Mundo Obrero

Ocultan casos de Covid-19 en las oficinas de PAMI de Quilmes

Silencio oficial por parte de la obra social ante semejante hecho negligente. El slogan “cuidar a nuestros mayores” del gobierno quedan en puras palabras vacías.

Miércoles 3 de junio | 18:42

Foto| CPB Noticias

Mientras los casos de Covid-19 van en aumento en la provincia de Buenos Aires y la localidad de Quilmes es uno de los municipios más afectados por la pandemia con 661 casos confirmados según informa hoy el gobierno municipal, la obra social para jubilados y pensionados no escapa a ello.

En los últimos 10 días se conocieron, hasta el momento, dos casos positivos de coronavirus y varias personas se encuentran en aislamiento preventivo hasta conocer el resultado de los hisopados, entre ellos los principales funcionarios jerárquicos la Dirección regional de PAMI y de la agencia ubicada en la calle Lavalle como así también trabajadores administrativos, personal de enfermería y del área de limpieza.

Los contagios se habrían producido durante la campaña de vacunación realizada junto al municipio que comanda Mayra Mendoza, por lo que se supone que personal municipal también habría estado en contacto estrecho. Sin dejar de mencionar a los afiliados y afiliadas con los que se mantuvo contacto, no solo en los centros donde llevaron a cabo la vacunación, sino también en aquellos en donde entregaron mercadería correspondiente al mes de febrero (dicho sea de paso), lo que sería un hecho de suma gravedad de resultar positivos los casos que se aguardan.

Según lo manifestado por algunos trabajadores de la institución, la información llegó de manera informal, a través de mensajes de texto, sin contar, hasta el momento, con ningún comunicado oficial por parte de la dirección de PAMI ni del municipio. Ni siquiera el personal de Pami que mantuvo contacto con las personas afectadas en las distintas oficinas fue informado de dicha situación en tiempo y forma.

Cabe señalar que al mismo tiempo que se oculta esta información tan sensible en plena pandemia mundial, desde la Dirección ejecutiva de Quilmes, apenas realizó la desinfección de los lugares de trabajo sin realizar los controles pertinentes a todo el personal presente, instando a los trabajadores a continuar con sus tareas en las oficinas, incluso convocó a empleados que se encontraban en su domicilio.

A dos meses del inicio de la cuarentena y con el aumento de los casos en la zona, los trabajadores de la obra social denuncian la falta de entrega de insumos de seguridad e higiene de forma regular, como pasó en algunas agencias de la zona donde no recibieron insumos durante un mes. Situación que se repite en varios establecimientos dependientes del Instituto.

Lo que sí fue permanente, desde el inicio de la gestión de Luana Volnovich, fue el nombramiento de personal jerárquico a lo largo del país, incluso durante la cuarentena. Sabiendo del riesgo que implicaba el virus para los adultos mayores, no se implementó desde la dirección nacional de la obra social ningún plan de contigencia económico ni alimentario. Prioridades a la vista.

Siendo la obra social que atiende al sector de la población con mayor riesgo de contagio, es inadmisible el ocultamiento de la Dirección regional de Quilmes sobre los casos positivos, poniendo en total riesgo no solo al personal sino a la población adulta mayor, uno de los sectores más castigados no solo por la pandemia sino como variable de ajuste de todos los gobiernos.







Temas relacionados

Covid-19   /    Mayra Mendoza   /    PAMI   /    Quilmes   /    Provincia de Buenos Aires   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO