas con palos, lonas, bolsas de nylon y cartón. La crisis de falta de vivienda es otro de los problemas estructurales que han quedado expuestos con la pandemia, por más que intenten taparlo con el Código Penal.

“El derecho a la vida, a la libertad y a la propiedad privada son innegociables”

Esta frase podría pertenecer a cualquiera de los exponentes de Juntos por el Cambio que llenaron todos los medios y redes sociales pidiendo mano dura. Que apuraron al oficialismo bonaerense y nacional, exigiendo se pronuncien claramente sobre este problema. Como lo hizo el intendente de Vicente López, Jorge Macri, quien expresó: “La necesidad de algunos, no puede generar el caos en todos. El problema de la toma de tierras, lejos de desaparecer, hoy se agrava frente al silencio y la inacción.

La posición del Gobierno es urgente para tener un lineamiento claro ante las crecientes tomas. Es importante tener un Estado presente que proteja lo que cada uno de los argentinos se ganó con su trabajo y lo que el Estado posee que es de todos”.

Habría que explicarle al intendente macrista que “algunos” pocos son en realidad los dueños de viviendas y terrenos ociosos. Y que quienes sufren problemas de vivienda son por lo menos 4 millones. Por lo que su frase está exactamente al revés: la propiedad de unos pocos, afecta al derecho a vivienda de unos muchos.

Pero la frase que titula este apartado no pertenece a ningún macrista sino al cuestionado Ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni. La desaparición forzada de Facundo Astudillo Castro - y todos los casos de gatillo fácil, torturas y privación ilegítima de la libertad a manos de la bonaerense - ya nos muestran que piensa este personaje sobre el derecho a la vida y a la libertad. Por lo tanto, lo único que defiende es el derecho a la propiedad privada.

Te puede interesar: Berni contra los pobres: “El que toma tierras en la provincia irá preso”

Durante una aparición televisiva en TN (¿casualidad?) señaló que hubo 315 intentos de tomas en la provincia, dejando un saldo de 258 detenidos. Más temprano, en Radio Rivadavia había expresado que “es un delito que está organizado; detrás de la necesidad habitacional aparecen vivos que se organizan para ver cómo sacan provecho”, y por lo tanto quien tome un terreno “irá preso”. Evidentemente la violación por parte del Estado durante décadas del derecho a la vivienda de amplios sectores no es un problema para Berni. Pero si alguien intenta conquistar su derecho negado, automáticamente se transforma en un delincuente para el funcionario.

Con la misma línea dura salió otro referente del Frente de Todos. El tigrense Sergio Massa señaló por su parte: "Lo primero que creo es que el Estado tiene que hacer cumplir la ley y si hay gente tomando tierras, los tiene que desalojar.” Nuevamente habla como si el derecho a una vivienda digna no fuera ley: para quienes le falta, que sigan esperando o vayan presos. Para quien le sobra, respuesta urgente.

Pero fue aún más allá. Además, señaló que el oficialismo está pensando en quitarles los derechos sociales a quienes ocupen terrenos: "Es muy probable que inclusive evaluemos la posibilidad de que aquel que realice una toma de tierras se le caigan todos los beneficios que le da el Estado, como la Asignación Universal por Hijo (AUH), el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), porque si no es ’hago lo que quiero’.”

Es decir, propone que quien está privado de su derecho a la vivienda, sea también privado de su derecho a la alimentación, a la vestimenta, a la salud. Porque quienes reciben esos “beneficios” son trabajadores informales y desocupados, que viven al día haciendo changas, y por la cuarentena se vieron privados de conseguir su sustento diario. Pero castiga no sólo a quienes ocupen tierras, también a sus hijos, quitándoles la AUH. Algo que está reñido con los más elementales principios del derecho, ya que las personas poseen derechos por ser personas, no por hacer lo que Sergio Massa disponga.

Los discursos progresistas que caen al sostener a Berni

La Ministra de Seguridad de la nación Sabrina Frederic señaló que "la presión y la conflictividad se traduce en tomas de tierras en diferentes lugares del país, en el sur en particular y en el gran Buenos Aires, pero ese no es un tema de Seguridad". Luego agregó que "es un tema de déficit habitacional y una presión por un mercado de tierras que hay que paliar con soluciones que se anticipen a los problemas".

En un sentido similar se pronunció el Gobernador de la provincia de Buenos Aires Axel Kicillof. Señaló que "ya tuvimos reuniones con intendentes. No todas las situaciones son iguales. Que hay necesidad es innegable. Queremos reconocer ese derecho desde el Estado. Queremos ver cada caso particular. Es difícil implementar grandes programas en medio de una pandemia. No prejuzgo. Hay que darle una solución".

Te puede interesar: Brutal represión con balas de goma y gases lacrimógenos a familias sin vivienda en Solano

Luego realizó un anuncio sin fecha: "Ni bien podamos vamos a anunciar los planes de viviendas. La pandemia demora las posibilidades porque ni siquiera se puede autorizar la construcción".

Pero mientras Kicillof anunciaba que iba hacer un anuncio, Berni hablaba sobre los hechos: “Los bonaerenses tienen que estar tranquilos. El que hace una toma va a ir preso. El Gobernador me dio una misión muy clara para defender los intereses de los bonaerenses”. El gobernador, al sostener al ministro que la madre de Facundo Castro pide que renuncie, avala los hechos. Entonces no importa lo que Axel escriba con su pluma, si a Berni le da la espada.

Quienes tienen vulnerados sus derechos necesitan una respuesta urgente

Este martes, la sesión en la Cámara de Diputados se demoró por los chantajes de Juntos por el Cambio. Como denunció el diputado nacional por el Frente de Izquierda Unidad Nicolás Del Caño, sobre la comisión de labor parlamentaria: “Mucha gente se preguntará qué estuvimos discutiendo siete u ocho horas, si hubo algún debate sobre cómo se va a resolver el problema sanitario que hoy afronta la gran mayoría de la población, que está en una situación crítica realmente”. Y la respuesta es que no, porque las necesidades del pueblo trabajdor están ausentes de la agenda de los bloques mayoritarios.

Al final de su intervención, y refiriéndose a las declaraciones de Sergio Massa que citamos anteriormente, el diputado señaló que “van en consonancia con declaraciones de referentes de Juntos por el cambio, que hay que quitarle la asistencia social como el IFE o la AUH” y por eso “rechazo fuertemente esas declaraciones, porque el Estado viene incumpliendo la misma Constitución que dice que se le tiene que garantizar el derecho a la vivienda digna. Y hay tres millones de personas que en Argentina no tienen una vivienda digna”.

También le respondió a Sergio Berni, pero no sólo por sus dichos sino por sus hechos, ya que el 31 de agosto reprimió brutalmente una ocupación de terrenos en Quilmes: “un fanático de reprimir a los sectores populares”.

Finalizó señalando que “hay que garantizar el derecho a la vivienda, no se puede plantear la represión como única respuesta”, “las ocupaciones de tierra responden a la búsqueda a través de la acción directa de esas familias que no tienen vivienda - porque el Estado a través de los distintos gobiernos se lo ha negado - de hacerse de ese derecho. Porque los derechos no se mendigan, señor presidente, sino que se conquistan con la lucha del pueblo trabajador”.

En este sentido, hasta el momento el único proyecto que propone una salida urgente a estos problemas acuciantes es el impuesto a las grandes fortunas presentado por el Frente de Izquierda. Afectando las riquezas de los sectores más pudientes que representan 0.15% de la población, se podría garantizar un ingreso de emergencia de $30.000 para todos los que estan privados de ingresos. Y un plan de construcción de viviendas para empezar a solucionar una deuda que el Estado tiene con la población hace décadas: el acceso a una vivienda digna.

Te puede interesar: Impuesto a las grandes fortunas: qué dicen los dos proyectos presentados en el Congreso







Temas relacionados

Impuesto a las grandes fortunas   /    Desalojos   /    Derecho a la vivienda   /    Represión policial   /    Vivienda   /    Provincia de Buenos Aires   /    Sociedad   /    Urbanismo

Comentarios

DEJAR COMENTARIO